sábado 23 de marzo de 2019 | 05:35
Columnas

La sociedad dice: la Guardia Nacional no es el remedio para detener la violencia en México

@jlca007 vie 15 feb 2019 00:21
El gobierno de AMLO tiene en la seguridad pública, quizá el reto más urgente e importante de su mandato.
El gobierno de AMLO tiene en la seguridad pública, quizá el reto más urgente e importante de su mandato.
Foto propiedad de: Internet

 

La opinión generalizada entre los participantes en el llamado parlamente abierto sobre la creación de la Guardia Nacional es en el sentido de que dicho cuerpo es una manera disfrazada de la militarización del país y de que será insuficiente, como todos sus antecedentes inmediatos, para combatir eficazmente al crimen organizado para frenar la violencia en el país.

Crear la Guardia Nacional es una medida que trae un tufillo de mesianismo como varias de las propuestas que ha planteado el presidente López Obrador.

Lo grave es que en este caso no se está poniendo en juego el pago millonario que se hará por la cancelación del aeropuerto de Texcoco o la decisión de mandar el avión presidencial a una especie de basurero chatarra en Estados Unidos.

Lo que está en juego es la seguridad de los mexicanos y con ello el mensaje que se manda a los inversionistas extranjeros con los índices del riesgo país que cada vez es más alto en nuestro país.

Esta semana en el Senado de la República comenzó el parlamento abierto sobre la Guardia Nacional. Legisladores, organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil participan en un diálogo cívico que independientemente del resultado final, lo legitima.

 

En el parlamento abierto que se lleva a cabo en el senado hay enérgicas voces en contra de la creación de la Guardia Nacional.

Así se han manifestado los integrantes del colectivo Seguridad Sin Guerra que está integrado por decenas de Ong´s, investigadores y especialistas en seguridad pública, quienes fueron en gran medida los responsables de llevar a la Suprema Corte de Justicia el tema de la ya extinta Ley de Seguridad Interior.

 

Todas estas posturas en contra fortalecen a la oposición, en donde el PRI está tratando de asumir el liderazgo con Miguel Ángel Osorio Chong, quien aseguró que no están totalmente en contra de la conformación de la Guardia Nacional, pero pretenden defender de manera conjunta una contrapropuesta a la minuta enviada por los diputados.

Se propondrían modificaciones a cuando menos tres artículos de la minuta y se pone en riesgo la reintegración del artículo 4, que reclamó el presidente Andrés Manuel López Obrador y que tiene que ver con permitir de forma temporal a las Fuerzas Armadas las tareas de seguridad pública, esto mientras se conforma y capacita a los integrantes de la Guardia Nacional.

Mientras tanto México continúa atrapado en una espiral de violencia que parece no ceder, y que incluso amenaza con aumentar, estados como Guanajuato, Michoacán y Baja California padecen sus consecuencias con una ola de homicidios y ejecuciones.

 

El gobierno de AMLO tiene en la seguridad pública, quizá el reto más urgente e importante de su mandato.

López Obrador enfrenta el complejo reto de disminuir la tasa de asesinatos más alta de su historia, luego de que se anunciaran unas cifras estremecedoras de homicidios acontecidos en 2018 que reflejan un aumento del 15 % con respecto al año anterior.

 

Las miles de víctimas de homicidio doloso ocurridos en México reflejan que la estrategia para combatir la violencia adoptada desde hace dos sexenios ha sido dramáticamente fallida.

Lo anterior obliga al presidente López Obrador a tomar medidas en las que la polémica Guardia Nacional y el combate al robo de combustible dejen de ser temas de reclamos sociales para poner en operación una estrategia de resultados y honestidad en el ejercicio de esa responsabilidad.

 

EN TIEMPO REAL

1.- Miguel Ángel Osorio Chong declara que durante su gestión como encargado de los organismos de seguridad en el sexenio de Peña Nieto que en ese lapso se les fugó el Chapo Guzmán pero que lo recuperaron. Ahora asegura el hidalguense que la Guardia Nacional no eliminará fácilmente a las organizaciones criminales que tienen asolado al país.

 

2.- La organización obrera que ha creado Napito es más charra que cualquiera de las que tienen la CTM o la CROC. El líder minero charro que es Napito, es muy complaciente con la forma en que su compañero de partido el senador Armando Guadiana, explota como esclavos a los trabajadores que tiene en sus minas de carbón en la zona de Sabinas en Coahuila.

 

 3.- La solución del candidato de Morena a la gubernatura de Puebla puede dar un giro inesperado si la aferrada de Yeidckol Polenvsky insiste en sacar a Miguel Barbosa como abanderado para esos comicios extraordinarios. De salirse con su necedad la Polenvsky, pudiera ser que los priístas le ofrecieran la candidatura al senador Alejandro Armenta, con el apoyo del PVEM y de Movimiento Ciudadano.