martes 16 de julio de 2019 | 04:31
Columnas

¿Por qué es necesaria una estrategia de prevención social de la violencia en México?

@carmenjuliagdl lun 11 feb 2019 19:22
La violencia y el delito precisan de una estrategia multisectorial que atienda las distintas causas que la generan
La violencia y el delito precisan de una estrategia multisectorial que atienda las distintas causas que la generan
Foto propiedad de: Internet

 

La violencia es un fenómeno que se ha venido exacerbando en los últimos años, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, México cerró el 2018 con más de 33,000 homicidios dolosos, la cifra más alta desde que empezaron los registros en 1997.

Para atender la crisis de violencia e inseguridad que lacera la vida de las y los mexicanos es indispensable que el ejecutivo federal plantee una estrategia enfocada en las causas que propician la violencia y la delincuencia, que fije con claridad los objetivos, las metas y las acciones, así como los indicadores y herramientas de evaluación.

La violencia y el delito precisan de una estrategia multisectorial que atienda las distintas causas que la generan, debe contar con anclaje comunitario, así como involucrar a las policías locales, ya que al tener arraigo territorial, cuentan con información valiosa sobre los problemas comunitarios, lo que permite generar esquemas de intervención basados en información de primera mano.

Cabe señalar, que  el gobierno federal  recién presentó la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, en donde se plantea una reestructuración de los criterios de distribución de los recursos federales en materia de seguridad, sin embargo, el rubro de la prevención no se contempla como algo prioritario, ya que solo destina un 5% del presupuesto para su desarrollo.

Por otra parte, es un hecho, que las intervenciones reactivas, las que llevan a cabo tanto el ejército como las policías locales, son necesarias ante el clima de inseguridad y violencia, recordemos por un momento, la gran cantidad de armas que circulan en nuestro país, de acuerdo con la organización Small Arms Survey; hay alrededor de 16 millones 800 mil armas legales e ilegales.  Las acciones de reacción y prevención del delito son necesarias para contener los embates de un crimen organizado cada vez más violento y nos pueden dar resultados a corto plazo, sin embargo, lo que nos proveerá de los elementos para transitar a una cultura de la paz, es una estrategia enfocada en la prevención social de la violencia, ya que lo importante es incidir en los factores de riesgo y las causas vinculados a los actos de violencia y delincuencia. Este proceso tiene que ser visto como algo a mediano y largo plazo, los cambios estructurales se dan a fuego lento, ya que dependen de otros factores, en este caso el desarrollo social y económico, pero en definitiva tenemos que apostarle a generar estas alternativas y estrategias paralelas a las acciones reactivas.

Así entonces, para transitar de un estado de violencia a uno de paz y tranquilidad, se tiene que implementar una política pública de prevención social de la violencia y la delincuencia que privilegie el bienestar humano, que promueva una cultura de la paz basada en la equidad y el respeto a la integridad física y emocional, la cohesión social y la participación ciudadana.

Para que los esfuerzos del ejecutivo federal por generar la pacificación del país rindan frutos, las acciones de prevención social de la violencia tendrán que establecerse y llevarse a cabo de forma paralela a las acciones de militarización que se reflejarán en la Guardia Nacional.

*Carmen Julia Prudencio González es diputada de mayoría por el distrito 9 de Jalisco, por el Partido Movimiento Ciudadano

@carmenjuliagdl

[email protected]