martes 16 de julio de 2019 | 04:26
Columnas

Once Varas. Se llama terrorismo

@obedc lun 11 feb 2019 09:13
Por lo visto los delincuentes no le temen a la autoridad:
Por lo visto los delincuentes no le temen a la autoridad:
Foto propiedad de: Internet

Los malos recuerdos del atentado contra el Casino Royale, ocurrido en el verano del 2011, volvieron a revolotear en las memorias de los regiomontanos el viernes pasado, luego de que un comando de sujetos encapuchados le prendió fuego al restaurante de cabrito El Gran Pastor.

Curiosamente tanto restaurante como casino se encuentran en la misma zona (y a pocas cuadras de distancia entre sí) en la colonia San Jerónimo de Monterrey.

Han pasado casi ocho años desde el atentado que le costó la vida a 52 personas, entre las que figuraba una mujer embarazada.

Pero los regiomontanos no hemos recuperado ni el aliento ni la seguridad, por lo visto.

Jefes de policía han ido y venido.

Algunos de los culpables de la masacre del Royale ya pagan con condenas de cárcel, pero la sociedad insegura y macabra que nos tocó vivir, parece ser la misma. Si acaso más salvaje.

Por lo visto los delincuentes no le temen a la autoridad: Ambos atentados fueron cometidos a plena luz del día, uno en la tarde y otro temprano en la mañana.

¿Dónde está la reacción inmediata de las autoridades?

¿A qué horas comienzan a perseguir a los delincuentes?

¿Dónde están los jefes de las policías?

[email protected]

@obedc