martes 19 de febrero de 2019 | 08:20
Columnas

Gobernar con base en prejuicios

@maloguzmanvero lun 11 feb 2019 06:30
No se requieren ni Calzonzin ni Godinez, se requieren servidores y funcionarios públicos comprometidos y con conocimiento de lo que se debe y se puede hacer. Y eso incluye al primer mandatario de la nación
No se requieren ni Calzonzin ni Godinez, se requieren servidores y funcionarios públicos comprometidos y con conocimiento de lo que se debe y se puede hacer. Y eso incluye al primer mandatario de la nación
Foto propiedad de: internet

 

“Cuando era niño, hablaba como niño, pensaba y razonaba como niño. Pero cuando me hice hombre, dejé de lado las cosas de niño. Así también en el momento presente vemos las cosas como en un mal espejo y hay que adivinarlas, pero entonces las veremos cara a cara.” Primera carta a los Corintios 13:11-13 Saulo de Tarso

 

 

Muchos dichos, pocos datos

“Lo menos que podemos hacer, en servicio de algo, es comprenderlo.” Ortega y Gasset

Andrés Manuel es un maestro en lo referente a dichos; suelta uno un día, seguido de otro al día siguiente. Gracias a ellos esquiva la terca realidad. Y es que pocos llevan la cuenta y son aún menos quienes la demandan.

El caso más emblemático es la cancelación del NAICM, del cual aún no se conoce cuánto y por cuánto tiempo se tendrá que pagar. Eso sin contar las pérdidas/ganancias esperadas por haber tenido un aeropuerto de primer mundo.

Tampoco ha dado a conocer los costos de haber transportado combustible en pipas en el desabasto de enero; o de dónde salieron los 5 mil millones de pesos otorgados a los “maestros” de la CNTE.

Ni hablar de las pérdidas incurridas a raíz de que dicho grupo de gamberros tomara las vías del ferrocarril en Michoacán (¿más de 20 mil millones de pesos, 3 millones de toneladas de mercancía sin transportar, 351 vagones varados?).

Se desconoce si los fondos —antes de la agencia de promoción turística— alcanzarán para la construcción del tren maya y cuánto se destinará a través de los consulados y embajadas a promover México, ya sea en turismo y en atracción de inversión extranjera.

La peor: ¿cuáles han sido los resultados exactos -además de 128 muertos- de la guerra contra el huachicol? 

¡Qué rápido olvidamos! ¡Qué poca transparencia exigimos de la honestidad valiente!

Ante las preguntas incisivas de cuánto, cómo, dónde, por qué y para qué, AMLO responde con un —cada vez menos— simpático dicho y nosotros seguimos sin conocer los datos. Eso sí que cansa ganso.

 

“Yo tengo mi propia información”

No vemos las cosas como son, las vemos como somos.” Eduardo Caccia

Ahí no para el asunto. Cuando a Andrés Manuel se le confronta con números, resultados e impactos, resuelve toda situación con un “yo tengo mi propia información”. Información que hasta el momento nadie conoce más que él. No ha utilizado ninguna de su mañaneras, ni aprovechado ninguno de sus recorridos por el país para presentarla y difundirla. Y es que no la tiene, ni la tendrá. Total, no hace falta; los seguidores ahí siguen y la popularidad crece.

Nunca se le ha pedido conozca todos los datos, pero de ahí a que desdeñe la información y evaluaciones recabada/generadas por años, hay mucho trecho. Eso sí, recortes al INEGI; ignorar padrones de la otrora Sedesol...

 

Hacer de un caso, la generalidad

“Una golondrina no hace primavera.” Dicho popular

Quitarles el apoyo gubernamental a las estancias infantiles porque en menos del 2% de todas las auditadas por la ASF se detectaron inconsistencias. Acusando, entonces, a todas de corrupción. Proponiendo dar el dinero a cada familia; ignorar estudiar los incentivos perversos e inconsistencias que eso traerá... Si algo sirve, no vale destruirlo todo a nombre de un solo caso (tirar al niño con el agua sucia) por un caso.

Si considera que por participación del EMP (Estado Mayor Presidencial) mataron a Luis Donaldo Colosio, no debiera juzgar a todo un cuerpo de élite por lo ocurrido. Que disminuya el EMP, pero él es el presidente de todos los mexicanos y requerimos que lo cuide el ejército, no un grupo de personas contratadas por un restaurantero.

Así, el presidente historiador (Enrique Krauze) “lee” la historia de una manera muy prejuiciosa, y de esa misma manera gobierna.

El costo de los prejuicios

¿Y por qué miras la mota que está en el ojo de tu hermano, y no te das cuenta de la viga que está en tu propio ojo? Lucano 6:41

Gobernar con base en prejuicios —más allá de las ocurrencias— resulta no solo miope, sino también mucho muy costoso.

Por el prejuicio arraigado desde que era jefe de gobierno del DF, AMLO desechó cualquier nuevo análisis sobre el NAICM; los costos a pagar son aún incalculables. Por el prejuicio de creer solo en sus amigos Jiménez Espriú y Riobóo, no escuchó a especialistas y expertos en aeronáutica.

Por el prejuicio de descalificar a la prensa cada vez que piensa diferente a él o exhibe un error de su equipo, es capaz de desdecirlos y después quedar como mentiroso (Wall Street Journal, “México importó menos combustible”).

Por el prejuicio de que el avión presidencial no debía estar en suelo mexicano, tenemos que pagar de estacionamiento en algún aeropuerto de California más de 400 millones de pesos anuales.

Por el prejuicio de su equipo de no contratar a profesionales en la materia, un grupo de secretarios expertos en otros menesteres, compraron las 600 pipas que violaron la norma dictada por la SCT.

Por el prejuicio de que una “conciencia tranquila” se encuentra por encima de la ley, la norma se cambió y ahora tenemos 600 pipas más inseguras en las carreteras.

Por el prejuicio de que su ejemplo arrastra y no se requiere más, la gente no siguió sus consejos, ni la ley, se burló del ejército ahí desplegado y hemos sufrido una de las peores tragedias en número de muertos por robo de huachicol.

Por su prejuicio de dialogar con los de la CNTE, en lugar de ejercer la ley, Michoacán esta semi parado.

Por el prejuicio de que por la buena voluntad se logra más que por la ley, han estallado 47 huelgas y los despidos serán tremendos.

Por su prejuicio de no escuchar razones, más de 310,000 niños perderán la oportunidad de estancias infantiles seguras, profesionales y su cuidado podrá ser vulnerado.

Por su prejuicio —y el de algunos de sus allegados izquierdistas más cercanos— en favor de Maduro, y lo que alguna vez representó Chávez, adopta la versión más cerrada y arcaica de la Doctrina Estrada.

Calzonzin inspector o el gobierno godinez, ¿qué es peor?

Errar es humano, pero más lo es culpar de ello a otros.” Baltasar Gracián

El equipo de Andrés Manuel, ni Calzonzin ni Godinez, culpan a otros de sus errores y despiden a mansalva. No es que otros sexenios no despidieran, pero a todo el personal del SAT en diferentes estados, seguían en sus puestos al menos en los doce últimos años. Son personas profesionales en su trabajo y que no se corrompían. Verdaderos servidores públicos.

Errores fáciles de evitar como consultar un libro de historia patria o ya de a perdis Wikipedia. En la secretaría de Cultura confundiendo el 5 de febrero con la batalla de Puebla (de mayo). No solo eso, dijeron que la información era falsa para después salir y aceptar que fue un error (y que aparte trataron de vernos la cara). Mientras, Sedena publicando que Madero sólo fue presidente por 12 días…

Una secretaria quien cantinfleó sobre la declaración patrimonial de su colega, antes de publicarla en su totalidad y frenar las dudas e interrogantes.

Un ingeniero agrónomo quien no sabe nada de PEMEX, siendo su director y es tan “aprendiz” que ni siquiera lo acepta.

Un secretario de Hacienda a quien se le “ocurrió” que los abuelos cuiden a los nietos…

Una secretaria del Medio Ambiente, que no ha iniciado, ni pensado, o realizado ningún estudio de impacto ambiental sobre una de las obras emblemáticas del actual sexenio como es el tren maya.

No se requieren ni Calzonzin ni Godinez, se requieren servidores y funcionarios públicos comprometidos y con conocimiento de lo que se debe y se puede hacer. Y eso incluye al primer mandatario de la nación.