domingo 17 de febrero de 2019 | 12:52
Columnas

Calderón después de la guerra, quiere fundar un partido

@jlca007 mar 22 ene 2019 05:39
Después de ser los grandes causantes de la división y el eventual declive del PAN, ahora Margarita Zavala y Felipe Calderón salen con la gitanada de fundar un nuevo partido político.
Después de ser los grandes causantes de la división y el eventual declive del PAN, ahora Margarita Zavala y Felipe Calderón salen con la gitanada de fundar un nuevo partido político.
Foto propiedad de: Internet

El expresidente Felipe Calderón y su esposa, Margarita Zavala, dieron ayer el primer paso para regresar a la política nacional al registrar ante el INE un nuevo partido político conservador, llamado México Libre.

El nuevo partido pretende “restaurar la política” y “construir el bien común más que conquistar el poder”, dijo ante la prensa, la excandidata presidencial Zavala, quien liderará la formación política.

Después de ser los grandes causantes de la división y el eventual declive del PAN, ahora Margarita Zavala y Felipe Calderón salen con la gitanada de fundar un nuevo partido político.

No pocos de sus excompañeros y parte de la ciudadanía se han burlado de la puntada de la expareja presidencial, pues actualmente no tienen poder de convocatoria, ni para una partida de póker.

Hace unos meses, Felipe Calderón expresó en su lastimera carta de renuncia que la destrucción de la democracia interna en el PAN, se ha hecho a través del uso indebido de los recursos que recibe el partido y el acceso inequitativo a la base militante.

Recalcó que se le condicionan los apoyos políticos a legisladores, alcaldes y gobernadores electos de Acción Nacional, a quienes se les amenaza con el aislamiento y el abandono si no se ponen al servicio del consorcio que ahora manipula Marko Cortés, que no es más que una réplica de Ricardo Anaya, pero más gris.

Aunque quizás a Calderón se le podría estar subestimando.

Repudiados los Anaya, los Creel, los Zapata y demás miembros del estercolero anayista, puede que tal y como sucedió cuando se convirtió en el candidato a la presidencia en 2006, momentos en que el transa de Santiago Creel era el gran favorito de Vicente Fox y esposa Marta Sahagún, y por quienes muchos habían apostado y financiado, como la maestra Elba Esther Gordillo.

Calderón y Zavala saben muy bien que se encuentran en un momento clave para la conformación de una oposición que pueda hacer la diferencia, sobre todo ahora que Morena se enfrenta a sus primeras diferencias internas, las cuales seguirán creciendo conforme se acerquen los tiempos políticos.

El PRI dividido y endeudado con una sola carta que es Alejandro Moreno, el PRD prácticamente en etapa terminal y el PAN enfrentando una grave crisis de unidad e identidad, le da sentido al deseo remoto en sus posibilidades de Calderón de construir un nuevo partido político.

Lo cierto es que hay algunas entidades donde el matrimonio Calderón – Zavala sigue contando con bases.

Son militantes expanistas quienes los apoyarían para cumplir los requisitos que exige la autoridad electoral para la fundación de un partido, mismos que deben cubrirse este mes de 2019, ya que la siguiente oportunidad será hasta el año 2025.

Por ejemplo, en Jalisco con el exgobernador Emilio González; en Baja California con Ernesto Ruffo; en Chihuahua con Javier Corral; así como Querétaro, San Luis Potosí y Veracruz, estados en donde existen bases y militancia panista de hueso colorado que probablemente apoyen la iniciativa de Calderón de constituir un nuevo partido.

Además, se les pueden sumar los inconformes con el panismo de Ricardo Anaya, Marko Cortés y su compañía.

 

Pero, en fin, de buenas intenciones está empedrado el camino del señor.

EN TIEMPO REAL

 

1.- El Congreso del Estado designó al exalcalde de Puebla, Guillermo Pacheco Pulido, como gobernador interino de la entidad, quien ayer en una ceremonia solemne, tomó protesta ante el legislativo.

La postulación de Pacheco Pulido generó controversia no sólo por su relación en el caso de la periodista Lydia Cacho, luego de que en ese tiempo era el titular del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, sino también porque un testigo protegido en el caso del exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, lo relacionó con el tráfico de drogas.

 

Sin embargo, se presume que el priista contó con el respaldo de Morena por su cercanía con el excandidato a la gubernatura Luis Miguel Barbosa.

2.- Una ola de rechazo e indignación en todo México generó la propuesta de toque de queda de la diputada local por Morena en Veracruz, misma que se reflejó a través de las redes sociales. Ana Miriam Ferráez Centeno consideró que la mejor manera de acabar con los feminicidios es que las mujeres no salgan de sus casas después de las 10 de la noche.

 

Ante esto, Ana Miriam Ferráez Centeno fue cuestionada si no sería mejor exigir a las autoridades que hagan su trabajo para mantener seguras a las mujeres, en lugar de prohibirles salir de sus hogares para "no exponerse", a lo que la diputada respondió:

"Lo están haciendo, sin embargo, desde el 2017 que se emitieron las alertas de géneros, no ha habido una reducción. Yo nada más propongo, ¿por qué no?, como mujeres protegernos, no salir nocturnamente”.

De pena ajena.

 3.- Contrastan las nuevas dirigencias de la Cuarta Transformación con los funcionarios que los anteceden.

Ayer se dieron a conocer dos noticias, la primera que el director anterior del Conacyt, Enrique Cabrero, contaba con una cocina industrial y un chef de planta dentro de las instalaciones de este organismo descentralizado.

Y la segunda, el novelista Paco Ignacio Taibo II, delineó la política que seguirá al frente del Fondo de Cultura Económica, una institución que, dijo, cambiará desde hoy. Los elevadores, que antes sólo paraban en el despacho del director, ahora se detienen en todos los pisos y el estacionamiento es libre para todos los empleados del Fondo. Libros más baratos y más producción editorial mexicana, es la máxima de la nueva dirigencia.