miércoles 19 de junio de 2019 | 07:02
Columnas

Las Tandas para el Bienestar, una muy buena apuesta para generar igualdad

@rickypedraza jue 17 ene 2019 13:41
El programa impulsado por el gobierno de López Obrador me parece una idea genial
El programa impulsado por el gobierno de López Obrador me parece una idea genial
Foto propiedad de: Internet

¿Cómo conseguir un préstamo cuando no se tiene historial crediticio? ¿Cómo iniciar un pequeño negocio cuando no se tiene el dinero para invertir en lo necesario para iniciarlo? ¿Cómo salir de una situación donde no se tiene dinero y lo que se gana de jornalero no alcanza para sostener a la familia?

 

Muchas preguntas y todas se centran en conseguir el capital inicial para arrancar, crecer o madurar un negocio. Las Tandas para el Bienestar no son una idea nueva, de hecho, es un negocio muy lucrativo para los que pueden prestar dinero a los que no tienen una historia crediticia.

 

Micropréstamos

En México y en el mundo hay negocios que se dedican a los micropréstamos. Curiosamente las personas de nivel socioeconómico bajo son muy responsables y buenos pagadores. Hace tiempo, una persona que trabajó en este tipo de negocios me mostró las tasas de repago de los que solicitan este tipo de préstamos y era de arriba del 80%. Los intereses que se cobran en los micropréstamos son altos pues son préstamos a corto tiempo. Esos intereses cubren las posibles pérdidas y dan buenas ganancias a los propietarios de este tipo de negocios.

 

Este tipo de negocios ayuda a las personas que quieren hacer la diferencia y que no tienen la fortuna de tener dinero para iniciar sus negocios. Digamos que pueden ser la base para que el dañado tejido social de nuestro país empiece a reconstruirse.

 

Kiva

Kiva es un organismo social sin fines de lucro que se dedica a hacer micropréstamos a las personas del estilo de los inversionistas, pero sin buscar una ganancia. Su base principal son las donaciones que hacen los miembros de esta red. Yo “invertí” 50 dólares americanos hace 10 años y siguen en el sistema, ayudando a personas a desarrollar sus ideas de negocio.

 

Como “prestamista” uno elige a quién se le va a prestar de una selección de personas y negocios alrededor del mundo. El repago del préstamo es lento, pero de alguna manera seguro. Según el tipo de negocio, el país y la persona se tiene un tiempo de repago del préstamo. Como en todo préstamo, muchos pagan, otros tal vez no. El riesgo de prestar dinero.

 

Las Tandas para el Bienestar

El programa impulsado por el gobierno de López Obrador me parece una idea genial. Prestar dinero a personas que no lo pueden obtener por otros medios para que desarrollen sus ideas de negocio es la mejor manera que las diferencias entre los niveles socioeconómicos sean menores.

 

Seguramente habrá personas que no estén de acuerdo porque pudiera parecer que están regalando dinero. Otros creen que el gobierno se está convirtiendo en beneficencia y que les están dando dinero a quienes no trabajan. Nada más fuera de la realidad, no es una aportación gratuita y es un préstamo sin intereses que sirve para ayudar a los que no tienen oportunidad de conseguir un financiamiento para empezar un negocio lo tengan.

 

Indicadores

Será importante que el dinero que otorgue este programa tenga una serie de indicadores que evalúen su impacto en las sociedades donde se implementa y el retorno del préstamo para poder ayudar a más personas. Habrá que vigilar a las personas que pudiesen aprovecharse de este programa ilícitamente y castigarlos de las maneras correspondientes.

 

Esperemos que los resultados de este programa sean los ideales para que se pueda expandir y apoyar a que más personas se conviertan en generadores de empleos y que esto mueva la economía.

 

Si se logra empezar a mover a la base de la pirámide de una manera efectiva, los cambios en el país deberían reflejarse en el mediano plazo.