jueves 18 de abril de 2019 | 10:37
Columnas

Reforma: ¿ser más papistas que el Papa?

@maloguzmanvero mar 15 ene 2019 07:40
¿De parte de quién los golpes mediáticos basados en frivolidades contra una funcionaria de la Ciudad de México?
¿De parte de quién los golpes mediáticos basados en frivolidades contra una funcionaria de la Ciudad de México?
Foto propiedad de: internet

 

“Un año más sus pasos apresura;/ un año más nos une y nos separa;/ un año más su término declara/ y un año más sus límites augura./ Un año más diluye su amargura;/ un año más sus dones nos depara;/ un año más, que con justicia avara/ meció una cuna, abrió una sepultura./ ¡Oh! dulce amigo, cuya mano clara/ en cifra de cariño y de ternura/ la mía tantas veces estrechara!/ Un año más el vínculo asegura/ de su noble amistad, alta y preclara./ ¡Dios se lo otorgue lleno de ventura”. Salvador Novo

 

¿Política o Moda?

La columna “Circuito Interior” del diario Reforma, del día de ayer lunes 14 de enero, comenta dos temas y uno se presta más a una columna de cotilleo y moda que a la seriedad que se acostumbraba en dicho diario.

Más de la mitad de la columna fue destinada a criticar a Paola Félix Díaz, recién nombrada, por Claudia Sheinbaum, titular del Fondo Mixto de Promoción Turística de la Ciudad de México. 

Se le cuestionó, ni más ni menos, que por su forma de vestir. Que si sus tacones; que si su bolsa. ¿Es cierto?, ¿tiene dinero para comprarlos y usarlos?, ¿no puede hacerlo?, ¿por qué?

“El estilo nunca estará fuera de moda”. Hugo Boss

Definitivamente Andrés Manuel ha pedido austeridad a la ciudadanía y a sus colaboradores. 

La forma de vestir de él no sigue el último grito de la moda. Lo cual no se refleja en Poncho Romo, Esteban Moctezuma, Olga Sánchez Cordero, etc. Ellos usan y gastan en ropa buena. Nadie ha cuestionado las corbatas de Romo, los trajes de Moctezuma o los trajes sastres de doña Olga. Son sabidos tanto el sueldo de la ex ministra, como los negocios en la iniciativa privada de Romo. Esteban ha estado en gobierno y en la IP y tampoco su dinero es mal habido.

Por ende, sería bueno que los redactores de Reforma, se enteraran primero que Paola Félix y su familia tienen las finanzas necesarias para gastar en ropa lo que deseen. Seguido, debieran conocer un poco más de moda (pídanle auxilio a Guadalupe Loaeza) pues ni eran tacones de 17 mil, ni el modelo de bolsa en cuestión…

Claro que la ciudadanía se enoja cuando esos lujos provienen de un enriquecimiento ilícito de los funcionarios públicos o miembros de sindicatos y partidos políticos. Pero ¿por qué la inquina de Reforma?

Hay que saber vestir

Cada lugar requiere un tipo de vestimenta. No porque lo diga el libro de Carreño, puede ser por comodidad o por estar correctamente vestido en el lugar y momento adecuado.

Nada tan ridículo como un abrigo de visón en una boda a medio día en Cuernavaca o unos tacones en terracería. Así, lo que era el diario que firma como “el corazón de México”, hoy se dedica a las superficialidades de la vestimenta de una recién nombrada funcionaria pública. Cuando es preferible conocer los recursos que posee a través de su declaración patrimonial y no que oculte lo que tiene…

 

Más papistas que el Papa (más 4T cuando les conviene…)

Cuando le conviene, Reforma exige más austeridad que el mismo Andrés Manuel. Si Paola Félix posee de forma honesta y disfruta la ropa de marca, ¿tiene que volverse hipócrita en su vestir? No. Caer en esa falacia textil, no sería austeridad y tampoco sería cierto. 

¿Qué les molesta de Paola Félix, que la única forma de “golpearla” es a través de su vestimenta? ¿A qué intereses responde Reforma que, con esa nota, busca pinchar con tijeras de sastre y olvidar lo que de verdad importa: el atraer más turismo a “mi Ciudad que es Chinampa”, a nuestra gran Ciudad de los Palacios, que nos sigue sorprendiendo, que podemos y debemos presumir?