jueves 18 de abril de 2019 | 10:38
Columnas

Los saboteadores internos de la #4tTransformación… (y otra de casineros)

@alexiabarriosg lun 14 ene 2019 16:11
 López Obrador ha hecho un llamado público de atención a provocadores de su propio partido que empañaron su acto público dando rechiflas al gobernador de Guerrero.
López Obrador ha hecho un llamado público de atención a provocadores de su propio partido que empañaron su acto público dando rechiflas al gobernador de Guerrero.
Foto propiedad de: Internet

 

Nadie en su sano juicio quiere que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador fracase. Por eso debemos apoyarlo, generar las sinergias ciudadanas para que, desde nuestra propia trinchera, la transformación del país se conduzca con seriedad, profesionalismo y en el marco de un nuevo pacto democrático. Esto lo tienen muy claro distintos actores, medios y periodistas, intelectuales y académicos con acceso a medios de todas las corrientes ideológicas y simpatías políticas.

 

El plan contra el huachicoleo, sin duda, es el primer paso concreto de la política de seguridad y de recuperación del control de la principal paraestatal del país. De ahí que el llamado a la unidad del país alrededor del presidente de la República no sea gratuita, sino necesaria. El crimen organizado ha permeado la vida pública del país a niveles inauditos y en Pemex está el ejemplo más palpable y claro. Son momentos que no requieren más confrontaciones entre mexicanos; los tiempos de campañas electorales ya pasaron, esto lo ha repetido Andrés Manuel López Obrador una y otra vez.

 

Sin embargo, el mensaje no lo tienen claro muchos dirigentes de MORENA, de sus voceros voluntarios en medios afines, a ciberactivistas de la 4T y plumas que han hecho uso de la denostación, del linchamiento, del cobro de agravios, de prolongar la confrontación un estilo de vida. En lugar de aprovechar la oportunidad para conciliar y sumar, siguen acusaciones contra los críticos, disidentes y opositores, que por ahora no se han traducido en violencia física, pero esto no tardara en estallar de continuar así.

 

“No hay nada más peligroso que un pendejo con iniciativa”, una frase citada ya anteriormente que cuentan que les espetó don Leandro Rovirosa, entonces gobernador de Tabasco, a uno de sus operadores que creía que era necesario que él se vistiera de héroe atacando a un “enemigo” del gobernador.

 

“Cuídate de los pendejos con iniciativa” es la frase más recurrente para un político profesional. Y esto aplica para los súper delegados, funcionarios de primer y segundo nivel federal que han actuado con una carga de soberbia propia de quien ha ganado una batalla callejera. Repiten y presumen los 30 millones de votos como si fueran propios, siendo dicha legitimidad la obtuvo nada más Andrés Manuel López Obrador.

 

Bueno, pues tómenlo en cuenta porque el presidente López Obrador ha hecho un llamado público de atención a provocadores de su propio partido que empañaron su acto público dando rechiflas al gobernador de Guerrero. El regaño viene a cuento porque en el primer acto de presentación de la política social a las zonas marginas del país, como lo es la Montaña de Guerrero, es indispensable la alianza con Héctor Astudillo, y en lugar de operar a la altura de las circunstancias, un acto republicano parecía más un mitin de porros.

 

En la conferencia mañanera de este 14 de enero, Andrés Manuel reconoció que en su partido aún existen líderes que actúan de esa manera… “algunos quieren cobrarse esos agravios y promueven esos abucheos; yo soy de ayer y llevo ya algún tiempo en esto, entonces sé cuando se trata de un acto espontáneo y una provocación montada. Entonces, como dicen los jóvenes, ya chole con eso (…) Imagínense, voy con una autoridad, con un invitado a un acto mío, y lo maltratan; me molesta mucho eso.”

 

El 3 de octubre de 2018, en el Centro de Convenciones de Acapulco, Andrés Manuel López Obrador, fue claro, duro y directo:  "Amílcar tiene la indicación de ser muy respetuoso del gobernador. Quien manda por voluntad del pueblo de Guerrero en este estado es el gobernador Héctor Astudillo y ser muy respetuoso de eso, no se trata de crear un poder paralelo, un poder dual, no”, subrayó el Presidente de México.

 

La oferta más grande de la “4ª Transformación” es por un cambio de régimen y de comunicación política. Lamentablemente no todos los dirigentes de Morena lo han entendido. Y peor aún, creen que con sus acciones ayudan al Presidente cuando sucede todo lo contrario. Pero el titular del Ejecutivo federal no estará siempre dispuesto a enmendarles la plana y corregir sus errores, pues tendrá que echarlos antes que éstos “pendejos con iniciativa” echen a perder su trabajo y su proyecto de gobierno.

 

POSDATA:

La sospechosa corrupción del fin de sexenio de Enrique Peña Nieto.

 

El fin del 2018 presentamos una amplia investigación sobre el régimen de juegos y sorteos en México, la descontrolada proliferación de casas de apuestas, las violaciones laborales en que incurren la mayoría, los presuntos grupos preponderanes, la necesidad de una auditoría a la gestión de los directores de SEGOB en este sector y a la urgente atención por cuestiones de seguridad, blanqueo de capitales y otros vicios que no han sido subsanados.

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto se otorgaron 233 autorizaciones, de acuerdo con información otorgada vía transparencia. En el documento se advierte que 40 de ellos se dieron de baja. Por esta razón, tuvimos una respuesta favorable de la subcoordinadora parlamentaria de Morena en la Cámara de Diputados, Tatiana Clouthier de que este tema sería abordado en comisiones próximamente.

 

Pero resulta que apenas estábamos en este asunto, cuando la página de SEGOB de la Dirección de Juegos y Sorteos se actualizó y nos dimos cuenta que el 15 de noviembre de 2018, al cierre del sexenio, se amplió el permiso para Administradora Mexicana del Hipódromo por 15 años (empresa dominada por los fondos buitre que tienen control de la española Codere) que ni tardos ni perezosos comenzaron a presumir dicha prórroga como si fuera un aval del actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador, cuando hay denuncias graves de corrupción documentadas también por revista PROCESO.  También ganaron Operadora de Coincidencias Numéricas, Petolof y Espectáculos Deportivos de Occidente, con permisos para abrir 30 salas de apuestas.

 

Más aún, Comercializadora de Juegos de la Frontera, que posee los Big Bola tiene permiso para seis casinos más. Esta empresa es de los hermanos Rodríguez Borgio, quienes en el pasado fueron vinculados a denuncias por huachicoleo en su Grupo Gasolinero Mexicano, y que sorpresivamente su investigación fue cerrada.

 

Un nuevo jugador apareció con un permiso: de Discos y Producciones Premier, ligado a Grupo Multimedios, que opera Milenio Diario. Espectáculos Deportivos Occidente (empresa radicada en Jalisco representada por José Francisco Aguirre Daw), 34 casinos; Grupo TV Azteca de Salinas Pliego, un permiso para casino y, una empresa de la que nadie sabe nada, Superjuegos Robin, un casino para operar en Chihuahua.

 

El actual director de Juegos y Sorteos de Gobernación, Juan Gabriel Coutiño Gómez, ex presidente del Tribunal Superior de Justicia de Chiapas, tiene fama de buenas bases jurídicas, pero desconocimiento total del sector de las casas y juegos con apuestas en México. Es momento de que ponga orden, bajo asesorías profesionales, y evitar que la corrupción del fin de sexenio sea un mal comienzo para su gestión.