lunes 25 de marzo de 2019 | 11:00
Columnas

Criptocracia.Puntos básicos sobre el combate al huachicol

@evillanuevamx sáb 12 ene 2019 22:14
¿Por qué no se abren los ductos de PEMEX y se combate al mismo tiempo el huachicol?
¿Por qué no se abren los ductos de PEMEX y se combate al mismo tiempo el huachicol?
Foto propiedad de: Internet

El huachicol o el combustible ilegalmente obtenido ha sido uno de los pilares sobre los que se sostiene la red de complicidades que, en buena medida, financia el statu quo. El combate a ese fenómeno de corrupción por el gobierno federal ha generado diversas interrogantes, que habría que despejar. Veamos.

Primero. ¿Por qué no se abren los ductos de PEMEX y se combate al mismo tiempo el huachicol?

Porque hay una lucha frontal del gobierno del presidente López Obrador que requiere revisar y cerrar los puntos abiertos de extracción, principalmente de gasolina. Conviene decir que la red de ductos se encuentra desplegada en casi 13 mil kilómetros del país. Ello, por consecuencia,  representa una tarea muy amplia. Para mitigar ese proceso de identificación y cierre de esos puntos ilegales de extracción se ha decidido transportar la gasolina por vía terrestre de manera transitoria. Por analogía, no se puede hacer una cirugía de corazón abierto permitiendo que el paciente haga simultáneamente su vida diaria. 

Segundo. ¿Por qué no se planeó el objetivo para evitar afectar a la ciudadanía?

Porque el actual gobierno federal no sabía de la magnitud del problema de corrupción que heredó, el cual representa más de 66 mil millones de pesos del pueblo mexicano, lo que equivale al presupuesto de egresos del estado de Michoacán, por ejemplo, lo que requería actuar rápidamente para atacar ese problema justo cuando se ha puesto en práctica una política de austeridad. Hubiera sido una contradicción reducir el gasto del Estado y dejar que el robo de combustible se combatiera “poco a poco”.

Tercero. ¿Por qué se actúa con opacidad? ¿Por qué no se transparentan las estrategias para mantener informada a la sociedad?

Porque en un operativo de esta naturaleza, el sigilo provisional es de vital importancia para el éxito del objetivo. Si se informa en estos momentos todas las estrategias operativas se pondría sobre aviso a presuntos implicados en perjuicio del cumplimiento de la ley. Este operativo encuentra fundamento legal en lo dispuesto en las hipótesis normativas previstas en el artículo 113, fracciones  I, VII, de VIII, IX, XI. XII y XII de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública. En otras palabras, se actúa con la ley en la mano y esa información deberá hacerse pública cuando hayan desaparecido las razones que justificaron su clasificación como reservada. 

Cuarto. ¿Pero no está obligado el gobierno a realizar un índice público de qué información ha sido clasificada?

Sí, el artículo 102 de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública establece esa obligación, pero otorga un plazo de seis meses, razón por la cual el gobierno federal no ha caído en ningún incumplimiento porque está dentro del plazo que la ley le permite.  

Quinto. ¿Por qué buena parte de los medios hablan del “desabasto” y no de la principal batalla en estos primeros días del nuevo régimen (que no sólo gobierno) de lucha contra la corrupción?

Porque se respeta el ejercicio de la libertad de expresión, incluida aquella que refleja realidades parciales o mentiras completas, por irresponsabilidad ética o porque el nuevo régimen ha reducido sustancialmente los recursos destinados a los medios y a las “consultorías” de gran parte de la comentocracia que había hecho un pacto de complicidad con el gobierno anterior y ven la oportunidad de ajustar cuentas con la actual administración federal. 

Sexto. ¿El hecho de que el diario The Wall Street Journal ha puesto al descubierto que se ha reducido la importación de gasolina no supone un acto de negligencia o de abierta intención del nuevo régimen para generar desabasto?

Por supuesto que no. La disminución de las cantidades importadas de gasolina había venido dándose de tiempo atrás y seguirá disminuyendo a mayor velocidad porque se reducirá la necesidad de gasolina que ilegalmente el huachicol había generado, razón por la cual es una buena noticia para la sociedad mexicana porque reducirá la dependencia del extranjero y fortalecerá la satisfacción de la demanda con combustible mexicano.

Séptimo. ¿No es un acto de fe lo que pide el presidente López Obrador al no transparentar las estrategias del operativo de referencia?

No, porque está claro cuál es el objetivo y transitoriamente, por las razones ya expuestas en el punto tres, la ley la permite guardar sigilo para asegurar que el objetivo llegue a buen puerto.

Octavo. ¿Por qué no se han visto detenidos ni culpables cuando todos sabemos quiénes están involucrados? 

Porque el derecho reclama sancionar a quienes se les pueda probar una conducta ilícita, con independencia de que pudiera haber la percepción general de quiénes son o debieron ser corresponsables por acción u omisión, a efecto de respetar el debido proceso. Recuérdese el Michoacanazo de @FelipeCalderon donde todos los implicados salieron libres por falta de pruebas o los casos de Granier y Javier Duarte que han ido perdiéndose en tribunales por errores procesales del Ministerio Público.  

@evillanuevamx

[email protected]