miércoles 19 de junio de 2019 | 07:08
Columnas

Aguilar Camín es el Ricardo Alemán de los intelectuales orgánicos

@jlca007 vie 11 ene 2019 05:14
Héctor Aguilar Camín
Héctor Aguilar Camín
Foto propiedad de: Internet

 

“El carácter orgánico del intelectual depende, pues, de los lazos más o menos estrechos que unan a la organización de la cual él es miembro con la clase que representa.” Antonio Gramsci.

 

 

Leo con cierta flojera una columna de Héctor Aguilar Camín donde aprovecha el espacio que tiene, bien pagado supongo, en el diario Milenio propiedad de mi amigo Francisco González, para lanzar un inocuo ataque a Federico Arreola.

 Ataque que Aguilar Camín, con la candidez que lo caracteriza, aspiró a convertirlo en una venenosa venganza.

 

Aguilar Camín siempre ha sido calificado por comunicadores e intelectuales como un personaje orgánico umbilicalmente ligado a Carlos Salinas de Gortari.

A continuación una cita de la afirmación anterior:

“Piensa mal y acertarás

Héctor Aguilar es autor de la novela "Morir en el Golfo", ambientada en el mundo de la producción petrolera, los sindicatos le acusaron de escribirla por encargo del poder.

 

Políticamente a Héctor Aguilar Camín se le ha relacionado con el muy cuestionado presidente Carlos Salinas de Gortari, quien gobernó México entre 1988 y 1994. Si bien el escritor reconoce su simpatía por Salinas, declara en cambio que las acusaciones son falsas.

 “Yo nunca tuve con Salinas una colaboración política ni una complicidad personal en términos de trabajar para él. Rechacé tres propuestas suyas de colaboración con su gobierno, pero en el rumor periodístico y en el litigio político acabé siendo presentado como un asesor áulico de Salinas, como un colaborador secreto de sus más oscuras maquinaciones, como su amigo íntimo y confidente"

 

Salinas a un colaborador : “Te sumas a la cruzada pública en mi contra y hago público el cheque que te envié como lo hice con Héctor Aguilar Camín”

 Texto publicado el año pasado en [email protected] que perfila con gran exactitud el carácter de intelectual orgánico de Aguilar Camín, el ofensor de Federico Arreola en Milenio.

 Dice Aguilar lo siguiente en su ininteligible ataque y su más sospechosa motivación para hacerlo en su espacio de Milenio:

 

“La verdad y la prensa

Los registros de ejecuciones que el diario Reforma lleva desde el año 2008 tuvieron un desmesurado aumento de 65 por ciento durante el primer mes del nuevo gobierno. El diario publicó la cifra en su primera plana.

Provocó una reacción oficial previsible: el Presidente negó la cifra, y una reacción oficiosa inusitada. El director del Sendero del Peje (SdP), Federico Arreola, escribió en su cuenta de Twitter: “Señores de Reforma: el punto no es la verdad o la mentira, sino el golpe bajo tan pinche contra Andrés Manuel”.

Sin duda que las cifras de Reforma fueron un “pinche golpe bajo contra el presidente López Obrador”.

 En esa edición de Reforma en la que destaca una lectura de la incidencia delictiva que califica como mayor con AMLO que la que tuvieron sus antecesores, fue algo de tan mala leche como la que tiene Aguilar Camín al llamar a SDPnoticias como El Sendero del Peje, cabezal que hace años tuvo el portal que ahora bajo otra inscripción comercial conserva las siglas pero no con sus anteriores significados.

 

Aguilar Camín seguramente leyó también la columna de Arreola en la que da cuenta de la encuesta de SDP donde Salinas de Gortari resulta ser para la opinión pública el primer expresidente que debería encarcelar López Obrador.

 

Después le siguen Peña, Calderón, Fox y muy al final Ernesto Zedillo.

 

Esa encuesta presumo que no fue del agrado de Aguilar, convertido en sus columnas en el Ricardo Alemán de los intelectuales orgánicos por su manifiesto antilopezobradorismo, ni tampoco debió ser del gusto, obvio, de Carlos Salinas.

 Para achacarle a López Obrador la culpa de la incidencia imparable de los homicidios que se cometen en México a causa de la absurda y tonta guerra que inició para legitimar su muy dudoso triunfo electoral en las presidenciales del 2006, se requiere que transcurra un tiempo pertinente en el ejercicio del poder para enjuiciarlo tan prematuramente como lo hizo Reforma a solo poco más de 30 días de haber iniciado su gestión presidencial.

 

Lo que dijo Arreola de que el de Reforma fue un ataque pinche a López Obrador es periodísticamente cierto.

 Lo que dice Aguilar Camín en contra de Arreola son, sin duda, unos ataques tan inocuos como pinches.

 

EN TIEMPO REAL

 

1.- Ahora son las centrales de abasto que, afiliadas a la Conacca que preside el Ing. Ramiro de Jesús Cavazos, las que han publicado un manifiesto que advierte que, en solamente tres días, de no resolverse el problema del desabasto de gasolina, se empezarán a descomponer miles de toneladas de alimentos perecederos en lugares como León, Aguascalientes, Guadalajara, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas.

Una consecuencia más que enlista a las que ha provocado la impensada decisión de combatir el huachicoleo con una estrategia de segundo nivel.

 

 2.- La cátedra de los abogados mexicanos organizados en varias barras o colegios, se han pronunciado extraoficialmente a través de algunos de sus más distinguidos integrantes en favor del Maestro Bernardo Bátiz para que se convierta en el primer Fiscal General de nuestro país.

 

 Sin embargo, el que ha crecido en sus expectativas para convertirse en Fiscal General es el actual encargado de la PGR Alejandro Gertz Manero. ¡El senado a trabajar!

 

 3.- Ulises Ruiz anuncia para el 18 del presente mes una conferencia que dictará sobre los partidos políticos en México en un hotel de la zona de Polanco en la CDMX.

El tenaz político oaxaqueño se sigue manifestando porque en el PRI se realicen cambios de fondo que regresen a la militancia de ese partido a los miles que lo han abandonado por sentirse marginados por el manejo sectario y patrimonialista que le han dado y que trajo como consecuencia la estrepitosa derrota de julio pasado.