domingo 24 de marzo de 2019 | 10:20
Columnas

La final esperada: América vs Cruz Azul

@rickypedraza vie 14 dic 2018 15:58
Al ser un partido que se llevará a cabo en un estadio donde administrativamente Cruz Azul será local pero el América es el dueño de la cancha , muchas personas se pueden sentir alienadas pues los lugares que regularmente ocupan para ir a ver al América estarán ocupados por el otro equipo.
Al ser un partido que se llevará a cabo en un estadio donde administrativamente Cruz Azul será local pero el América es el dueño de la cancha , muchas personas se pueden sentir alienadas pues los lugares que regularmente ocupan para ir a ver al América estarán ocupados por el otro equipo.
Foto propiedad de: Internet

Un juego ríspido de esperar y esperar fue lo que vimos anoche los que tuvimos la oportunidad de ver el partido entre América y Cruz Azul sin necesidad de pagar la irrisoria cantidad por la que cobraban uno de estos boletos para ver el juego en el estadio en la reventa. Lo más emocionante del juego fue al final donde el portero del América, Agustín Marchesin, encargó a alguna persona de la banca del Cruz Azul por alguna tontería que escuchó y no le agradó.

 

Tecnología desperdiciada

La liga está implementando el sistema VAR (Video Assistant Referee por sus siglas en inglés) donde en jugadas donde el árbitro tenga una duda puede requerir a este sistema que tiene varias cámaras que pueden ayudar a tomar una mejor decisión cuando tenga una duda.

 

Ayer a varios de nosotros incluyendo a los comentaristas de Televisa que fue donde vi el partido, nos pareció que hubo un par de jugadas donde se debió utilizar el VAR y el árbitro central decidió no utilizar esa tecnología. El problema con ese tipo de jugadas es que la televisión evidencia el error que tuvo el árbitro y también exhibe la soberbia de este personaje al no apoyarse en algo que es totalmente legal. Fue un partido sin uso de VAR donde si se hubiera usado para esas dos jugadas, seguramente el rumbo del partido hubiera cambiado.

 La ridícula reventa

¿Usted se imagina pagando 36,000 pesos por ir a un partido de futbol? Por muy aficionado que sea de alguno de los dos equipos, pagar 36,000 pesos es una locura. Dicen que en eso estarán algunos de los lugares de la segunda parte de la final en el Estadio Azteca. ¿Quién tiene control de esto? Si es parte de la Ley de la Oferta y la Demanda, quien será la persona que se le ocurrió ese precio y quien será la persona que se atreva a comprar una entrada para ir a ese juego. Por lo que se vio en el primer juego, definitivamente yo no lo compraba.

Con 36,000 pesos se puede comprar un buen televisor para ver el juego, hacer una fiesta e invitar a muchas personas a ver el juego y muchas cosas más. Comprar un boleto así es una locura.

 

La seguridad

Al ser un partido que se llevará a cabo en un estadio donde administrativamente Cruz Azul será local pero el América es el dueño de la cancha , muchas personas se pueden sentir alienadas pues los lugares que regularmente ocupan para ir a ver al América estarán ocupados por el otro equipo.

 

La estrategia del Cruz Azul para el manejo de la barra “visitante” tiene que ser muy cuidadoso. Entiendo que los integrantes de La Monumental (barra de aficionados del América) no recibieron un trato cordial por parte de la administración del Cruz Azul y no están recibiendo el mínimo de boletos solicitados para asistir al partido. Según los miembros de la barra americanista, no están pidiendo los boletos regalados, pero si los están pidiendo en una zona donde puedan expresarse sin temor a ser agredidos por los del otro equipo. Tanto fue el problema que la barra amenazó con no dejar salir al Cruz Azul de su hotel de concentración si no se cumplen sus demandas.

 

Creo que en este tipo de cosas, sería oportuno que el gobierno de la CDMX se involucre para que esto se resuelva de la manera más amistosa.

 

La seguridad antes y después de salir del Clásico Joven en la final deberá de ser muy cuidadosa porque seguramente habrá algunos con los ánimos caldeados. No quisiera nadie que se repitiera un episodio como el que se dio en Argentina con el Boca vs River o en Monterrey en el Clásico Regio.

 

Con esos antecedentes la policía tiene que estar preparada y la gente debe de ser consciente que al final es un juego de futbol donde los protagonistas al momento de regresar a casa se les olvida lo que pasó en la cancha.

 

Esperemos que la Final Final sea más entretenida que la primera parte, que siendo sinceros, estuvo de bostezo.