viernes 18 de enero de 2019 | 02:42
Columnas

El Rincón del Chamán. Tache a Esteban por copiar mal

@Chucho_Sanchez vie 14 dic 2018 09:43
Qué bueno que se hizo el compromiso de corregir una errata que causó el horror de la comunidad universitaria del país.
Qué bueno que se hizo el compromiso de corregir una errata que causó el horror de la comunidad universitaria del país.
Foto propiedad de: Internet

 

Columnómetro de Aquiles Baeza

1.- ¿Y creyó que nadie se daría cuenta?

Se nota que Esteban Moctezuma Barragán no hizo bien su tarea. Y por andar copiando y mal, poco faltó para que lo mandaron al rincón.

De por sí la eliminación de la reforma educativa caló hondo por tratarse de un retroceso en las expectativas de mejorar la educación pública básica en nuestro país, a eso se agregó la injustificable desaparición del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), nomás porque no le gustó a algunos profesores.

Pero uno de los episodios más graves en la breve historia de Moctezuma Barragán @emoctezumab como secretario de Educación fue la errata en la iniciativa de la reforma educativa enviada al Congreso, que estuvo a punto de borrar de un plumazo la autonomía de las universidades en México.

Moctezuma Barragán le echó la culpa a un error de transcripción en la iniciativa de la nueva reforma educativa, el punto es que borraron completos los párrafos vigentes de la Fracción Séptima del Artículo 3º Constitucional donde se da cuenta precisamente de la autonomía de las universidades.

Qué bueno que se hizo el compromiso de corregir una errata que causó el horror de la comunidad universitaria del país. En la conferencia de prensa de todos los días el presidente Andrés Manuel López Obrador puso cara de what!  Vaya tamaño de la omisión, cocmentó Melita Peláez.

 

A la UNAM y a las universidades del país no les pasó de noche. Sí leen. En un comunicado la máxima casa de estudios planteó que el texto que por descuido pudieron haber eliminado de la Constitución protege la independencia de la vida académica universitaria, fortalece sus acciones y su compromiso con el progreso del país. Hay que destacar que la UNAM reconoció la disposición a corregir la falta.

Pues en qué mundo anda don Esteban, que hasta admite que se vale copiar para fomentar el trabajo en equipo. El problema es que copian mal.

 

2.- Como dice la tía, todavía no acaba de llegar cuando ya lo están despidiendo.

 

Apenas se cumplen 13 días de que asumió formalmente la presidencia de la República -aunque hay que contar los cinco meses que ejerció como presidente electo- y ya están los primeros tiradores de la sucesión.

El Economista no resistió las ganas echarle un vistazo a  su bola de cristal y armó su primera tarjeta de presidenciables, lo malo es que si se la creen y no llegan se van a frustrar.

La adivinación y el futurismo no dejan de ser deporte nacional. Pues no dude que #YaSabenQuién ya comenzó a ver de reojo al zacatecano Ricardo Monreal quien desde que era gobernador pedía que no lo dieran por muerto en la presidencial; pero todo apunta a que tendrá que peleársela al carnal Marcelo Ebrard a quien muchos daban por desaparecido por sus años en el autoexilio. Otra novedad es que incluyeran en este ejercicio a Claudia Sheinbaum recién estrenada en la Ciudad de México.

Las posiciones son obvias pero llama la atención que a ninguno de los integrantes del gabinetazo mayores de 70 años fueron incluidos. Marcelo y Monreal tendrán 64 años en promedio en el 2024.

 

En esta primera horneada va en primera posición Margarita Zavala, a ver si se saca la espina; mientras que Enrique Alfaro se confirmó como el hueso más duro de roer; el panista Javier Corral aprovechará la coyuntura pero para entonces ya no será gobernador y del lado tricolor va solo el campechano Alejandro Moreno. Ya se verá quiénes se bajan y quiénes aguantan.

 

Lo único cierto es que en este esquema descartan la reelección de #YaSabenQuién.

3.- ¿Y si el domador del tigre le baja dos rayitas?

 

El discurso del ministro Luis María Aguilar Morales, titular del Poder Judicial, fue un llamado a los representantes de los poderes Ejecutivo y Legislativo a trabajar juntos y en armonía.

En el acto solemne en el que rindió su informe de labores al frente de la Suprema Corte, ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, Porfirio Muñoz Ledo y Martí Batres, el ministro defendió el lugar de los juzgadores como parte de la estructura del Estado mexicano, y exaltó el legado y simbolismo que guía a los impartidores de justicia en la figura de Benito Juárez: “Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho”.

Y la rúbrica en el discurso conciliador: “Nada ni nadie por sobre la Constitución”.

Todo fue bien en la ceremonia. De parte del presidente López Obrador hubo aplausos, abrazos para Luis María Aguilar, lo mismo que de parte del diputado Muñoz Ledo y del senador Batres. Hubo muchas señales de disposición a superar los diferendos en el marco de las leyes.

Pero la nota negra la dio un grupito de manifestantes seguramente con problemas bipolares que arremetió contra un vehículo en el que viajaba el vocero del Consejo de la Judicatura, Jorge Camargo. El arrebato de los protestantes confirmó que la campaña negra contra los ministros y la Corte por el tema de los salarios ha aumentado la carga de odio contra los servidores públicos.

¿A poco usted cree que en que no hay mano negra detrás de estos gritones de consignas prefabricadas?

Bien haría el domador de estos grupos en conminarlos a bajarle dos rayitas a sus agresiones. Los discursos de odio y violencia no deben ser alentados por nadie.