viernes 18 de enero de 2019 | 02:33
Columnas

Once Varas. En seguridad no funciona la política de espejitos

@obedc jue 13 dic 2018 10:28
 Aldo Fasci,
Aldo Fasci,
Foto propiedad de: Internet

Nunca quedó claro cuánto pagó la administración de Andrés Manuel López Obrador, en aquel entonces Jefe del Gobierno del Distrito Federal cuando contrató al derechista abogado Rudolph Giuliani para que lo asesorara para implementar un programa bautizado como “Cero Tolerancia”, en busca de combatir la inseguridad en la Capital de la República.

Corría el año de 2002 y Marcelo Ebrard era el secretario de Seguridad Pública, de lo que era el Distrito Federal, cuando el ex alcalde de Nueva York se vino a dar una vuelta a la Gran Tenochtitlán, dizque para asesorar en la guerra contra la delincuencia.

¿Y los resultados de la consulta? Otro verdadero misterio…

Pues bueno, guardadas las proporciones económicas, temporales, geográficas y de población, Aldo Fasci, secretario de Seguridad Pública de Nuevo León, nos sale con la misma cantaleta, y dice que en el estado de va a aplicar “un modelo similar al implementado en Nueva York, con el que se logró bajar los homicidios en esa ciudad”.

Esto porque el gobierno del estado fundará la “Unidad de Enfoque Criminal” (UEC) para reducir los índices de criminalidad.

¿Qué asesores norteamericanos estarán detrás del programa? ¿Cuánto nos va a costar a los nuevoleoneses?

Las respuestas son un misterio.

Pero no suena a casualidad que Pablo Tamargo Sada, quien había estado al frente del C5 en los últimos tres sexenios, y quien fue removido, ahora fuera contratado por el “gobierno bronco” para manejar el Centro de Información para la Seguridad del Estado de Evaluación, Control y Confianza (CISEC).

Tamargo Sada ha trabajado para los gringos de toda la vida. De hecho tiene su domicilio en el estado de Colorado.

Su nombramiento lo manejaron con el mayor de los sigilos, y no por el tema de la seguridad, sino por el tema político.

Ahí queda de tarea.

[email protected]

@obedc