jueves 17 de enero de 2019 | 05:56
Columnas

Crónica política Consummatum est: La “doblada” de Taibo

@rosyramales mié 12 dic 2018 09:39
Foto propiedad de: Internet

Hubo alguna razón para que solamente los mexicanos por nacimiento pudieran ocupar determinados cargos en la administración pública; los naturalizados estaban vetados.

Claro, México, como casi todo Estado Nacional, cuidaba y protegía su soberanía mediante el vínculo del ombligo y la sangre en el ejercicio del servicio público; además de reservar el mejor trabajo (por decirlo de algún modo) a los nativos.

Sin embargo, los senadores emanados de la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena, PT y PES) amparados en la moda de los “derechos humanos” argumentaron discriminación para justificar los cambios a la Ley Federal de Entidades Paraestatales y con ellos permitir a los mexicanos naturalizados acceder a cargos públicos.

Eso no es lo criticable. Porque pueden tener razón en el aspecto discriminatorio. Y aun así los senadores hubieran valorado el peso de razones esenciales. Incluso, en Derecho, cuando bienes jurídicos corren el mismo riesgo, se privilegia el de mayor valor.

Lo harto criticable es que las modificaciones a la Ley Federal de Entidades Paraestatales sean para favorecer a Francisco Ignacio Taibo Mahojo, más conocido como Paco Ignacio Taibo II, nacido en Gijón, Asturias el 11 de enero de 1949 y naturalizado mexicano el 4 de abril de 1984; es escritor, “político” y activista sindical.

Favorecerlo solo porque es amigo del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, fundador del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), donde Paco Ignacio Taibo II se desempeñó como Secretario de Arte y Cultura del Comité Ejecutivo Nacional en el 2012.

El pago a ello, y quién sabe a qué más, es la modificación a la citada Ley conocida ahora como la “Ley Taibo”. Consummatum est, pues; el amigo del Presidente de nuestro país será el Director del Fondo de Cultura Económica, tal como lo anunció.

Y tal como lo aseguró Paco Ignacio durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara al ser cuestionado sobre la resistencia de senadores para modificar la Ley Federal de Entidades Paraestatales; y lo aseguró así:

“Lo aprueba el Senado, lo manda a la Cámara de Diputados, y si todavía no pasa para el lunes, habrá un edicto del Presidente nombrándome encargado del despacho mientras sale la ley. Sea como sea, se las metimos doblada, camarada”.

Y así ocurrió. Paco Ignacio asumió de facto el mando del Fondo de Cultura Económica y luego los senadores aprobaron la modificación a la Ley para favorecer al escritor de origen extranjero tan solo porque a AMLO le encantaba la idea de que una persona tan letrada dirigiera dicha dependencia.

Y los senadores de Morena, del PT y del PES actuaron como los priistas en los mejores tiempos del presidencialismo omnímodo: Como ovejas acicateadas por el pastor y que no es el cameral. Imagínense, los de la “cuarta transformación” haciendo lo mismo que tanto criticaron del PRI y del PAN.

Eso es lo criticable.

Por lo menos hubiesen sido más discretos y esperar un tiempo prudente, quizá un año, mientras la ciudadanía empezaba a ver los cambios verdaderos prometidos por López Obrador, y olvidaba las expresiones misóginas de Taibo. ¿O no olvidará?

Ahí está otro problema. Porque la frase de Paco Ignacio, más allá de ser grosera, ningunean a las instituciones y leyes; es como bailar un jarabe tapatío sobre las mismas. Y todo ello insulta la inteligencia de los mexicanos.

Por otro lado, resulta increíble que una persona letrada como Taibo se exprese de forma tan vulgar. ¿Esa es la “cultura” que promoverá en la conducción del Fondo de Cultura Económica?

¿Qué promoverá? ¿Sus libros? ¿Su ideología socialista?

En fin, ya la mayoría de senadores de Morena, PT y PES aprobó por 66 votos a favor y 44 en contra del bloque opositor del PAN, PRI, PRD y MC, los cambios a la Ley Federal de Entidades Paraestatales, con dedicatoria a Paco Ignacio Taibo II, salvo que AMLO nombre a otra persona en la dirección del referido Fondo.

***

Correo:[email protected]

Rosy RAMALES