lunes 25 de marzo de 2019 | 10:57
Columnas

Ejecutivo, Legislativo y Judicial: guerra de poderes

@jlca007 lun 10 dic 2018 00:28
Foto propiedad de: Internet

Tal como se esperaba, comenzó la resistencia de la elite gubernamental que no está dispuesta a ganar menos de 108 mil pesos mensuales, es decir, menos que el presidente. 

Tras un recurso de inconstitucionalidad presentado por senadores del PRI, PAN, MC Y PRD, el viernes pasado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación suspendió la Ley Federal de Remuneraciones que busca que ningún funcionario público gane más que el presidente, Andrés Manuel López Obrador. 

Este asunto se puede abordar desde varios puntos de vista, uno de ellos es el choque institucional entre los poderes del gobierno, es decir, los integrantes de la SCJN además de no estar dispuestos a perder ciertos privilegios, quieren dejar claro la división de los poderes y su autonomía, poner un alto a lo que se podría considerar autoritarismo.

Pero para algunos miembros del Legislativo, la decisión que tomaron el viernes pasado no se trata de expresión de rebeldía ante un hecho dictatorial, más bien, es un acto desesperado de la burocracia dorada por la pérdida de privilegios millonarios. 

El coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal aseguró vía twitter que la acción de inconstitucionalidad contra la Ley de Remuneraciones fue elaborada, redactada y cabildeada por ministros de la SCJN. 

Y agregó: “inverosímil, la fuerza jurisdiccional y política que se resiste a la austeridad. No les importa la condición del país, ni la emergencia nacional. Elaboran la acción de inconstitucionalidad, manipulan, presionan, conceden la suspensión y mantienen sus privilegios. Una farsa”. 

Si lo anterior resulta ser cierto, es fundamental aclarar que los ministros de la Suprema Corte no son un bufet legal para litigar asuntos entre particulares. Ellos representan a la Justicia de la Nación, para ello prestaron juramento solemne, entonces estaríamos viendo un enorme conflicto de intereses ya que estarían buscado beneficiar su conveniencia personal. 

Si este conflicto de intereses no se resuelve, algunos integrantes del equipo de Morena, están hablando públicamente de tomar medidas mayores, como la que tomó el expresidente Ernesto Zedillo cuando redujo el número de ministros de la Suprema Corte de 26 a 11, como estaba establecido en el texto original del artículo 94 de la Constitución de 1917.

Los agoreros del desastre dicen que el disentimiento entre los poderes nos llevará a una crisis constitucional. Discernir y llegar a puntos de acuerdo fortalecerá más que nunca el Estado de derecho, los poderes son autónomos, pero no aislados.