sábado 15 de diciembre de 2018 | 09:07
Columnas

¡Gansitos al grito de guerra! Y Sin Anestesia. Por la 4T, la metida de pata de Radio Centro y que riman con Marinela...

@maloguzmanvero jue 06 dic 2018 05:21
Para el caso de este país, urge que aprendamos a escuchar y a dejar de lado las falsas disyuntivas y el pensamiento estrictamente dicotómico, empezando por su líder
Para el caso de este país, urge que aprendamos a escuchar y a dejar de lado las falsas disyuntivas y el pensamiento estrictamente dicotómico, empezando por su líder
Foto propiedad de: internet


“Delicado matiz que el ser humano/ nos muestra cual el cielo lo mostrara;/ beldad cuya beldad se ve tan clara/ que al ojo engaña el arte soberano./ Artífice ingenioso, ¿qué sentiste/ cuando tan cuerdamente contemplabas/ el subjeto que muestran tus colores?”. Gutierrez de Cetina
“¡Mi vida es como un lago taciturno!Yo he sabido formar, gota por gota,/ mi fondo azul de ver el universo./ Cada nuevo rumor me dio su nota,/ cada matiz diverso/ me dio su ritmo y me enseñó su verso”. Salvador Novo
“Me canso ganso dijo un zancudo/ cuando volar no pudo/ una pata se le torció y la otra se le hizo nudo,/ luego le dio laftosa y hasta se quedó mudo./ Ya mejor no le sigo porque luego yo sudo”. Tin Tan

“Sin Anestesia” (5 de diciembre)

Retomando la mesa de debate a la que me invitó @CarlosLoret este pasado miércoles 5, para hacer un balance de los cinco días de un gobierno en funciones formales, el de Andrés Manuel, vale ahondar en ello. 

Por cierto, una de las últimas mesas de discusión en ese programa líder de Radio Centro. De que hay decisiones empresariales absurdas, las hay. Loret seguirá siendo un referente de opinión, y Radio Centro pues, en su futuro solo se ven más problemas.

Un recuento de los primeros 5 días

Han sido 5 días los cuales esbozan la forma y fondo de gobernar. Creo que el elemento principal es la dicotomía en la que se divide todo. Casi cualquier tema se trata en términos absolutos. La estrategia de gestión y el esbozo del plan de gobierno de @LopezObrador_ y Morena siguen ese planteamiento.

Se han tocado infinidad de temas, pero tal vez, algunos de los más discutidos son los siguientes: fuerzas armadas, seguridad, el NAICM y sus bonos, la reunión con la CONAGO, el Federalismo y el FCE por Taibo…

 

Las falsas disyuntivas

Existe espacio, sí, para discutir y dialogar. Pero usualmente se da en términos absolutos; y en un espacio donde no se permite un matiz de grises —por no decir de colores—, todo se vuelve muy difícil. 

Valdría la pena constantemente recordar, en cambio, que entre el negro y el blanco hay un abanico de tonos; si uno sólo quiere ver los dos extremos en el espectro, se pierde una amplia gama de posibilidades. 

Lo mismo sucede en lo que se ha visto en este gobierno. Es bueno o es malo; se condena o se salva. Por ejemplo, el ejército en los cuarteles o formar parte de la guardia nacional.

No hay matices, no se permite un punto intermedio.

Este tipo de dicotomías, en casi todos los aspectos de la vida pública y socioeconómica del país, reflejan que AMLO piensa y razona en una estructura mental con esta armadura. Lo cual no es sinónimo de que no escuche y no haya libertad o diálogo.

Los razonamientos esgrimidos ante él pueden tener dos resultados:

√ Sus argumentos se verán fortalecidos, con lo que escuche. Servirán para robustecer con los mismos su decisión/prejuicio. No servirán para cambiar o modificar su decisión. Tan solo, para demostrar su verdad.

√ En el caso contrario, poder convencerlo de la necesidad de un cambio, tampoco arrojará un cambio gradual. Se irá de un extremo al otro del espectro.

Lo complicado con todo ello es que probablemente la mejor opción o solución al problema se encuentre en algún punto intermedio. La vida y la naturaleza humana es así; la política y la gestión gubernamental también.

 

Oír sin escuchar

Todos nosotros, todos los días tomamos decisiones. Empezamos con una idea predeterminada. Dependiendo de las opciones e importancia de la decisión, podemos/queremos mantenernos en ella o cambiar de parecer. El problema es que a algunas personas, les cuesta muchísimo trabajo deshacerse o modificar sus juicios previos, pues los revisten de mucha —demasiada— importancia. Esa actitud, les convierte en prejuiciosos; dejan de atender o escuchar otras ideas y posibilidades. Pasan de largo de las soluciones que usualmente se encuentran donde los opuestos se encuentran.

El presidente constitucional es muy reacio a caer en un punto medio.

Ejemplo: la cancelación del NAICM. Podía haber propuesto que terminara la construcción la IP, expropiar los terrenos aledaños para evitar la corrupción, se abarataran los costos, se actuara contra las cuestiones corrompidas, etc. Sin embargo, la decisión ya tomada —más de una década antes, cuando fungió como jefe del GDF—, fue el extremo de las posibles soluciones.

 

Extremos que caracterizan su pensamiento

En realidad, no hay disyuntivas claras; los relativos son los que en verdad existen. Sin embargo, AMLO y su equipo y partido, no viven en ese mundo de lo real.

Ejemplos:

√ ¿Honestidad y austeridad o experiencia? Reducir sueldos a rajatabla o correr a los funcionarios públicos, sin distingo, en nombre de la austeridad y honestidad. Alberto Hernández Unzón tiene la experiencia de casi 30 años en el Servicio Meteorológico Nacional, y ha trabajado con honestidad. Los integrantes del nuevo gobierno (no AMLO directamente, es cierto), sin más llegaron y despidieron a un experto en meteorología y desperdiciaron una experiencia notable en su campo. ¿O que decir del futuro que depara al Estado Mayor Presidencial?

√ ¿Popular o populista? Andrés Manuel sin lugar a dudas es popular entre la gente, pero hay ciertas propuestas de políticas públicas que le hacen ser más bien populista…con todo lo que eso implica.

√ ¿Clase empresarial o mercados? Los mercados los conforman los empresarios, sí, pero no solo ellos, sino también todos los que participamos en algún tipo de transacción comercial. Ergo, no puede referirse simplemente sin distingo a “los mercados”, cuando se trata de personas, máxime si la confrontación está esencialmente pensada contra un grupo de empresarios adinerados (la mafia del poder).

√ ¿Democracia representativa o directa? Las consultas como forma de participación directa, pero que en realidad son sondeos a modo que no representan a todos los ciudadanos...

¿Centralismo o federalismo? Nuestra nación es una Federación, con muchos matices de república centralista, cada entidad funcionando con sus fortalezas y priorización de problemas y necesidades. Sin embargo, gobierno federal y algunos locales se empecinan en trabajar en un binomio antagónico.

√ ¿Sustancia o símbolos? Los símbolos son la forma y el marco para presentar la sustancia. A modo de ejemplo, las ruedas de prensa son símbolo, que sirven para marcar la agenda y dar información pertinente (sustancia). No habría que confundirlos.

√ ¿Moral o laicismo? Hablar de Juárez (laicismo), pero invocar a la menor provocación las llamas del infierno, recibir un crucifijo, un bastón de mando o proponer una constitución moral es “harina de otro costal”...

√ ¿Personas o instituciones? Andrés Manuel confía más en las personas que en las instituciones. Sin embargo, las personas son las que construyen a las Instituciones. Cuando hay una descomposición social generalizada, como ocurre en México, y ciertas personas dejan de estar y arriban otras, de nada sirve si no ayudan a fortalecer las instituciones. El querer trasladar todo el funcionamiento de las instituciones a una sola persona (él) es un despropósito, porque incluso cuando la persona más ética lidere un país, eso no impregna al resto. Peor, cuando este termine su mandato, ni habrá instituciones ni personas que tengan los valores “éticos” cimentados.

 

¿Un equipo al grito de guerra?

El nuevo gobierno, los empresarios, los ciudadanos (ya con un solo presidente), debemos y tenemos que aprender a escuchar. A defender nuestro punto de vista, pero escuchando al contrincante. Puede ser que nos convenza o no, pero al menos que no estemos encerrados en nuestros prejuicios. Solo así, las decisiones serán mejores (o al menos más informadas).

Claramente, para el caso de este país, urge que aprendamos a escuchar y a dejar de lado las falsas disyuntivas y el pensamiento estrictamente dicotómico, empezando por su líder.