martes 25 de junio de 2019 | 05:43
Columnas

Lo que Texcoco se llevó

@horacio_urbano mié 21 nov 2018 20:22
¿Qué tanto se muere matando a Texcoco?
¿Qué tanto se muere matando a Texcoco?
Foto propiedad de: Internet

Ojalá haya quedado claro que la cancelación del aeropuerto de Texcoco implica también cancelar un modelo de ciudad, que planeado o no, se estaba dando con base en las enormes expectativas generadas por un proyecto tan importante.

La verdad es que no lo creo...

Y ahora hay que girar este enorme barco llamado Ciudad de México, con base en una nueva ruta de navegación que tome en cuenta lo que habrá de significar la reubicación del esquema planteado para sustituir al proyecto que se canceló.

Porque se ha dicho que no hay ni estudios ni proyecto para la opción de Santa Lucía... Lo que no se ha dicho es que tampoco los hay para lo que tendría que ser un proyecto de ordenamiento territorial y desarrollo urbano para la Ciudad de México y estados y municipios colindantes.

¿Qué tanto se muere matando a Texcoco?

La verdad es que creo que nadie lo sabe porque nunca se analizó la construcción de un nuevo aeropuerto como lo que es, la enorme oportunidad de tomar este proyecto como detonador de mejores oportunidades para el futuro de la región centro del país.

¿Y ahora qué hacemos con todo lo que a lo largo de los años recientes se ha movido pensando en quedar en la zona de influencia del nuevo aeropuerto?

¿Qué hacemos con los millones de personas que se han ido a vivir a una zona de la ciudad que se pensaba sería transformada por todo lo que implica un proyecto de esa dimensión?

¿Qué va a pasar con lo que se ha invertido en todas las obras de infraestructura con que, supongo, pensaban apuntalar la viabilidad funcional de esa enorme parte de la Ciudad de México?

¿Qué va a pasar con las dinámicas sociales y económicas que se estaban dando a nivel regional y que con toda seguridad ya se hacían notar en municipios y estados colindantes?

Podemos decir que la culta de todo está en la falta de un proyecto de ordenamiento territorial de gran calado... Un proyecto que no se limitara a soltar ideas sobre lo que pudiera hacerse con los predios cercanos al nuevo aeropuerto, o con los que ahora quedarán vacíos como consecuencia de la cancelación del mismo.

No estoy seguro de que estén pensando en esto quienes tendrán a su cargo las áreas de desarrollo urbano del próximo gobierno.

Y tampoco estoy seguro de que lo hubieran hecho desde los gobiernos que están a punto de terminar tanto a nivel nacional, como en la capital del país.

Sobra decir que esto es en gran medida consecuencia de la falta de visión metropolitana, del poco interés puesto hasta ahora en el ordenamiento territorial, y de la criminal y absurda obsolescencia de los instrumentos de planeación urbana de la Ciudad de México.

Sigo sin estar seguro de lo que será el futuro del aeropuerto. No me queda claro si al final sí se hará santa Lucía o si veremos renacer Texcoco sobre la base de la inversión privada.

Lo que espero es que sí, que si van a defender Santa Lucía, hagan todos los estudios y proyectos que se van a necesitar, pero haciendo esto en paralelo con un profundo replanteamiento de lo que habrá de ser un futuro planeado para la Ciudad de México y toda su zona de influencia.

Y si al final nos quedamos con Texcoco, que se haga, ahora sí, ese proyecto de ordenamiento territorial y planeación urbana que desde un principio debió haber sido uno de los cimientos más importantes del proyecto.

HOMBRES Y MUJERES DE LA CASA

Reconocer la excelencia es el primer paso para lograr que esa excelencia haga raíces y se multiplique.

De eso trata el Premio Hombres y Mujeres de la Casa, de reconocer a quienes con su esfuerzo, talento y compromiso, han dejado una huella que se traduce en mejores prácticas en la forma de hacer vivienda y ciudad.

Es así que la semana pasada, en la XVII ocasión en que se entrega este reconocimiento, fueron premiados Sara Topelson de Grinberg, fundadora del Cidoc (Centro de Información e Investigación de la Casa); Salomón Marcuschamer, fundador de Casas Javer, y Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo.

Hay que decir que tanto el Premio, como la ceremonia en que se entrega, forman parte del proyecto de Construcción de Comunidad más importante del sector vivienda mexicano. Proyecto en el que participan las empresas e instituciones más importantes del sector, y cuyo objetivo es crear escenarios que permitan mejorar la calidad de las viviendas que se construyen en México.

Quiero aprovechar este espacio para felicitar a los tres; Sara, Salomón y Carlos... Estoy seguro de que este merecido Premio reconoce prácticas que harán raíces y habrán de multiplicarse.

 

Horacio Urbano es presidente fundador de Centro Urbano, think tank especializado en temas inmobiliarios y urbanos

Correo electrónico: [email protected]

Twitter: @horacio_urbano