martes 11 de diciembre de 2018 | 06:42
Columnas

Poncho Romo: zapatero en sus zapatos

@ruizjosejaime jue 15 nov 2018 19:04
Lo más probable es que Romo Garza se enfoque en cuestiones económicas y financieras,
Lo más probable es que Romo Garza se enfoque en cuestiones económicas y financieras,
Foto propiedad de: Internet

Alfonso Romo Garza tiene una nueva tarea: conciliar a los empresarios, tranquilizar a los medios de comunicación. Una labor que va más allá de la coordinación del gabinete. ¿Tendrá un sustituto para su encomienda inicial? Tal vez. A Romo le dieron una ocupación que lo rebasaba porque el jefe de la Oficina de la Presidencia también tiene que “coordinar” a Morena, a los diputados, a los senadores, a los gobernadores, a los nuevos delegados… es una labor inmensa y Poncho ni los conoce orgánicamente (no es uno de los suyos) ni puede.

Así, lo más probable es que Romo Garza se enfoque en cuestiones económicas y financieras, en rehacer las relaciones con los empresarios y los medios de comunicación que son, antes de iniciar el sexenio, la verdadera oposición de Andrés Manuel López Obrador. Poncho es ajeno a la política partidista y, sobre la mesa y debajo de la mesa, no puede con Alfonso Durazo ni con Ricardo Monreal ni con Yeidckol Polevnsky…

Romo Garza tiene que picar piedra, mucha piedra, para tranquilizar a los empresarios y a la oposición mediática que anda desatada en contra de Andrés Manuel. Articular a un enorme y complejísimo grupo político no es lo de Poncho. En campaña Andrés Manuel López Beltrán lo hizo bien, pero ya no puede insertarse en el gabinete.

La verdadera oposición en México, en este momento, no es el PAN, menos el PRI, la oposición evidente son los comunicadores y una buena parte de los empresarios, incluyendo a los de mayor peso. Por eso tiene que crear vasos comunicantes serios y de largo alcance con la clase empresarial, pero también con los miembros de los medios de comunicación, esto sin dar línea, sin censura, con seriedad y sin insultos.

Si Alfonso Romo Garza sigue desgastándose con los de adentro, difícilmente podrá articular a los de afuera. Su nueva tarea es importantísima y aunque en el consejo de asesores no estén todos los grandes, Andrés Manuel les ha abierto la puerta.

López Obrador informó que algunos de los empresarios que conforman el consejo son Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca; Bernardo Gómez, copresidente Ejecutivo de Televisa; Olegario Vázquez Aldir, director general de Grupo Ángeles; Carlos Hank González, presidente del Consejo de Administración del Grupo Banorte; Daniel González, Miguel Rincón, Sergio Gutiérrez, empresario acerero de Nuevo León y Miguel Alemán hijo.

“De ellos salió que quieren apoyar y ser consejeros del próximo presidente, les tomé la palabra, quieren ser miembros de un consejo asesor, quieren ayudar y dar sus puntos de vista, me quieren dar sus visiones y ayudarnos”, expresó López Obrador.

En este consejo de asesores se encuentran las empresas de mayor penetración y audiencia de la república, son las que crean percepciones, esas mismas percepciones que son reproducidas en el exterior y crean tendencias en los mercados. La noticia no es menor porque de lo que se trata es de acercar al poder ideológico, al poder de la persuasión.

 

De darse el caso, ¿quién podría sustituir a Alfonso Romo Garza en la Oficina de la Presidencia si él se clava en coordinar al Consejo Asesor Empresarial?

Alguien que conozca las entrañas de tribus, pesos, contrapesos, correas de transmisión, influencia interior e historia de esta nueva composición descompuesta de la nueva clase política morenista. Esto no es lo de Romo Garza. Van dos nombres: César Yáñez y Marcelo Ebrard.