sábado 17 de noviembre de 2018 | 06:37
Columnas

Claudia Sheinbaum creó un ambiente de armonía en la sucesión del TSJCDMX

@jlca007 jue 08 nov 2018 07:46
Mañana será la votación para decidir el caso.
Mañana será la votación para decidir el caso.
Foto propiedad de: Internet

 

El proceso de elección del Supremo Tribunal de Justica de la CDMX en un principio fue objeto de burdos intentos de manipulación por parte de intereses políticos que, por variadas razones, trataban de que ese organismo tuviera para con ellos, cuando menos, alguna simpatía o, en el mejor de los casos, una abierta parcialidad en su favor.

Se inscribieron como finalistas los siguientes magistrados:

Álvaro Augusto Pérez, actual presidente, Rosalba GuerreroCelia Marín SasakiManuel E. Díaz Infante y Rafael Guerra.

El diario El Financiero publicó lo siguiente en relación a la viabilidad legal de la reelección del actual presidente del organismo:

“Ante dudas sobre si el actual presidente pudiese reelegirse, Elisur Arteaga, experto en derecho constitucional, realizó una investigación en la que concluye que "el doctor Álvaro Augusto Pérez puede ser reelecto para el periodo inmediato con fundamento en el artículo 33 de la Ley Orgánica del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (hoy Ciudad de México)”. (3 de octubre de 2018)

Mañana será la votación para decidir el caso. Es amplio favorito el actual presidente del Tribunal Álvaro Augusto Pérez.

En este proceso, como mencionamos al principio de estas notas, los intereses políticos fueron contenidos por una actitud institucional de la futura Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, quien con su decisión de no meter la mano en la elección generó finalmente un ambiente de armonía entre los contendientes para garantizar la imparcialidad de tan importante organismo impartidor de justicia en la capital del país.

El negativo antecedente que dejó con su desempeño el ahora defenestrado embajador en Holanda, Edgar Elías Azar, quien es acusado por dos trabajadoras del Tribunal de haber sufrido acoso sexual cuando presidía el organismo, descalificó e impidió su intención de influir en la sucesión del nuevo presidente.

De esta manera, sea cual fuere el resultado, la gran ganadora en este proceso fue Claudia Sheinbaum con el ambiente de armonía que generó al manifestar que la decisión debería darse en un ambiente de responsabilidad y civilidad, anteponiendo intereses personales a cualquier interés particular.

Pues estamos a unas horas de saber quien será en el nuevo presidente del Supremo Tribunal de Justicia de la ahora Ciudad de México, en una decisión en la que, repetimos, es amplio favorito Álvaro Augusto Pérez por haber generado el consejo de la mayoría de los que votarán en el cónclave de mañana.