sábado 17 de noviembre de 2018 | 06:35
Columnas

Cargamento de la muerte. La irresponsabilidad vial que llevó a la tragedia de Santa Fe

@maloguzmanvero jue 08 nov 2018 08:42
La velocidad alcanzada en una pendiente que ha cobrado demasiadas vidas, un camión sin frenos y 40 toneladas en la caja han destrozado la vida de al menos 10 familias
La velocidad alcanzada en una pendiente que ha cobrado demasiadas vidas, un camión sin frenos y 40 toneladas en la caja han destrozado la vida de al menos 10 familias
Foto propiedad de: Internet


“La muerte es todo esto y más que nos circunda, y nos une y separa alternativamente, que nos deja confusos, atónitos, suspensos, con una herida que no mana sangre. Entonces, sólo entonces, los dos solos, sabemos que no el amor sino la oscura muerte nos precipita a vernos cara a los ojos, y a unirnos y a estrecharnos, más que solos y náufragos, todavía más, y cada vez más, todavía.” Xavier Villaurrutia 

10 muertos, más de 40 heridos, como resultado preliminar de un camión que, vencido por su peso, perdió los frenos y causó un cementerio de fierros y almas en la autopista México-Toluca. Para fines prácticos, en la Puerta Santa Fe, que para todos ya es la Ciudad de México.

La velocidad alcanzada en una pendiente que ha cobrado demasiadas vidas, un camión sin frenos y 40 toneladas en la caja han destrozado la vida de al menos 10 familias. 

Se podrá culpar a que se quedó sin frenos, a la falta de rampa de emergencia, a lo congestionado de la ruta, a la impericia del chofer (lo más barato y socorrido), y un largo etcétera. Pero cuando las estadísticas (2012) del Instituto Mexicano del Transporte señalan que en nuestro país al año hay 20,000 accidentes en los que están involucrados autotransportes de carga —55 percances diarios con 13 muertos por día como producto—, la única causa probable es la sobrecarga que llevan los camiones en vías que no están destinadas para ello.

El INEGI con datos del 2008 al 2012 señala que seis de cada 10 accidentes de transportes de carga se encuentran involucrados camiones de doble remolque. Mientras, el IMT considera que este tipo de transporte genera el 2.2% de las muertes en carretera. Así, México ocupa el deshonroso 7° lugar mundial en accidentes de tránsito (nos “ganan” China, India, EEUU, Rusia, Brasil e Irak)

Las razones esgrimidas son muchas: un sistema carretero viejo que no está en condiciones de camiones con tanta carga; un deficiente sistema de educación para manejar (simplemente no existe); fácil obtención de placas y licencias; y, sí, un abuso en la carga que pueden llevar los transportistas. En sumatoria, un sistema corrupto donde participan gobierno y privados. 

México permite de manera legal, camiones mucho más grandes, con mayor peso y tamaño para el transporte de mercancías. Al menos 31.5 metros de largo, cuando el máximo en promedio en otros países es de 18.75 metros., aunque hay excepciones como Finlandia (25.25m), Canadá y EEUU (25) y Rusia (20m). Ahí, aun los que están arriba del promedio, están por debajo de lo permitido en México.

De igual manera, una sola caja en México puede transportar hasta 40 toneladas, contra las 20 permitidas en los Estados Unidos. En un doble remolque, en el vecino del norte el tope es de 60 toneladas contra 80 o 100 del lado de nuestra frontera. Estas cargas, los convierten con la aceleración suficiente en bólidos mortales; balas de cañón cuyo impacto es superior a las 40 toneladas marcadas en la báscula. 

Legislaturas van y vienen, y no han hecho nada para cambiar la ley, lo cual es requisito indispensable para poder exigir a los transportistas disminuir la tara de sus transportes. En segundo término la SCT que permite dicho tonelaje y con ello, el desgaste más acusado de la red de carreteras que no están hechas para esos pesos. Ojalá que la nueva legislatura y el próximo gobierno hagan lo que muchos no han querido hacer y con ello, se han convertido en cómplices de tantas muertes. Naturalmente, se requiere de una alternativa para transportar esos y muchos otros productos, pero esa es otra historia... 

Mientras tanto, la tragedia continua. El camión que perdió los frenos era de una compañía de transportes. Aún se desconoce lo que transportaba. Poco importa en realidad, pues su cargamento era la muerte. 10 vidas más han sido cercenadas por el abuso sobre ruedas. Es momento de disminuir la tara (tonelaje) permitida y, con ello, frenar tantas muertes innecesarias. Sí, dichas acciones con alevosía por un sobrepeso no son accidentes, son asesinatos sobre ruedas. Son cargamentos de muerte. Es momento de frenarlos.