domingo 21 de octubre de 2018 | 12:56
Columnas

Percepciones. Oportunismo

@ftijerin vie 12 oct 2018 08:38
Paco Cienfuegos
Paco Cienfuegos
Foto propiedad de: Internet


“Es preciso saber lo que se quiere; cuando se quiere, hay que tener el valor de decirlo, y cuando se dice, es menester tener el coraje de realizarlo”. Georges Clemenceau

Indigna, pero sobre todo enfada, encabrita y encorajina, el oportunismo político.La crítica que diputados del PRI hacen en el tema de seguridad por el regreso del Ejército a patrullar en la zona metropolitana y algunos municipios rurales tiene un nauseabundo tufo.

Paco Cienfuegos y Marco González enderezaron sus obuses al Gobierno del Estado diciendo que la etapa de la presencia de los militares en las calles ya se había sobrepasado y su retorno es una muestra de que existe un retroceso.

Simplista, burda y torpe, por decir lo menos, es la teoría de los legisladores. Cada hombre y cada administración se debe medir en su propia y exacta dimensión y circunstancia.

Son totalmente inválidas las críticas de Cienfuegos que hasta hace poco era alcalde de Guadalupe, porque es ahí en donde se ha dado buena parte de los hechos violentos de los últimos días y si esto ocurre es, le guste o no, en gran medida por las fallas de su policía municipal que debe prevenir la violencia.

Hablar, criticar o cómodamente sentarse a ver los hechos para lanzar acusaciones en bastante cómodo, sobre todo cuando se busca una ventaja o beneficio político, pero el punto es que para llegar a ese momento que hoy rememoran los priistas tuvieron que pasar muchas cosas que hoy, convenientemente, los diputados olvidan.

¿Cuál fue el aporte específico que el Poder Legislativo dio en los últimos tres años? ¿Cómo apoyó e impulsó desde su trinchera el combate a la delincuencia? ¿Qué acciones específicas emprendió Marco González?

Sabemos el problema, lo vivimos y padecemos, lo percibimos todos los días, por lo que repetirnos el diagnóstico y repartir culpas no es solución.

Indigna la burda manera de hacer política de un grupo legislativo que debería, en aras de ser una oposición responsable para tener la oportunidad de recuperar la confianza ciudadana, impulsar propuestas y conseguir apoyos y no sentarse a pontificar desde la tranquilidad del recinto.

Con críticas sobre las rodillas no resolvemos los problemas señores diputados. Queremos ideas, propuestas, iniciativas de verdad, soluciones prácticas que se puedan hace realidad.

Lo suyo ayer fue mero oportunismo que en nada beneficia a los habitantes de Nuevo León y que enloda su trabajo como legisladores y como priistas.¿Cuándo entenderán?[email protected]