domingo 21 de octubre de 2018 | 12:57
Columnas

¿En serio, señor Riva Palacio, debe AMLO cortar la cabeza a César Yáñez? ¡No estoy de acuerdo!

@FedericoArreola jue 11 oct 2018 07:07
No existe, me parece que no, el delito de publicación en revista prohibida
No existe, me parece que no, el delito de publicación en revista prohibida
Foto propiedad de: Internet


Probablemente sea falso que Sun Tzu, autor de El Arte de la guerra, decidió que se decapitara a las concubinas favoritas de un rey que no obedecían sus instrucciones en una sesión de entrenamiento militar. Lo hizo así, se supone, para dar una lección al resto de las mujeres: las órdenes se cumplen y la desobediencia se paga con la vida.

Creo que en la guerra la disciplina es fundamental. Pero la lealtad, también, en dos sentidos: del subordinado al jefe y viceversa.

César Yáñez, cercanísimo colaborador de Andrés Manuel López Obrador, prácticamente es un integrante más de la familia del presidente electo. Se ganado el cariño y el respeto de AMLO por su trabajo serio y honesto ¡y sacrificado! de tantos años.

Pero hay analistas, como Raymundo Riva Palacio, que están convencidos de que César debe dejar su cargo en el próximo gobierno por el pecado de haber aparecido en la revista ¡Hola! Ahora bien, asegura el columnista de El Financiero, no bastaría con que César Yáñez renunciara a participar en el próximo gobierno: “tiene que ser cesado”.

Según Raymundo, “Si López Obrador lo hace (si cesa a Yáñez), enviará una doble señal, hacia dentro de su equipo, en el sentido que no habrá tolerancia ante ningún exceso, y hacia fuera, se revestirá de una mayor autoridad moral para combatir los abusos y los actos de corrupción”.

A diferencia de las concubinas de Sun Tzu (me disculpo si la comparación ofende a César), el colaborador de Andrés Manuel no desobedeció ninguna orden recibida. El señor Yáñez simple y sencillamente se casó y su mujer, entusiasmada en exceso por la boda, pagó una fiesta cara y permitió que fotografías del evento se publicaran en una revista de frivolidades. Fue todo, ya no exageren buscando un escándalo de corrupción y desobediencia donde no lo hay.

¿Eso es tan terrible? No lo veo así. Supongo que aún no se establece en los códigos penales el delito de publicación en revista prohibida.

Después de tantos años de trabajo honesto, discreto y eficaz a favor de López Obrador, sería un error gravísimo del presidente electo castigar a César Yáñez. Se vería Andrés Manuel como lo que no es: un hombre sin sentimientos.

Todo lo contrario, Andrés debe, en cuanto César vuelva de su luna de miel, aparecer de nuevo en recorridos por el país con su amigo al lado. Y si a la prensa, fifí o no fifí, le disgusta tal exhibición de lealtad del jefe respecto de su subordinado, muy problema de la prensa.