lunes 10 de diciembre de 2018 | 08:25
Columnas

Puebla y su boda mensajera

@ginesacapulco mié 10 oct 2018 21:12
Foto propiedad de: Internet

 

 

   La tan polémica boda, comentada hasta el absurdo, de César Yáñez, hombre cercanísimo al Presidente electo Andrés Manuel López Obrador puede tener otras lecturas a las distintas reacciones tan visceralmente observadas por la opinión pública al respecto. La novia del Señor Yáñez, con la cual lleva una larguísima relación y que es además una exitosísima empresaria, que se puede dar el lujo de pagarse una boda del tamaño que ella crea conveniente, fue encarcelada y tratada con furia por el morenovallismo, corriente política que es la más pura expresión del México clasista y lleno de complejos, características de buena parte de nuestras elites; mismas elites que son el foco de atención natural y mercado por excelencia de la publicación "HOLA", con orígenes monárquico-franquistas en España.

Una de estas lecturas es un mensaje del gobierno entrante en lo general y de la pareja recién casada en lo particular, esta última está claramente diciendo al morenovallismo: "ganamos, y jugando en tu cancha", utilizando la jerga futbolera, tan es así que el gobernador interino, claramente identificado con la pareja de visos caciquiles, los Moreno Valle, el Señor Tony Gali, no solo fue un invitado especial a la recepción, sino que gustoso aceptó ser testigo en la misma, todo esto en un escenario post-electoral más que crispado en la entidad poblana, donde todo apunta a que el Tribunal electoral federal anulara las elecciones que dieron el triunfo a Marta Erika Alonso, esposa de Rafael Moreno Valle, la cual, a decir de los morenistas estuvo plagada de irregularidades; si este escenario se diera, la candidata del PAN quedaría impedida, por Ley, de participar en la nueva elección, y el entrante Congreso local (de amplia mayoría MORENA) nombraría a un mandatario interino, en lo que los nuevos comicios deciden al próximo gobernador constitucional.

Todo ese escenario y problemática no termina en Puebla, tiene alcances políticos nacionales, porque también se daría un golpe muy fuerte a las abiertas ambiciones de Moreno Valle de ser candidato presidencial de la derecha en 2024, ya que el estado de Puebla supondría una pieza clave en su estrategia para dichos fines.

En cuanto a un mensaje que puede enviar, mediante el mismo festejo nupcial y su difusión, la administración federal entrante es a las elites empresariales, mucho más que a las políticas, y seria en el mismo sentido: "llegamos, estamos jugando en su cancha y no les tememos, llegamos con todo", algo así como una expresión más de que el Estado no estará al servicio de un puñado de familias, que han hecho que el mercado esté muy por encima de las instituciones del Estado, y por ende, del bienestar general, ahondando las desigualdades y la injusticia imperantes en México.

En política, se dice y bien, casi no hay casualidades y también se suele afirmar que la forma es fondo, y muchas veces hay que leer los acontecimientos entre líneas para entender su verdadero contexto.