lunes 15 de octubre de 2018 | 04:42
Columnas

Libros de ayer y hoy. El linchamiento nupcial y los berrinches de la CNTE

mié 10 oct 2018 07:51
La boda fue con recursos propios
La boda fue con recursos propios
Foto propiedad de: Internet

 

 

Nunca creí ver juntos como hermanitos a los de la revista Proceso y a Ricardo Alemán. Sus posiciones sobre la boda poblana, ahí se dan. En las aguas pantanosas que se mueven debajo de la claridad de aguas tranquilas, basta un borbotón para expulsar al pantano, serpientes incluidas.

La capacidad de odio y destrucción que tienen los que se oponen a un cambio, es terrible, “Dice mi padre que un solo traidor puede con mil valientes”, cantaba Zitarrosa. La ya afamada boda de César Yáñez y Dulce Silvia  fue el sumun de lo que venía de atrás, ( corazoncitos, besos, futilezas  etcétera).

Un militante morenista hace una boda fastuosa, y esta es lanzada a la eventualidad de una revista, ¡Hola!  edición local. Ni siquiera es la internacional. El dinero usado para esos dispendios fue propio,  no se usó dinero público, no se desarrolló con  empleados públicos, ni en lugares oficiales. AMLO y su esposa Beatriz fueron  invitados y no tuvieron  nada que ver con  el gasto. No organizaron; no tomaron ninguna decisión sobre   la boda ni sobre la ceremonia religiosa,  ni dieron  pauta para su desarrollo.

 ¿Qué tiene que ver un  evento de esa naturaleza con la austeridad que está pregonando el próximo gobierno? La austeridad es con los recursos públicos,  no con lo que haga la gente con  su dinero. He estado en fiestas fastuosas organizadas por gente sencilla que suele hacer eso en momentos importantes de sus vidas. Ignorante el señor Alemán enfermo de odio contra todo lo que sea cambio, ahora muy juarista, llegó al extremo de decir que se violó la ley de cultos, ¿sabrá de leyes ? A lo largo de estos meses no ha habido día sin que AMLO aparezca como el detractor de sus propios ideales. Su llamado a la unidad pasa de largo, para criticar a empresarios incorporados.

En la Jornada Carlos Fazio tiene semanas escribiendo contra Romo y la Lacandona y  a mí me hubiera gustado mejor leer algo de aquellas posiciones que tenía a favor del general Noriega en 1989, cuando se retrataba felizmente con  él. Ese llamado a la unidad también pasó de largo para la CNTE que boicoteó un encuentro sobre consulta educativa en Guerrero, llevado por su acendrado rechazo a la camarilla que encabeza  su propio sindicato, el SNTE.

LA CNTE EN LA ENCRUCIJADA SI SIGUE BOICOTEANDO

A los grupos hostiles al gobierno de AMLO, se suman  sectores que están de su parte y votaron por él. En aquellos hay detracción y en estos una desesperación por obtener lo que desean con  este cambio, que se convierte en algo agobiante.

Se instala la presión y en algunos casos el chantaje, sin tomar en cuenta que se gobernará para todo el país. Terminan coincidiendo con los anteriores. La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) no ha evaluado el apoyo a ultranza que le dio un amplio sector de la  población ante las imposiciones de EPN con su reforma educativa,  que tenía como ejecutor a Aurelio Nuño. Durante más de dos años se denunció la negación que había hecho el gobierno de los maestros opositores y su ausencia de una reforma educativa que era y es considerada una reforma laboral. El anuncio del próximo gobierno de que dicha reforma será cancelada por completo, ha sido vista con escepticismo por algunos grupos de la coordinadora y ante la inclusión  que se busca de todos los sectores magisteriales, está respondiendo como lo hizo en Guerrero  donde hubo incluso violencia. 

 

ADIOS A  MARGARITA PEÑA, LA CORRUPCIÓN EMPIEZA EN EL LENGUAJE, DECÍA

Partió la maestra Margarita Peña, escritora, académica, investigadora, mujer de altos vuelos que dedicó su vida a la literatura, a la enseñanza, al periodismo cultural, a la poesía y al cuento. Todavía tuvo tiempo de conocer la lucha por el cambio y ante la promesa de erradicar la corrupción, quizá recuperaba aquella frase del lingüista Tony Wingtower, “la corrupción empieza en el lenguaje”. Y lo estamos viendo con la campaña agresiva que pretende retrotraer ese cambio, a través de denuestos, difamaciones y mentiras. Su libro de crónicas En nombre de Eleguá ( Instituto Nacional de Bellas Artes, INBA, 1995) era en ese entonces uno de los 16 que ya había publicado. El tiempo le permitió  ampliar su obra. En este libro, escrito en Bloomington en 1988-89, hace un recorrido de lo más diverso, pero no deja de interesarse en el México que acaba de dejar. En su crónica Presente histórico, mientras ve la televisión en aquel lugar ve pasar a los del gobierno mexicano,  y hace una reflexión  sobre los regímenes mexicanos deleznables, sobre la dilapidación  del petróleo que se actualiza en este momento con las oscuras noticias en torno a Pemex. Y así, Margarita se  nutrió hasta el final de las vicisitudes de un  país que vivió a profundidad. Era optimista  pero en el final de la crónica mencionada, ve con  tristeza la situación de México  y señala “La vida  no es mas que eso: una amplia, insomne e inescrutable  ventana oscura”.