domingo 18 de noviembre de 2018 | 11:36
Columnas

Hiriart, el séptimo porro, normal: calumnia de nuevo a AMLO, pero ¿valía la pena seguir jodiendo a La Razón que le dio de comer?

@FedericoArreola vie 14 sep 2018 08:40
Debe cambiar la fea costumbre de enlodar por enlodar desde los espacios periodísticos
Debe cambiar la fea costumbre de enlodar por enlodar desde los espacios periodísticos
Foto propiedad de: Internet


“Sentados en corro merendábamos, besos y porros”. Joaquín Sabina
“Qué linda noche para fumarse un perrito”. Andrés Calamaro

Hay de porros a porros

Porro, significado uno: Puerro, conocido también como poro, que es algo así como un especie intermedia entre el apio y la cebolla

Porro, significado dos: Persona torpe, ruda y necia

Porro, significado tres: Cigarrillo liado, de marihuana, o de hachís mezclado con tabaco

Porro, significado cuatro: Música y canto originarios de la costa norte de Colombia

Porro, significado cinco: Que tiene mal desempeño académico

Porro, significado seis:  Relativo o perteneciente a las pandillas violentas vinculadas a las instituciones universitarias

El séptimo porro

Acabo de descubrir otra especie de porro: el columnista que especula por el simple gusto de dañar. Como Pablo Hiriart, de El Financiero.

En su columna de este viernes calumnia al presidente López Obrador y a sus seguidores, lo que no es extraño: es lo acostumbrado.

De pasada, Hiriart lastima al diario La Razón, un periódico que en mala hora se dejó atrapar por la perversidad de Hiriart y otros porros antipejistas, como el señor Rubén Cortés.

Elogia a AMLO pero lo acusa de promover la violencia

El artículo de Hiriart (“Amlo contra los porros”) empieza diciendo que se trata “de una gran noticia” que el presidente López Obrador “haya hecho el compromiso de no permitir el porrismo durante su gobierno”.

Después de eso, Hiriart da a conocer una lista de hechos violentos ocurridos en las calles de la Ciudad de México ¡y culpa al movimiento de AMLO, que es lo mismo que culpar al propio Löpez Obrador, de haberlos promovido y ejecutado!

Sin ninguna prueba, Hiriart sostiene que gente de AMLO ha estado detrás de numerosas acciones porriles en las calles de la capital de nuestro país.

Eso es no tener ni vergüenza ni ética. Ese es porrismo periodístico.

Y luego, jode a La Razón, diario del que vivió varios años

Ramiro Garza Cantú fundó ese periódico por simples ganas, dignas de aplauso, de ampliar la oferta informativa en México.

Empresario bastante grande y, por lo tanto, más que ocupado, Ramiro delegó la parte editorial en quiénes supononia eran periodistas profesionales. Uno de ellos, Pablo Hiriart; otro, Rubén Cortés.

Pero no eran periodistas, sino porros con una misión: golpear a la izquierda mexicana, específicamente a la encabezada por López Obrador y, también, a la que se expresa en el diario La Jornada.

Ramiro Garza se dio cuenta de que eso no era periodismo y trató de cambiar la situación, lo que llevó a que dejaran La Razón primero Hiriart y, tiempo después, el señor Cortés.

Desde que ellos se fueron La Razón ha cambiado su perfil. Se nota que ya no defiende y ataca a nadie en especial. Simplemente, intenta abrirse paso en el competido mercado de los medios objetivos, qué hay muchos en México.

Para entorpecer ese proceso de cambio del porrismo editorial a la objetividad noticiosa —no veo ninguna otra explicación a la columna de Hiriart—, el colaborador de El Financiero ha tomado “al azar” de sus archivos “de cuando dirigí La Razón” algunas, muchas notas en las que se acusa a los seguidores de AMLO de violencia callejera.

Los hechos narrados por Pablo Hiriart, que desde luego cita a Rubén Cortés, efectivamente ocurrieron, pero en ninguno hubo participación de Morena. O del PRD de los tiempos de López Obrador.

Lo crea o no Hiriart, Andrés Manuel ganó la Presidencia de México con más del 50% de los votos por su asuteridad, por los errores del PRI y del PAN, por su mejor campaña pero, sobre todo, porque la gente sabe que en muchos años de movilizaciones multitudinarias a favor de la democracia, jamás nadie entre los seguidores de López Obrador rompiò un solo vidrio.

Para tranquilizarse debería Hiriart echarse un porrito. Mejoraría la calidad de su trabajo.