domingo 18 de noviembre de 2018 | 11:36
Columnas

Un economista del sector privado, que ha dirigido algunas de las más grandes empresas de México, me dice que que en nuestro país:

@FedericoArreola jue 13 sep 2018 07:10
Si 40 mil funcionarios pierden la comodidad  de su salario alto, tendrían que emprender sus propios negocios, y generar con ello riqueza y empleo
Si 40 mil funcionarios pierden la comodidad de su salario alto, tendrían que emprender sus propios negocios, y generar con ello riqueza y empleo
Foto propiedad de: Internet


Salarios altos, pocos, muy pocos

√ Hay aproximadamente 30 millones de hogares.

√ De los mismos, solo el 4% recibe como ingreso familiar más de 100 mil pesos al mes.

√ Es decir, son más o menos 1.2 millones de hogares los que cuentan para todos sus gastos con más de 100 mil pesos mensuales.

√ Si el ingreso en el hogar lo aportan dos o tres integrantes de la familia, entonces hay en México mucho menos de un millón de personas que ganan cien mil pesos al mes.

En El Universal leí una nota

√ 34 mil funcionarios públicos federales ganan más de 100 mil pesos al mes.

√ Pienso que En los gobiernos locales, cámaras legislativas y el poder judicial debe haber fácilmente otros 5 mil mexicanos que ganen más de 100 mil pesos al mes.

Casi el 10%

En efecto, cerca del 10% de los mexicanos con más altos ingresos trabajan en alguna dependencia de los distintos gobiernos o dependencias de los poderes legislativo y judicial. Una proporción elevadísima.

Dicen: que ganen más para que el gobierno contrate gente capacitada

Un argumento para no bajar los sueldos de los funcionarios, que es lo que ha propuesto el presidente López Obrador, es que pagar bien es la única forma de garantizar que la gente mejor preparada trabaje en el gobierno.

El argumento no es malo, pero…

Los altos salarios púbicos desalientan el emprendedurismo

Hay dos argumentos a favor de que bajar salarios en el gobierno:

1. Solo trabajarán en proyectos públicos las personas con auténtica vocación de servicio.

2. Los que ya ganan altos salarios y no desean perder su nivel económico, si se los rebajan se verán obligados a dejar la comodidad de la burocracia para lanzarse al sector privado, básicamente como emprendedores de sus propios negocios, ya que las empresas existentes no podrán absorberlos a todos y ni siquiera a la mitad.

México necesita más empresarios y menos burócratas

Es una pena que tantos hombres y mujeres de gran inteligencia estén conformes con sus altos salarios en el gobierno federal, donde con simplemente cumplir las exigencias de una chamba ganan bien.

El conformismo es malo.

Tales hombres y mujeres de gran talento si se fueran al sector privado, tendrían que ser sumamente creativos, arriesgados y trabajadores —el empresario en las etapas iniciales de su negocio trabaja más que nadie— para poder mantener sus ingresos.

Siendo sus propios patrones, los brillantes técnicos que hoy navegan en la pasiva satisfacción de tener garantizado su alto salario, tendrían que esforzarse bastante para ganar sus 100 mil pesos al menos o mucho más, y al hacerlo, generarían numerosos empleos productivos.