martes 13 de noviembre de 2018 | 09:48
Columnas

Permisos a casinos: ¿Transición con corrupción en Gobernación?

@ruizjosejaime mar 11 sep 2018 11:44
No creo que debiera  existir un perdón a Rosario Robles
No creo que debiera existir un perdón a Rosario Robles
Foto propiedad de: Internet

 

¿Hasta dónde llega el perdón para los funcionarios del sexenio de Enrique Peña Nieto? Hoy el periódico Reforma despliega: “En gestión de Rosario Robles, 700 millones de pesos son sacados de cuentas de empresas beneficiarias de Sedesol y Sedatu, y repartidos en efectivo”. ¿Investigará esto el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador?

Una constante del discurso es “revisar contratos”, sobre todo en materia energética y en el nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México. En los dos anteriores sexenios existieron permisos exprés para casinos. A dos minutos de concluir su mandato, Felipe Calderón autorizó dos permisos para operar casi 100 casinos. En el sexenio de Vicente Fox, Santiago Creel hizo lo propio al conceder permisos para operar 230 casinos.

¿Cómo van los permisos en el fin de sexenio de Enrique Peña Nieto? ¿Alguien lo ha investigado? Por el sigilo de las autorizaciones que no están en Internet y por el silencio de los nuevos funcionarios, en este caso la próxima secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, parecería que la transición de terciopelo llegó, desde la corrupción, entre quienes serán los nuevos funcionarios y los actuales funcionarios.

¿Cuáles son los permisos autorizados estas semanas? ¿A cuáles empresas? ¿Por qué? ¿Existe corrupción en las autorizaciones? ¿Moches? ¿Sociedades a futuro con los actuales funcionarios?

Es importante saber a quiénes está contemplando Olga Sánchez Cordero para los puestos de Germán Uribe Corona en la Unidad de Gobierno, y Eduardo Cayetano Cacho en la Dirección General de Juegos y Sorteos. Como hemos padecido en anteriores sexenios, y dado el “sospechosismo” inventado por Santiago Creel, sería importante verificar en este final de administración, a quiénes se les está concediendo los pingües negocios de los casinos, cómo se les están concediendo, si hay moches multimillonarios y si existe una transición pactada donde están ganando los funcionarios que se van y ganarán los funcionarios que llegan.

No creo que debiera  existir un perdón a Rosario Robles, es inadmisible, tampoco creo que debiera existir una transexenalidad en la corrupción en los permisos a casineros. Andrés Manuel, pero sobre todo Sánchez Cordero, podrían impedirlo porque la rendición de cuentas y la transparencia deben de prevalecer en cualquier entrega-recepción, de lo contrario se vería como una entrega-decepción.