jueves 15 de noviembre de 2018 | 06:11
Columnas

La verdadera historia de las manteconchas y otras deformidades culinarias

@pao_landia mar 11 sep 2018 14:27
Foto propiedad de: twitter

 

No perdamos tanto tiempo contando la historia tan conocida de la manteconcha, bueno, está bien, para los que no saben, ahí va, a grandes rasgos: Había una vez, en un pueblito de Querétaro, un panadero que realizaba su oficio, normal, casual, cuando de repente, se le fue sin querer un pedazo de costra de concha directamente a una mantecada😱, por accidente la puso en las repisas del pan a la venta😱, entonces ALGUIEN 😒 (el principal culpable del mame de la manteconcha) compró a la deformidad (ahora llamada manteconcha), ese ALGUIEN, orgullosamente subió la foto de la deformidad al Feis 😎, y taráaan: la manteconcha se hizo famosa. Pasaron los meses, y entonces el villano Bimbo registró mañosamente en el IMPI el mantenombre😡, más NO el manteobjeto. Y todos vivieron subiendo sus fotos de manteconchas felices para siempre.

 

Entre las preguntas frecuentes del producto está:¿a qué sabe la manteconcha? R= a mantecada con costra de concha. A raíz del nacimiento de la manteconcha surgieron algunas otras abominaciones culinarias (otras tantas ya existían). Las cuales se muestran a continuación:

¡Adelante con las imágenes… y con ese ingenio mexicano!