miércoles 19 de septiembre de 2018 | 03:02
Columnas

Con el ahorro del #TuppersChallenge no alcanza para completar el presupuesto del 2019

@rickypedraza mar 11 sep 2018 12:14
Los empleados no gubernamentales hacen lo que hace Batres todos los días.
Los empleados no gubernamentales hacen lo que hace Batres todos los días.
Foto propiedad de: Internet

Es complicado entender el mensaje que nos quiere dar Martí Batres con el video del #TuppersChallenge. El gasto que tienen en comida los legisladores es alto, pero no es lo que más tienen que cuidar.

El ahorro Tupper

En una nota del periódico Reforma se indica que el gasto en alimentos del Senado en 2018 rebasó los 33 millones de pesos. Si lo dividimos entre los 128 senadores da a 257,812.50 pesos por senador en comidas. Los senadores no trabajan todo el año, pero si trabajaran 52 semanas al año, 5 días a la semana tendrían para sus comidas 991.58 pesos diarios. Si estos números los sacáramos con las horas reales de trabajo, seguramente el número aumentaría una buena cantidad.

 

  En las finanzas de un país, 33 millones de pesos sirven, pero sirven muy poquito. ¿Qué obra importante pueden hacer con 33 millones de pesos? ¿Un aeropuerto, una refinería, una línea de metro?

Los empleados no gubernamentales hacen lo que hace Batres todos los días. Llevan su “lunch” o itacate todos los días al trabajo. Pueden quedarse a trabajar horas extra y la compañía no les ofrecerá comida. Las empresas pueden ofrecer solo agua y café, no mucho más que eso. El #TupperChallenge no hace héroe, austero a nadie. Solo lo acerca al día a día de los que votaron por ellos.

Bien por el ahorro, pero seguimos ahorrando los centavos y gastando los pesos.

Siempre no recortarán los sueldos de los diputados

Una de las propuestas de campaña y una de las fuentes de donde se podría cumplir con las propuestas de campaña de AMLO era el recorte de sueldos de los legisladores. Los diputados federales recortaron de todo menos los sueldos.

Mario Delgado, coordinador de la bancada de Morena, declaró a El Universal el 30 de agosto del 2018 que el primer sueldo que recibieran los nuevos legisladores ya vendría con un recorte de austeridad. 12 días después, el mismo Delgado declaró que “por el momento no habrá reducción, aún no hay acuerdo porque habrá que revisar el tema de manera cuidadosa”.

De septiembre a diciembre, la bolsa mensual de un diputado federal seguirá siendo de 149 mil 230 pesos que incluye el sueldo más los apoyos por asistencia legislativa y atención ciudadana, 43 mil 230 pesos más que lo que tenía en mente AMLO. Si multiplica el excedente por los 500 diputados por 4 meses da a 86 mil 460 millones de pesos. Con ese ahorro no obtenido, sí se pudieran hacer más cosas que con el ahorro Tupper.

 

¿Por qué es más fácil vender el #TupperChallenge?

Lo de llevar comida preparada en casa es un tema de todos los días para todos los trabajadores. Los albañiles llevan sus tacos, los que trabajan en oficinas llevan su comida y sus snacks como un ahorro a lo que gastarían si siempre comieran fuera. Todo esto se paga con el sueldo que cada trabajador percibe.

A los trabajadores les sorprende que los legisladores les den la comida gratis para que sigan trabajando y no tengan que “salir a comer”. No es común de las empresas que se les otorgue ese tipo de beneficios.

Lo que sí puede ofrecerse es un comedor para legisladores y si pudiera tener algún tipo de subsidio, claro menor a los 33 millones de pesos por año, donde el costo de la comida tenga algún apoyo y se complete con algún pago de los legisladores. Sí necesitamos que trabajen y que no pongan excusas o que se pongan como mártires.

 

Mejor que el #TupperChallenge

Que nos expliquen las posibles desviaciones de dinero. Que busquen a los corruptos y los castiguen conforme a sus delitos. Que nos expliquen lo del senador/gobernador Velasco. Que quiten el fuero. Que se busque ahorrar en los pesos y no en los centavos.

Todo eso tendría más retorno sobre los gastos que llevar “lunch”.