martes 13 de noviembre de 2018 | 09:50
Columnas

¿Qué es lo que más les gusta de sus ciudades favoritas?

@horacio_urbano mar 28 ago 2018 19:45
Barcelona, España
Barcelona, España
Foto propiedad de: Internet

 

¿Qué responderían a esta pregunta? ¿Monumentos? ¿Museos? ¿Tiendas? ¿Paisajes? ¿Clima? ¿Que tengan playa? ¿Que no tengan playa?

Las razones pueden ser infinitas y dependen en cada caso de los muy, pero muy particulares gustos de cada persona.

Y sin embargo hay ciudades que gustan a la mayoría... Hay ciudades que enamoran sin que ello implique que tengamos plena conciencia de los aspectos que las hacen únicas a nuestros ojos.

Pero lo más probable es que sin darnos cuenta las ciudades que amamos sean ciudades que nos permiten caminarlas... Caminarlas y permitir que al hacerlo vayamos al encuentro de las diferentes cosas que nos gustan.

Y claro que esta caminata es mejor si la podemos complementar usando un sistema de transporte público que también nos guste y que sintamos que de manera natural forma parte de la estructura y la esencia de la ciudad.

En mi caso, me gustan las ciudades cuya esencia urbana es clara y evidente... No diría que me gusta el olor del escape de los automóviles... Pero casi...

Diría, eso sí, que me gustan los distintos olores que se perciben al caminar y que casi a ojos cerrados nos permiten saber dónde estamos.

Me gustan esas ciudades que van presentando su belleza al mismo tiempo que uno las recorre para llegar de un punto a otro.

Me gustan las ciudades densas... Que agrupan en unos pocos kilómetros cuadrados la mayor parte de las cosas que me gustan de ellas.

Por eso regreso una y otra vez a las ciudades que me gustan...

Y por eso quise escribir esto después de leer un magnífico reportaje del diario británico The Guardian, que presentaba los kilómetros cuadrados más densamente ocupados de Europa.

El reportaje, realizado por Alasdair Rae, profesor e investigador del área de planeación territorial y urbana de la Universidad de Sheffield, sintetiza un estudio que localiza los kilómetros cuadrados más densos de las ciudades europeas, a partir de información recabada por Global Human Settlemens Layer (GHSL).

No hay mucha sorpresa en las ciudades que encabezan una clasificación que nos dice que el kilómetro más densamente poblado de Europa se encuentra en Barcelona (53,199 personas/km2).

O que pisándole los talones París ocupa el segundo lugar con una ocupación de 52,218 personas/km2.

¿Será casualidad que dos de las ciudades reconocidas entre las más bellas del mundo respondan a modelos de planeación urbana de alta densidad?

No lo creo...

El reportaje, que al ser una síntesis solo presenta a los primeros 15 lugares de la clasificación, da tema para largas sobremesas, que bueno fuera se llevaran a cabo con un buen trago en la mano y sentados en uno de esos magníficos restaurantes que caracterizan las calles de Barcelona o París.

Pero bueno, conformémonos con listar a continuación las 15 ciudades que tienen los kilómetros cuadrados más densamente poblados de Europa.

1.     Barcelona (España): 53,199 personas/km2.

2.     París (Francia): 52,218 personas/km2.

3.     Szczecin (Polonia): 32,752 personas/km2.

4.     Bruselas (Bélgica): 29,100 personas/km2.

5.     Atenas (Grecia): 28,880 personas/km2.

6.     Estocolmo (Suecia): 26,120 personas/km2.

7.     Sofía (Bulgaria): 23,934 personas/km2.

8.     Ámsterdam (Holanda): 23,485 personas/km2.

9.     Berlín (Alemania): 23,379 personas/km2.

10.                         Praga (República Checa): 23,249 personas/km2.

11.                         Copenhague (Dinamarca) 22,381 personas/km2.

12.                         Nápoles (Italia): 22,113 personas/km2.

13.                         Lisboa (Portugal): 21,823 personas/km2.

14.                         Ginebra (Suiza): 21,456 personas/km2.

15.                         Londres (Inglaterra): 20,477 personas/km2.

Por supuesto que aparecen sorpresas, como la ciudad polaca Szczein, cuyo nombre seguramente pocos podrían pronunciar, y posiblemente más pocos conocen como para poder dar fe de los beneficios o perjuicios que le ha acarreado esa alta densidad...

Pero pareciera que la densidad es un común denominador en ciudades reconocidas por su belleza, dinamismo económico y calidad de vida.

Claro, también hay que mencionar que muchas de estas ciudades se encuentran entre las más caras del mundo y la densidad es un instrumento que permite reducir, aunque sea en cierta medida, el impacto de los altísimos costos del suelo.

El estudio revela que 33 ciudades europeas cuentan con kilómetros cuadrados con ocupaciones superiores a 40,000 personas/km2, y que de ellas, 23 están en España y 10 en Francia.

Por supuesto, la densidad no es producto milagro que cure todos los males... Es apenas uno más de entre los muchos instrumentos a que se debe echar mano cuando se trata de planear y conducir una ciudad...

Eso sí, densificar aparece entre los “remedios” que propone la Nueva Agenda Urbana definida por la ONU, cuando se habla de proponer soluciones urbanas que tengan validez para cualquier ciudad del mundo.

Se trata de aprovechar en la mejor forma posible el activo más valiosa de toda ciudad; su suelo.

Y se trata de hacer un uso inteligente del territorio que haga posible la eficiencia urbana y que esta eficiencia se traduzca en mejoras en la calidad de vida de sus habitantes.

Y más nos vale no perder de vista este y muchos otros “remedios” que ya aparecen en la caja de herramientas de los planificadores urbanos... Porque si el siglo XX fue el siglo de la Reforma Agraria, más nos vale que el siglo XXI sea el siglo de una verdadera Reforma Urbana que haga de las ciudades espacios de desarrollo, equidad y oportunidades.

 

Horacio Urbano es presidente fundador de Centro Urbano, think tank especializado en temas inmobiliarios y urbanos

Correo electrónico: [email protected]

Twitter: @horacio_urbano