domingo 21 de octubre de 2018 | 03:12
Columnas

La justicia mexicana, una burla constante

@fuaper vie 10 ago 2018 17:10
El caso de Elba Esther Gordillo es una burla para todo el pueblo mexicano
El caso de Elba Esther Gordillo es una burla para todo el pueblo mexicano
Foto propiedad de: Internet

 

La impartición de justicia en el país es solamente un concepto de papel, en la mayoría de los casos varios presuntos delincuentes resultan ser al final, exonerados de todos los cargos.

Es muy curioso el caso de Elba Esther Gordillo, a quien después de tener un arraigo domiciliario,  un juez federal decretó la libertad por los cargos de delincuencia organizada y lavado de dinero, porque en el pasado ya había sido absuelta de defraudación fiscal.

¡Felicidades a la maestra y a la justicia mexicana!, me sorprende que después de cinco años de proceso, encuentren que es inocente, pero realmente es una burla para el pueblo mexicano, ella representa la corrupción en su máxima expresión, y que la liberaran el día que le darían la constancia al nuevo presidente, es muy cuestionable.

El sexenio de Enrique Peña Nieto ha estado desde que comenzó  rodeado por la corrupción en todos los aspectos, por razones políticas encarcelaron a la maestra y por esas mismas razones la liberan, estoy anonadada, con el sistema de justicia en México. 

El caso de Elba Esther Gordillo es una burla para todo el pueblo mexicano, o tal vez haya habido un error en sus cargos y la justicia ganó, pero debería ser igual para todas las personas que están en procesos legales, en contraste con la realidad en donde si no tienes dinero, poder o “amigos”, cuando están en un proceso podría pasar una eternidad y nunca llegar a la sentencia, en el país el total de la población reclusa carece de sentencia, por ejemplo en Baja California, Durango California, Durango, Oaxaca y Quintana Roo 6 de cada 10 personas privadas de la libertad no han recibido sentencia.

Somos un país con muchos recursos, grandes personajes que han hecho historia para bien, tenemos muchos recursos y una historia que nos identifica en el colectivo como nación, pero, es cierto también que en México la impunidad es un tema top, el 98.5% de los delitos cometidos quedan impunes.

Quizá el caso de Gordillo sea  parte de la estadística en donde la justicia ganó, pero yo no lo creo, es meramente impunidad.

La justicia pasa a segundo término y gana la política. 

La ignorancia sobre muchos temas es un factor para que timen al mexicano promedio y a los que saben, sólo les queda mirar y ver cómo nuestro país se hunde por las malas decisiones realizadas por los gobernantes, me causa mucha risa y al mismo tiempo que la gente pensara que la liberación de Gordillo fuera acto de Andrés Manuel López Obrador, y me causa tristeza que no se den cuenta que es el presidente electo, mas no es el presidente en funciones, AMLO ni siquiera puede tener injerencia, hasta diciembre tomará posesión, por ahora sólo está en la transición, EPN y su deslumbrante gabinete siguen en el poder.

¿La liberación de Gordillo es entonces casualidad o causalidad? La culpa es de AMLO o de EPN, o de nuestro endeble sistema de justicia, la cuarta transformación empezó, y de verdad espero que sea para bien, el pueblo mexicano está harto de miseria, hambre, delincuencia, falta de empleo, contaminación social y del medio ambiente, de los feminicidios que día a día se realizan en nuestro territorio, de la migración, de la pérdida de identidad mexicana, etc. 

Al final, resultó que el dinero de la exlideresa sindical, los más de mil 978 millones de pesos que tenía como fortuna, provenían de manera legal. 

A lo mejor la impartición de justicia tuvo cariz de género e inclusión y la señora que es un adulto mayor de género femenino entra ahora en los 4 de cada 10 mexicanos que estuvieron en la cárcel, que tuvieron sentencia.

Urge de verdad que en México se aplique justicia real, y no sólo por conveniencia política, varios exgobernadores y gobernadores deberían estar en la cárcel o mínimo en arresto domiciliario por peculado y enriquecimiento ilícito, pero no es así, la realidad es que nos falta mucho para llegar a un México equilibrado.

Pero hasta que se llegue a eso y a una austeridad, la vida política mexicana se vive en excesos, por ejemplo, en el primer cierre del primer semestre del año las dependencias gubernamentales rebasaron hasta 215% su presupuesto original. Quiero creer que esos recursos se ejercieron en el marco de la legalidad, pero en lo que llega la austeridad, seguirá habiendo estas irregularidades en el manejo de los recursos públicos.

@fuaper