martes 14 de agosto de 2018 | 06:32
Columnas

Federico: Mejor explícale la Ley del Karma al cubano Cortés

vie 20 jul 2018 11:59
Que se busque otra chamba el disminuido Cortés
Que se busque otra chamba el disminuido Cortés
Foto propiedad de: Internet

 

 

Con todo respeto, AMLO no necesita solidarizarse con el periodista Rubén Cortés, que llegó a nuestro territorio huyendo de Cuba a principio de los noventas, seguramente hoy naturalizado mexicano.

Fue cesado por su patrón por continuar sus ataques constantes con la naturalidad típica del cubano preparado post Fidel, otra vez, ataques basados en un odio irracional que este hombre ha derramado donde quiera que va contra todo lo que huela a López Obrador. La parcialidad incondicional en un periodista es una gran debilidad que no le aporta sino lo disminuye, rebaja su nivel profesional. Es el caso de Cortés y otros jilgueros del régimen caído.

Andrés Manuel es el político más curtido de México para aceptar e ignorar este tipo de critica fanática tipo Hiriart--ni más ni menos--sin contar con las calumnias dichas al aire por el señor Cortés antes de las elecciones, fanatismo irracional que fue motivo de su despido merecido y ganado a pulso ahora que todo acabó, su gallo no ganó, y siguió denostando al Presidente electo, por lo que le pusieron un paro a un veneno dañino--hasta para el señor Cortés-- que no pareció tener fin.

Siempre que he escuchado hablar o leído a este individuo, me asombra que profesores como éste, condicionado por sus propios fantasmas, hayan sido catedráticos en universidades privadas, maleducando, distorsionado las mentalidades de aquellos jóvenes que pasaron por sus aulas, de por sí lavados del coco por el sistema que mantenía secuestrado el poder en México.    

Nuestro hoy presidente no guarda rencores a nadie, no necesita por tanto solidarizarse con éste señor ni con ningún otro u otra que hubiere sido o sea su perenne acosador verbal o escrito. La noticia amarillista falsa, la calumnia, solitas se van despejando, la verdad siempre sale a relucir y desmiente lo expresado o escrito, con eso basta. La libertad de ser y de expresarse, es una oronda bandera que siempre ha portado y continuará ondeando sin duda el líder tabasqueño. 

Que se busque otra chamba el disminuido Cortés, que aprenda de la experiencia, que medite sobre su fanatismo irracional. Espero logre captar este académico que cayó en desgracia lo que le sucedió, lo que significa la Ley del Karma, del boomerang, o en idioma religioso, la justicia divina.

Su mal karma se le revirtió ¿y ahora está desempleado?  Pues es lo que merece. Punto.