viernes 20 de julio de 2018 | 12:00
Columnas

¿Por qué un gobernador electo renuncia al partido que lo postuló?

mar 10 jul 2018 14:01
Enrique Alfaro
Enrique Alfaro
Foto propiedad de: Internet

Los ciudadanos de la perla tapatía y regiones aledañas recordamos los spots durante la campaña del fracasado Frente que armó Anaya para sí jalando a Dante de MC y Barrales de PRD partidos casi extintos-- echando para fuera a Mancera—spots varios en los que el prepotente gobernador hoy electo de Jalisco candidato de MC, salía emocionado e impetuoso a declarar algo parecido a lo siguiente: “Acabo de salir de una reunión con nuestro candidato Ricardo Anaya y es tan brillante este cuate que sin duda debe ser—o será-- presidente de México, votemos por él”.

Pero este político hábil, oportunista, además de traidorcillo como lo suelen ser-- traicionó a AMLO antes de las elecciones de 2012, pero aun así no convenció a los altos empresarios panistas de la entidad, hasta que llegó a la alcaldía de Guadalajara para implementar políticas preferenciales levantando ola de críticas y descontentos, siendo además que esta campaña suya para la alcaldía de la capital recibió empuje y apoyos del último nefasto gobernador del PAN, González Márquez. Luego, se arrimó al “brillante” panista Anaya para lanzarlo a la presidencia de veras pensando que se fraguaría un fraude o no sé qué deduciría.

Ahora, como perdió su Frente Anayista la elección presidencial, aunque la mayoría de los votantes en Jalisco confundidos nunca se percataron que Alfaro pertenecía a ese Frente y de ahí su triunfo, sin importarle un comino la doblez ni la próxima lambisconería, se le volteó también a Dante Delgado el dueño de su partido renunciando a él apenas llegó a la gubernatura.

Trae a la gente decepcionada, desconcertada, pues votaron por MC en la boleta y al ser proclamado gobernador electo renunció a su partido, la gente no entiende y él, ni pío. No se presentó ni a recoger la constancia de su triunfo sino envió a mensajero funcionario de su ahora ex partido a hacerlo, ¿por qué renunció? a) porque los cobardes huyen antes de que se hunda el barco, es decir, antes de que se desdibuje MC del mapa, b) porque irá a rogar perdón a AMLO.

Veremos cómo se arrastran los reptilianos.

Ha sido inaudito observar cómo se han manifestado los politiquillos de quinta, amedrentados unos porque se cancelarán sus excesos, sueldos, o retiros presidenciales. Así como empresarios, otrora benefactores y al tiempo beneficiados del régimen, que igual siempre se acomodarán “con quien quede”, no importa que semanas antes aseguraran aborrecerlo y combatirlo, hoy se arriman todos como pueden al bueno. Las expectativas con Alfaro al frente del gobierno de Jalisco conociendo su historial no son halagadoras, experto como lo hemos presenciado en manejar el doble discurso, tráfico de influencias, altanería. Gracias a su Dios, ya amenazó con que se retira luego de este sexenio, ojalá así sea y no nos deje peor de lo que ya está nuestro estado.