jueves 18 de julio de 2019 | 11:48
Columnas

Ahora a captar inversiones

@horacio_urbano mar 03 jul 2018 19:18
Hay que entender que para crecer, México requiere inversiones enormes...
Hay que entender que para crecer, México requiere inversiones enormes...
Foto propiedad de: Internet

A lo que sigue... Apenas la autoridad electoral sancione el resultado del domingo pasado, Andrés Manuel López Obrador deberá encabezar un proceso de transición fundamental, en que dejando atrás diagnósticos y propuestas de campaña, tendrá que conformar equipos para que se metan a profundidad en cada uno de los temas que definen la agenda nacional.

Todo es importante... Y aunque reconociendo que dada su naturaleza, el virtual Presidente Electo, dará prioridad, como ya lo dijo, a todo lo que tenga que ver con mejorar las condiciones de vida de los segmentos menos favorecidos, el hecho es que también deberá haber espacios en que el objetivo sea mantener, e incluso incrementar, las inversiones que se generan en México.

La buena noticia es que en medio de la euforia desbordada ante los resultados del pasado domingo, con el amanecer del lunes llegaron el mundo de la economía las primeras señales positivas, eficientes desempeños en tipo de cambio y mercado de valores, así como manifestaciones de respaldo al resultado de la elección de parte de un número importante de representaciones empresariales.

Y esta semana el país se sigue moviendo... La gente salió a trabajar, los bancos y la Bolsa Mexicana de Valores operan con total normalidad, en tanto que empresas de todo tipo y tamaño mantienen empleos, inversiones y ritmos de producción.

La vida sigue... Y ahora la prioridad es que equipos del candidato ganador aprovechen este periodo de transición para perfeccionar los programas de trabajo con que la nueva administración deberá empezar a trabajar el 1 de diciembre.

Pero atención, porque la transición debe ser además un espacio que genere las certidumbres que permitan mantener las inversiones existentes y atraer otras que vengan a fortalecer nuestra economía.

Porque las inversiones son tema delicado... Tanto, que llegan o se van a partir de señales de lo más básico...

Basta con que el futuro Presidente hable de política económica o de Estado de Derecho y que sus equipos especializados señalen lo que habrá de pasar con los programas e instituciones vigentes apenas inicie la próxima administración.

Porque hay que saber que las inversiones son animales harto sensibles... Tan sensibles que se espantan con facilidad y huyen para muchas veces no regresar...

Lo bueno es que son tan sensibles que pueden ser atraídos con esa misma facilidad... Basta con un par de señales para hacer que la economía nacional en su conjunto, o actividades muy específicas en lo particular, se conviertan en atractivos destinos de inversión.

 Porque los grandes objetivos sociales inevitablemente deberán estar acompañados por muy eficientes programas de desarrollo económico, ya que si se pretende elevar ingreso y capacidad de compra de la población, y en particular de los segmentos más vulnerables, sobra decir que ello exige una iniciativa privada fortalecida, capaz de generar esos empleos mejor pagados y esas plazas que den mejores oportunidades de desarrollo.

Llevar este país al futuro depende de que juntos, gobierno, sociedad e iniciativa privada, generen condiciones que permitan captar inversión.

Hay que entender que para crecer, México requiere inversiones enormes... Tan enormes que, por supuesto, deben contemplar fuentes internas, tanto públicas, como privadas, pero nuestra economía debe también tener capacidad de atraer a los grandes capitales internacionales

Y ese proceso arranca desde ya... Desde estos tiempos de transición, en que, sin duda, los grandes capitales buscarán entender qué ofrece el México de los años por venir... Qué ofrece, que le permita competir con otros países del mundo como destino de inversión.

Por lo pronto, el virtual Presidente Electo y sus equipos deben generar confianza... Deben garantizar el Estado de Derecho y la continuidad de lo que se está haciendo bien.

Las elecciones del domingo pasado fueron un triunfo enorme para la vapuleada democracia mexicana...

Y lo que sigue no será tema menor...

Vienen tiempos en que López Obrador tendrá que demostrar que los mexicanos no nos equivocamos. Tendrá que gobernar para todos... Tendrá que proteger la economía nacional y sus empleos y garantizar que los grandes capitales, nacionales y extranjeros, estén dispuestos a seguir invirtiendo en el país.

Toca a los equipos especializados trabajar en esta transición tanto con quienes integran los sectores productivos, como con los representantes del mundo financiero.

Toca mandar señales y salir a vender confianza... Toca armar equipos de trabajo que representen una buena noticia para iniciativa privada y sector financiero.

Porque todos queremos trabajar por el futuro de México y todos estamos de acuerdo en la necesidad de dar absoluta prioridad al enorme reto de construir mejores oportunidades para los mexicanos menos favorecidos.

Se trata de combatir la desigualdad... Y una buena forma de hacerlo es fortalecer nuestra economía, consolidar al país como un atractivo destino de inversión y lograr que iniciativa privada y gobierno pueden ser capaces de trabajar en función de los mismos objetivos.

 

Horacio Urbano es presidente fundador de Centro Urbano, think tank especializado en temas inmobiliarios y urbanos

Correo electrónico: [email protected]

Twitter: @horacio_urbano