sábado 17 de noviembre de 2018 | 12:20
Columnas

Todos sabíamos que iba a ganar Alemania México, ¿verdad?: las encuestas y un temblor para AMLO

@sarayagripina dom 17 jun 2018 15:23
Apuesto a que México sí llega al 5° partido
Apuesto a que México sí llega al 5° partido
Foto propiedad de: Internet


La esperanza muere al último. Dicho Popular

“Tembló en la Cd. de México”: así lo reportó el Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas. ¿El epicentro? El hermoso gol de Hirving Lozano, que le dio el triunfo a nuestra selección sobre Alemania en el partido de hoy. Ese gol y los saltos de miles de capitalinos lograron crear un “temblor” en la Ciudad de México.

La cuenta oficial de Sismología de Chile confirmó: “Nuestros dispositivos de alerta sísmica de SismoDetector también detectaron el sismo artificial en tiempo real, la aceleración máxima llegó a 37 CM/s2 al mismo momento del gol”. La falsa alarma señaló que las mediciones más serias pueden captar temblores, pero no necesariamente la verdadera razón de los mismos.

Todas las casas de apuestas daban como fuerte favorito a Alemania (¿alguien Zague qué les pasó?) Pero, tan pronto terminó el partido, se nos enchinó el alma a todos y los equipos de campaña iniciaron su habitual andanada. 

Por parte de la ofensiva de Meade y de Anaya, advirtieron que lo mismo podía pasar con las encuestas que marcan como favorito a AMLO; ir arriba para perder al final. Vaya, apelan a la fe y esperanza del elector. 

Por la defensa de AMLO, de lado izquierdo de la cancha, el único que sacó un tiro a gol fue Epigmenio Ibarra con un tweet donde, entre otras cosas pone: “Que el exceso de confianza por las encuestas no nos paralice”.

Tiene razón al pedir que el exceso de confianza o de desmotivación no paralice. A cada rato los mexicanos nos sentimos descorazonados antes de iniciar las contiendas; a los candidatos también les ocurre. 

Pero lo contrario también ocurre. Le pasó a los alemanes con su exceso de confianza/soberbia; al grado que un diario teutón pedía perdón a México anticipadamente porque no íbamos a anotar… Pos sorry Deutschland. 

Por lo mismo, ese exceso de confianza puede paralizar a los pro-AMLO o también dar confianza a los anti-AMLO de que no ganará el macuspano.

Ya lo hemos dicho antes: los Morenos estarán en un error si se confían solo en las encuestas y los demás también si confían sólo en que las encuestas están cuchareadas o, bien, que se requiere de un milagro para que sus candidatos ganen.

2° y 3er partidos México Vs Corea y Vs Suecia

Los sitios de apuestas colocan ligeramente superior a México sobre su rival Corea del Sur, aunque ya con el primer resultado (Alemania 0-México 1), las probabilidades de que las apuestas por México mejoren se multiplican. ¿Si gana México, lo usará AMLO como el simil de las encuestas? ¿Qué dirán los coequiperos de Meade y Anaya?

En el caso del México-Suecia, las tendencias colocan mejor a Suecia de lo que colocan a México. El resultado deportivo, hará que los equipos políticos utilicen el mismo para insuflar ánimo y fuerza a su campaña. Que metan “gol” dependerá del ánimo de sus partidarios.

4° partido

En este momento, si hiciéramos una encuesta: “¿Crees que México pase a la 2ª ronda?” El 100% contestaríamos que sí. Cosa muy diferente antes del partido contra Alemania. Así, vale la pena recordar que las encuestas son una fotografía de un momento en específico. 

A diferencia de esta encuesta futbolera, las encuestas electoreras sufren: a) cuchareos, compras, etc. Y también  b) constancia. Esto es, en todas, el que ha estado (y sigue estando) en el primer lugar es AMLO. ¿Este resultado puede cambiar? 

Puede, pero es poco probable. Especialmente porque ha sido constante su primer lugar y la diferencia con sus adversarios. Es cierto, aún hay un porcentaje de indecisos que pueden trastocar los números, pero solo cerrarían/aumentarían su ventaja. A ello, debemos sumarle que tanto Meade como Anaya, siguen desgañitándose por el segundo lugar y no marcan una diferencia clara por el llamado voto útil.

Lo que es cierto en las encuestas es que aún ganando AMLO con el 40%, el 60% de la población no habrá votado por él y deberá recordar, que debe gobernar para todos los mexicanos. Lo que es cierto para el 60% de los que no voten por él, es que si quieren que no gane AMLO, no es fracturando el voto, es en realidad volverlo útil. 

¿Quién gana? ¿Apuestas?

Tengo una: México sí llega al 5° partido.