jueves 18 de octubre de 2018 | 03:33
Columnas

Perdieron el perro Puig y el porro Anaya y ganaron el FBI del Bronco, la paciencia de AMLO y el discurso de Meade

@FedericoArreola mar 12 jun 2018 23:43
La cosa es que nada cambió... nada
La cosa es que nada cambió... nada
Foto propiedad de: Internet


“El debate es masculino, la conversación es  femenina”. Louisa May Alcott 

Ya debatieron, ya se pelearon. No aportaron gran cosa. Ojalá, en el futuro próximo, cuando uno de los cuatro gane la Presidencia y los otros acepten sus derrotas, todos ellos se pongan simple y sencillamente a platicar. En santa paz. Enseguida un resumen del último debate de candidatos presidenciales del 2018:

1.- Lo mejor del debate fue el FBI de Jaime Rodríguez: Facebook Bronco Investigation.

2.- Lo peor del debate, el protagonismo excesivo de uno de los moderadores, Carlos Puig, que injustamente fue comparado con el gran Perro Bermudez. El famoso Perro no merecía la comparación.

3.- El desastre del debate, Ricardo Anaya: se pasó de agresivo, mal educado y vulgar, sobre todo cuando interrumpía a AMLO. Mientras más lo conoce la gente menos apoyo tiene el candidato panista.

4.- El mejor discurso, el más sereno, el más estructurado fue el de Meade. Quizá demasiado tarde, pero el candidato del PRI al fin encontró el tono competitivo que al principio de la contienda tanta falta le hizo.

5.- Andrés Manuel López Obrador ganó simple y sencillamente porque, con paciencia de santo, aguantó las críticas de todos, en especial las muy groseras interrupciones de Ricky Riquín Canallín.

Así fue el tercer y último debate entre candidatos presidenciales. La elección está decidida, lo que sigue es el Mundial: que haya suerte para nuestra selección. Y si no la hay, a disfrutar todos los juegos de los grandes equipos.

Posdata: Para una minoría selecta, pronto empezará el Tour de Francia que mucho tendrá de emociones. La cosa es ya encontrar mejores entretenimientos que una campaña presidencial que está terminando como empezó: con AMLO de líder, sin que nadie le haga sombra.