viernes 22 de junio de 2018 | 12:38
Columnas

Herejía Política: La elección hay que ganarla con votos no con tuitazos o trending topics

@JorgeMantaro vie 25 may 2018 11:53
¿Podríamos imaginarnos un país en las condiciones que está si Cárdenas hubiese gobernado desde 1988?
¿Podríamos imaginarnos un país en las condiciones que está si Cárdenas hubiese gobernado desde 1988?
Foto propiedad de: Internet

 

En 1988 se pudo dar la alternancia que tanto necesitaba y necesita México, pero ¿qué es lo que nos faltó? Faltó simple y sencillamente el salir a votar, el ejercer nuestro derecho a votar y ser votados. En esa elección si bien despertó una masa de la población importante, en las urnas no se vio reflejado y por ello se logró fraguar la caída del sistema y el fraude electoral. Solamente salió a votar el 52% de la población y eso provocó que Cuauhtémoc Cárdenas perdiera la elección.

¿Podríamos imaginarnos un país en las condiciones que está si Cárdenas hubiese gobernado desde 1988? Sin duda las cosas serían diferentes y las elecciones posteriores hubieran hecho a México una potencia. ¿Posibles candidatos para 1994? Heberto Castillo, Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez o Gilberto Rincón Gallardo, etc. ¿Posibles candidatos para el año 2000? Camacho Solís, Pablo Gómez o alguno de los candidatos de 1994 que no resultara candidato. ¿Posibles candidatos para el 2006? Muy sencillo, hubiese sido Andrés Manuel López Obrador y en 2012 seguramente Marcelo Ebrard.

A diferencia de 1988, en el año 2000 salió a votar casi el 64% de los ciudadanos lo que volvió imposible al sistema “caerse” o cometer un fraude. ¿A qué voy con esto? Simple y sencillamente que necesitamos este primero de julio salir y votar masivamente llegando a más del 64% que asegura que no exista posibilidad alguna para que el PRI o el PAN consigan cometer un fraude más. Y digo más del 64% porque en 2012 precisamente fue la misma cantidad de ciudadanos que salimos a votar.

Esta no es una elección más y solo está atrasando la situación en la que viviremos no solo seis años sino quizá más de 25 años como sucedió en 1988. Solo imaginen que de 1988 a 1994 hubiera gobernado Cárdenas, de 1994 a 2000 Porfirio Muñoz Ledo o Heberto Castillo, de 2000 a 2006 hubiera gobernado Gilberto Rincón Gallardo, de 2006 a 2012 Andrés Manuel López Obrador y de 2012 a 2018 gobernara Marcelo Ebrard.

¿Qué podemos hacer nosotros? El acarreo de votos es un delito pues se dan dádivas a cambio del voto, sin embargo, no es delito el invitar a salir a votar a compañeros de trabajo, amigos, conocidos, familiares. Si se tiene automóvil se puede dar “raite” o un “aventón” a ellos para que emitan su voto sin importar por qué partido vaya a votar, lo importante es que lo ejerza.

Si nos damos a la tarea de llevar a diez o quince personas que no irían a votar de no ser porque los llevarás a su casilla les aseguro que la victoria es un hecho. Es la última labor que tenemos en esta elección y sabemos perfectamente que, de darse un fraude electoral, la situación en México se pondrá bastante compleja y que solo hará falta una chispa para incendiarlo por completo.

La gente está cansada y agobiada por la situación en la que está y más aquellos que vemos como nuestro dinero alcanza cada día para menos. Bajando nuestra calidad de vida y teniendo que hacer lo que siempre hacemos que es apretarnos el cinturón una tras otra vez. Esa chispa que menciono puede incendiar todo el país volviéndolo incontrolable y ahora sí, convertirlo en pretexto para que Estados Unidos nos termine de invadir.

*****

¿Por qué es importante la soberanía alimentaria y energética al menos?

Al contrario de lo que comentan los candidatos del PRI y PAN, así como varios opinólogos, la soberanía alimentaria y energética son vitales para el país y si no me creen solo vean la condición en la que se encuentra actualmente Venezuela donde su economía depende 96% en el petróleo, dejaron en manos de extranjeros sus alimentos, medicamentos, sistema de salud, energía, etc.

Como dice el dicho: “Cuando veas las barbas de tu vecino cortar pon las tuyas a remojar”. Eso es lo que quieren consolidar los del PRI y PAN pues su labor en 30 años ha sido entregar todo a privados sean nacionales o extranjeros sin el más mínimo beneficio para las y los mexicanos que no hemos visto beneficio alguno.

El no tener soberanía alimentaria, energética, sanitaria, carreteras, portuarias, etc. gobiernos extranjeros pueden amenazarnos sin mayor problema y someternos llevando al país a una catástrofe como la que se vive en Venezuela. Necesitamos subsidiar a la agricultura de la misma manera que otros países con quienes tenemos tratados comerciales lo hacen para que el agro mexicano pueda competir de tú a tú. Tenemos que rescatar principalmente al pequeño y mediano productor para que pueda hacer más eficiente su producción.

Algo muy importante también es volvernos 100% autosuficientes en materia energética y principalmente en energías limpias pues gozamos de grandes zonas para instalar plantas de paneles solares, así como de energía eólica, así como poner a trabajar al 100% de su capacidad tanto a las plantas eléctricas y refinerías que trabajan en promedio al 40%. ¿Por qué? Por la simple y sencilla razón que hay mucho político que se beneficia de esto. Se deben construir dos refinerías para poder gozar de autosuficiencia en gasolinas. Si no fuera negocio las refinerías entonces ¿por qué en Texas están construyendo dos enormes refinerías precisamente para vender gasolinas y derivados del petróleo a México?

Debemos rescatar el sistema de salud, tanto al ISSSTE, IMSS y Centros de Salud ya que el mayor problema que tienen es el desabasto de medicamentos y equipo. Para esto se necesita un gobierno que transparente sus ingresos y egresos que sea vigilado por todos los mexicanos pues para algunos es un gran negocio y por ello existe un déficit enorme de clínicas y hospitales a lo largo y ancho del país.

Las carreteras de cuota deben de revisarse pues en un inicio las casetas de peaje eran para que las constructoras recuperaran lo invertido y llevan décadas cobrando aún más pues cada año aumentan los precios supuestamente porque con ello las mantienen en buenas condiciones, pero no es lo mismo construir toda una carretera a darle mantenimiento así que ¿cuántas veces hemos pagado por las mismas carreteras? Sería bueno saberlo.

 

¿Ustedes qué opinan?