martes 14 de agosto de 2018 | 06:22
Columnas

Balacera entre elecciones

@dect1608 jue 24 may 2018 07:34
Maki, es una de las que sin duda están carentes de verdadero compromiso.
Maki, es una de las que sin duda están carentes de verdadero compromiso.
Foto propiedad de: Internet

¡Ay! Quisiera que nunca hubiera elecciones y es que en cada proceso electoral se recrudece la violencia. No es novedad que se registren situaciones de riesgo en algunas entidades como Tamaulipas en el noreste de México, lo grave es que ahora los presuntos delincuentes atacaron directamente a civiles inocentes. 

En esta guerra que lleva más de diez años atemorizando a los mexicanos, a veces no se sabe a ciencia cierta si es en disputa por el control del negocio de las drogas o grupos políticos subversivos que le apuestan a la inestabilidad del gobernante en turno para persuadir en el electorado y buscar un voto de castigo. 

No sé, lo cierto es que este miércoles 23, un grupo de hombres armados abrieron fuego contra un autobús de transporte de personal en la ciudad fronteriza de Reynosa, sí, en Tamaulipas.

Es la riesgosa, siempre históricamente peligrosa franja fronteriza entre México y Estados Unidos, sólo que esta vez desde muy temprano las balaceras y bloqueos dañaron directamente la humanidad de diez personas inocentes, nueve mujeres y un hombre que se ganan la vida en la maquila resultaron heridos, el motivo fue que el operador del autobús no quiso pararse para que los supuestos delincuentes utilizaran su unidad para bloquear una de las avenidas de la ciudad. Desdichadamente, así actuaron los pistoleros, esto es inaceptable. 

Otra vez dos grupos armados inestabilizando una ciudad como sucede en tantos municipios de México, nuevamente los menos responsables de esta situación son los afectados.

Efectivamente luego de las confrontaciones y bloqueos, los reynosenses volvieron a la “normalidad” y la panista Maki Ortiz, senadora que renunció al cargo (2012-2018), para postularse a la alcaldía de Reynosa y quien por cierto, solicitó licencia con la intención de reelegirse, siguió con su agenda del día como si nada hubiese sucedido, al fin ella qué, está custodiada. 

En el Gobierno de Tamaulipas, hay muchos alcaldes muy distantes del ejercicio y compromiso que les exige el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, y sí, Maki, es una de las que sin duda están carentes de verdadero compromiso.  [email protected]