domingo 21 de abril de 2019 | 10:02
Columnas

En números el excesivo protagonismo de la querida @YuririaSierra en el segundo debate presidencial

@FedericoArreola mar 22 may 2018 07:42
Así las cosas, la pareja Yuri Sierra-León Krauza, ni modo, hizo en el segundo debate un peor trabajo que el trío Denise Maerker-Sergio Sarmiento-Azucena Uresti
Así las cosas, la pareja Yuri Sierra-León Krauza, ni modo, hizo en el segundo debate un peor trabajo que el trío Denise Maerker-Sergio Sarmiento-Azucena Uresti
Foto propiedad de: Twitter


El debate se programó para que cada candidato hablara 20 minutos:

√ AMLO, 20 minutos.

√ Meade, 20 minutos.

√ Anaya, 20 minutos.

El Bronco, 20 minutos.

Un amigo se tomó la molestia de contar el tiempo que hablaron el moderador y la moderadora, que lógicamente tendrían que haber hablado bastante menos que los candidatos presidenciales:

√ León Krauze, 13:40 minutos, lo que me parece aceptable.

√ Yuriria Sierra, 17:05 minutos, lo que considero un exceso.

Admiro y aprecio a Yuri, pero se pasó de protagónica en el debate de Tijuana. Ello explica que haya sido tan criticada en redes sociales.

He realizado este comentario con ganas de apoyar el trabajo de mi amiga Yuri Sierra que, para la próxima, tendrá que ser más discreta, de tal modo de entender que los candidatos son ellos, no ella.

León Krauze en el arranque del debate pareció que iba a caer en el mismo exceso de protagonismo de Yuri, pero entendió que por ahí no iba la cosa y se midió, es decir, terminó realizando un trabajo muy correcto.

Así las cosas, la pareja Yuri Sierra-León Krauza, ni modo, hizo en el segundo debate un peor trabajo que el trío Denise Maerker-Sergio Sarmiento-Azucena Uresti.

Ya se verá cómo le va al trío del último debate, Leonardo Curzio-Gabriela Warkentin-Carlos Puig. Ojalá hagan un excelente trabajo, esto es, ojalá se concreten a realizar buenas preguntas, que serán doblemente buenas si son breves, es decir, si se olvidan del rollo mareador de aquellos y aquellas periodistas que creen que todo lo saben, y a la mejor sí saben, ¡pero no lo presuman con candidatos presidenciales enfrente!