jueves 24 de mayo de 2018 | 03:11
Columnas

Margarita: días del futuro pasado

@ruizjosejaime jue 17 may 2018 11:44
En la contingencia, Margarita Zavala optó en contra de AMLO.
En la contingencia, Margarita Zavala optó en contra de AMLO.
Foto propiedad de: Internet

“Yesterday’s dreams are tomorrow’s sighs”

The Morning: Another Morning. Moody Blues

 

La paradoja política es la impronta de esta elección. El PES y Paco Ignacio Taibo II; el PRD y el PAN hermanados; Margarita Zavala como “independiente”. Asistimos a la renovación de la partidocracia. Para sobrevivir, la clase política requiere reinventarse o retirarse, como lo hará Emilio Gamboa a partir de agosto.

La transición se disfruta o se padece. Si la esperanza se basa en el enfado, no es esperanza política, es simplemente necesidad de castigar. Hasta ahora el voto que viene es un voto emocional, no un voto razonado. Las siguientes semanas podrán cambiar las cosas porque serán semanas de contraste entre el cambio mesurado (compostura) que ofrece Ricardo Anaya o el cambio radical (de raíz) propuesto por Andrés Manuel López Obrador.

Margarita Zavala apostó a lo esencial: sobrevivir. En Masa y poder, Elias Canetti es lúcido: “La forma más baja de la supervivencia es pactar”. ¿Con quién pactó Margarita? Con los empresarios, con sus padrinos que vieron que el voto fragmentado es un voto que favorece a Andrés Manuel López Obrador. Inteligente, Margarita se bajó de la contienda, pero no de la política.

Zavala no relanzó su candidatura, se reinsertó en la política mexicana como la líder indiscutible de la centro-derecha. Al renunciar, resucitó. Margarita supo manejar su porcentaje con talento al dejar que sus simpatizantes sean libres de decidirse por quien deseen pero, simbólicamente, su outfit la delata, los colores de su atuendo deciden por el azul, por el blanco. El mensaje es claro.

Margarita no va a apoyar abiertamente a Ricardo Anaya, ella ya cumplió con su parte política con sus padrinos, pero tampoco lo atacará, no lo necesita. El objetivo básico es que Andrés Manuel no llegue a la Presidencia de la República y en eso están de acuerdo la élite empresarial, Enrique Peña Nieto, el Departamento de Estado de los EU, Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox, Felipe Calderón, Ricardo Anaya, José Antonio Meade, Jaime Rodríguez Calderón y… Margarita Zavala, quien ya se “sacrificó”. ¿Quién sigue?

El futuro político de Margarita no es incierto. Primero, su “sacrificio” tendría una recompensa elevada, si llega Ricardo a la presidencia, en una secretaría de Estado del Gobierno de Coalición. Eso es lo más cómodo. Segundo, siguiendo el ejemplo de Andrés Manuel, podría crear su propio movimiento, su propio partido, que recoja lo esencial del PAN y, también, las coincidencias de muchos ciudadanos que necesitan esa opción ahora cancelada.

En la contingencia, Margarita Zavala optó en contra de AMLO. En el futuro posible el dilema se despliega: o en el gobierno o en la oposición.