jueves 24 de mayo de 2018 | 03:00
Columnas

Entre veredas. Cambios de rieles

@entre_veredas jue 17 may 2018 09:24
Foto propiedad de: Marco Lizárraga

 

RECULÓN

Lo ocurrido ayer, no se había mostrado en otro periodo electoral, la salida de Margarita Zavala de la contienda electoral por voluntad propia le viene a dar un susto a uno que otro candidato.

Pero más que susto, lo que debe de importar es que ahora las cosas cambian y no sólo porque se tendrá que modificar la boleta electoral, sino por todo el “ganado” suelto que deja la candidata con su salida.

Lo primero que se pensó es que se vendría un respiro para Ricardo Anaya, pues la corriente crítica del panismo que se fue con Margarita ahora si lo respaldaría, pero hasta el momento no hay nadie que haya fijado esa postura.

Las cosas están más que claras, por la vía independiente y sin recursos la esposa del expresidente de México, Felipe Calderón Hinojosa no iba a hacer nada, sólo causó divisionismo en el PAN, pues hasta renunció a su militancia por más de 30 años.

Lo peor de todo esto, es que causó una seria expectativa con la gente que la respaldó para que lograra su registro, de hecho fue la única que obtuvo su participación sin contratiempos ni tribunales, hizo el trabajo limpio.

A pesar de que se muestre en los medios masivos y redes sociales que hubo algo más allá de su condición, está más que claro que las cosas se movieron de manera distinta y simplemente las cosas no repuntaron.

El debate presidencial fue fatal para la excandidata independiente, los titubeos, la ignorancia de los temas, y la falta de propuestas fueron claras que no tenía ninguna razón para poder competir.

Esto puso de relieve una cosa interesante, Margarita tenía la obsesión dentro del partido de ser la candidata pese a que no tenía el favor de la militancia y mucho menos del líder del blanquiazul Ricardo Anaya, quien al final logró lo que quería, ser el abanderado de una candidatura.

Hay muchas vertientes de esta declinación, pero la más interesante y la más creíble es que la profecía de hacer un frente contra Andrés Manuel López Obrador está más que preparado.

Esta es tan sólo la punta del iceberg de lo que se viene en materia política y las cosas indican que el respaldo será para Ricardo Anaya, situación que en los próximos días saldrá a relucir.

El llamado voto útil ya está en acción y es hora que el PRI le devuelva el favor al PAN que le dio en el 2012 con Enrique Peña Nieto cuando Josefina Vázquez Mota no despegaba ni con cohete.

Ya veremos cómo se comporta la declinación de algún otro candidato en los próximos días.

 

IN CRESCENDO

Arturo Torres Sato, candidato a diputado local por el distrito 13 en Sinaloa se está convirtiendo en una revelación en la forma de hacer política y poco a poco se ha hecho una campaña intensa de compromiso, pero sobre todo de cercanía con la gente.

Torres Sato ha venido de menos a más, pues a pesar de ser joven, lo que muchos políticos le ven como desventaja, lo que desconocen es la experiencia que tiene en el ramo político, económico y social.

El candidato ha logrado hacer click con la gente, pero también tiene el poder de convencimiento de voto en zonas donde tradicionalmente han votado en contra de su partido convenciéndolos.

La estrategia de Torres Sato es sencilla, y no ocupa tener una caravana de gente para lograr posicionarse en este proceso electoral y es hablar con la verdad, tener el punto de equilibrio de comprometerse con la gente.

Un compromiso que se hará mayor cuando los votos le favorezcan y pueda ahora si trabajar con metas reales y no ficticias, promesas de campaña que se las lleva el viento, Torres Sato ha demostrado en estos días de campaña que llegó no para experimentar, sino para ganar y con creces.

El candidato ha mostrado lo que en algunas entregas pasadas señalamos, una oportunidad, pues trae carrera política probada a pesar de su edad, pero además, sabe congeniar y convencer, Torres Sato será un bastión de votos para sus compañeros de fórmula en este proceso electoral.

TRABAJO

En Culiacán, en el distrito 7 a Juan Ernesto MIllán Pietsch no hay quien lo pare con el trabajo que se está haciendo en este proceso electoral, pues lleva más que ventaja en su trabajo proselitista.

La experiencia en el sector público que tiene el candidato a diputado federal mantiene amplias posibilidades de darle un triunfo contundente a Millán Pietsch sobre sus contrincantes en este distrito.

Es que esto es simple, desde que comenzó la campaña, Juan Ernesto se dedicó completamente a recorrer su distrito para poder enfocarse en lo que más apremia y comenzar a hacer compromisos.

Pero no sólo eso, sino que a mediados de campaña, con la labor que ha realizado en las diversas colonias, eventos y propuestas, Juan Ernesto es el único candidato a diputado federal que realiza una revista de su trabajo para comenzar ahora a sellar los compromisos pactados, así como para dar a conocer sus propuestas de campaña.

El candidato a diputado federal sabe que el trabajo no es fácil, pero derivado de la campaña que está realizando lo está convirtiendo en el candidato a vencer en este proceso electoral federal.

Las cosas van por buen camino.

EN ESPERA

Tal parece que el equipo de Martín Heredia en este proceso electoral no lo estarán tomando en cuenta, pues nos enteramos que hasta la fecha el candidato a Senador Héctor Melesio Cuén Ojeda no lo ha buscado, pese a que todo en esta campaña suma.

Hace varias semanas comentamos que Heredia Lizárraga el excandidato a gobernador fue excluido por la presente presidencia estatal y consejeros para integrarse a la campaña electoral.

Pero, con todo esto le ofreció el respaldo a Cuén Ojeda, sólo de curiosidad le preguntamos al excandidato a gobernador si ya se le había corrido la cortesía, y nos indicó que no.

Ahí se la dejamos de tarea. El respaldo de un excandidato a gobernador puede ser un factor primordial para avanzar más en este proceso electoral.

 

[email protected]

Facebook: Entreveredas

Twitter: @PeriodistaMarco