jueves 18 de octubre de 2018 | 08:43
Columnas

La marchitada Margarita…

@annaazul mié 16 may 2018 19:51
Ahora Margarita Esther Zavala Gómez del Campo, representa una moneda electoral ¿en beneficio de quién? ¿De Meade? ¿Anaya?
Ahora Margarita Esther Zavala Gómez del Campo, representa una moneda electoral ¿en beneficio de quién? ¿De Meade? ¿Anaya?
Foto propiedad de: Internet

 

 

Vencida, Margarita Zavala por fin “acepta” que no tenía nada que ver en la elección presidencial. Su escaso puntaje estaba estancado, demasiada sombra le hizo su marido Felipe Calderón, que terminó por marchitarla…

Ahora esperemos por quién declinará Zavala, si por Meade o por Anaya, aunque si en verdad es una persona honesta, como dice serlo, cumplirá con su palabra y no lo hará por ninguno de los dos. Simplemente se retirará cargando al hombro junto con su característico chal, su tan anunciada derrota.

Margarita se retira… aunque dudo mucho que se vaya caminando lenta y tambaleante invadida por la tristeza a su casa, sola, sin partido y sin contienda. Calderón y Zavala tienen mucho que perder, por lo tanto seguirán apostando y arriesgando lo que sea con tal de que Andrés Manuel no gane las elecciones, un pacto habrá orquestado Felipe Calderón.

Este gobierno, estos políticos no tolerarán perder la elección. Harán lo que sea por evitarlo… sus cuantiosos negocios están en riesgo, los millones de pesos recaudados de nuestros impuestos ya no serán “suyos”, ese dinero que están acostumbrados a tener a su entera disposición y que desvían hacia cualquier lado, ya no lo podrán hacer… quieren conservar el poder a toda costa para poder seguir enriqueciéndose sin límites. López Obrador no es un peligro para México, es un peligro para todos estos personajes corruptos que se sienten dueños del país.

Se dice que Zavala declinará por Meade, José Antonio que no más no levanta, necesita de votos, ahora los de Margarita aunque escasos, le serán de gran utilidad. Felipe y Meade, tienen buena relación, no hay que olvidar que José Antonio fue Secretario de Hacienda de Felipe Calderón, habrán tenido seguramente sus pactos, tendrán de seguro sus secretos y sin duda alguna habrán ahora grandes ofrecimientos.

Este retiro de Margarita tiene su precio, aquí en el poder, nada es gratis… Le habrán ofrecido algún puesto, alguna secretaría, en el remoto caso de que Andrés Manuel López Obrador pierda.

 

En un extracto del programa Tercer Grado, Zavala dice: “Aprovecho para decirlo aquí, de

decirle a los ciudadanos que retiro la candidatura de la contienda por un principio de congruencia y honestidad política pero también para dejar en libertad a los que generosamente me han apoyado y tomen su decisión como se debe tomar en esta difícil contienda para México”.  Estas escasas y tropezadas frases, que poco se entienden, confirman que la señora no tenía nada que hacer en la boleta, que carece de experiencia, de fuerza, no articula bien, sus ideas se revuelven, se traba, se enreda…

Lo cierto es que Felipe Calderón aventó a su querida esposa al ruedo sola y sin capote, pensando  que por ser mujer, por haber sido “tan valiente” de salirse del PAN para competir de manera “independiente” obtendría por lo menos el voto femenino, pero al ver su lamentable y solitaria campaña, al verla sola en la plaza, sin gente y hasta sin toro, decide que deben retirarse…

Esto beneficiará a José Antonio Meade… Algunos puntos conseguirá sumar, así tendrá la coartada perfecta para acercarse al segundo lugar, después se retirará El Bronco para regalarle otros puntitos al desesperado y exangüe PRI…

Ahora Margarita Esther Zavala Gómez del Campo, representa una moneda electoral ¿en beneficio de quién? ¿De Meade? ¿Anaya?

 

En estos tiempos tan difíciles, cualquier centavo sirve….