martes 14 de agosto de 2018 | 03:12
Columnas

Percepciones. Cuando se vayan

@ftijerin jue 19 abr 2018 08:08
Y mientras  Nuevo León se cae a pedazos,
Y mientras Nuevo León se cae a pedazos,
Foto propiedad de: Internet

“Para destruir las malas prácticas, la ley es mucho menos útil que los esfuerzos individuales” Ángel Ganivet

  La edad te permite desechar con facilidad las cosas poco relevantes y enfocarte en lo que verdaderamente te resulta de utilidad, aprendiendo así el valor de las cosas, las personas y las instituciones.

Cada mañana al despertar doy gracias por muchas cosas, pero entre ellas hay un asunto especial: agradezco que falte un día menos para que concluya su gestión la que sin duda pasará a ser la peor legislatura de todos los tiempos en el Estado de Nuevo León y sus diputados los más irrelevantes, inútiles, inodoros, incoloros e insípidos de cuantos hayan colocado sus posaderas en las curules del recinto.

Dedico algunos minutos (no muchos, seré sincero) a dirimir entre el miedo que me causa saber que algunos de ellos buscan la reelección y la posibilidad de que una vez renovado el Congreso no tenga mucho tema para escribir al toparme con buenos diputados que se dediquen a buscar el bienestar de los nuevoleoneses; pero bueno, no puedo predecir el futuro, aunque con los candidatos que hasta ahora he visto puedo adelantar que tendremos más de lo mismo.

Pues bien, ayer de nueva cuenta la fracción del PRI nos obsequió otra de sus célebres aportaciones a través del diputado José Luis Garza Ochoa quien subió a la tribuna a proponer que los municipios puedan realizar un padrón de lotes baldíos y casas abandonadas.

Estoy seguro que usted y yo, simples mortales palurdos, lelos y poco entendidos, jamás habríamos caído en cuenta de que para que los Municipios puedan realizar tan arriesgada labor deben tener un acuerdo previo del Congreso.

Y lo mejor de todo es que la propuesta del diputado Garza Ochoa se votó a favor ¡Por unanimidad!

Dijo también que  “Con esto estamos buscando reducir los índices, es decir, los ayuntamientos tendrán la facultad de requerirlos, primero hacer un padrón, y ya una vez que se tenga identificado qué lotes o qué predios son, buscar quién es el propietario, y así mismo requerirlos”.

Lo que el legislador no explicó es lo que procederá una vez requeridos los dueños de esas propiedades. ¿Obligar a los dueños de los baldíos a limpiarlos y cercarlos? Eso ya está previsto en los reglamentos… ¿qué harán con las propiedades en litigio por intestados que abundan? ¿Qué sucederá con quienes no tienen recursos para dar mantenimiento a esas viejas casonas?

Y mientras  Nuevo León se cae a pedazos, inseguro, con falta de oportunidades, exigiendo empleos y educación, salud y apoyos a los más desprotegidos, nuestros diputados dedican sus mejores esfuerzos a buscar la manera de que los municipios gasten dinero, tiempo y recursos humanos en requerir a los dueños de lotes baldíos y casas abandonadas.

¿De qué diantres voy a escribir cuando se vayan?

[email protected]