miércoles 15 de agosto de 2018 | 08:19
Columnas

Debate 2018: Slim se mete en las elecciones

@jlca007 jue 19 abr 2018 21:43
Slim... en apoyo al Nuevo Aeropuerto
Slim... en apoyo al Nuevo Aeropuerto
Foto propiedad de: Internet

 

Con la insólita conferencia de prensa, tanto por su contenido como por su duración, que ofreció el empresario Carlos Slim, propietario de Telmex y Grupo Carso, en donde, se pronunció a favor de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México; y en contra de que el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador amenace con cancelarla en caso de ganar las elecciones, metió al magnate mexicano regularmente lejano a la política, de lleno en el proceso electoral 2018.

El Primer Debate Presidencial se llevará a cabo el próximo domingo 22 de abril, a las 20:00 horas, en el Palacio de Minería ubicado en el primer cuadro de la Ciudad de México.

Con la finalidad de modernizar el formato de los debates presidenciales y marcar una diferencia respecto a la manera en que se han realizado, en esta ocasión se dividirá en dos segmentos: en el primero, se privilegiará la interacción entre los moderadores y los candidatos; mientras que durante la segunda parte, la interacción discurrirá entre los candidatos.

Asimismo, en esta ocasión se designaron como moderadores del primer debate a los siguientes comunicadores: Azucena Uresti, conductora estelar de Milenio; Denise Maerker, titular del noticiero estrella de Televisa; y Sergio Sarmiento, periodista emblemático de TV Azteca.

Los temas que deberán abordar los candidatos en este primer encuentro son: seguridad pública y violencia, combate a la corrupción e impunidad y democracia, pluralismo y grupos en situación de vulnerabilidad.

Ahora analicemos quien tiene más posibilidades de ganar, según los siguientes elementos:

El debatiente debe saber utilizar en su momento todos los tonos de agresividad, en este punto, los dos candidatos más agresivos seguramente serán los independientes: Margarita Zavala y Jaime Rodríguez “El Bronco”.

El segundo se ha caracterizado por ser más agresivo en su hora de hablar, sobre todo porque se escuda en su origen norteño, en donde todos son más francos al expresarse. Además, el candidato recién incorporado a la campaña en realidad no tiene nada que perder, así que seguramente echará la carne al asador.

El tercer elemento, es el sarcasmo, el cual puede resultar en un riesgo depende de cómo se utilice, en este punto, el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien tiene todas las de perder. Ya que a veces abusa del sarcasmo y lo hace con muy mala puntería.

Uno de los elementos en donde el candidato priista, José Antonio Meade Kuribreña podría resultar vencedor es al momento de mostrarse informado, ya que esto podría definir el éxito o el fracaso de un debatiente. Aquí quien también cuenta con elementos para destacar es el aspirante panista Ricardo Anaya.

En este punto es donde seguramente caerá derrotado AMLO, ya que siempre ha carecido de rápida respuesta.

 

Los favoritos:

El gran favorito indiscutible para ganar es Ricardo Anaya, quien ya ha demostrado su gran capacidad para debatir en diversas ocasiones.

El segundo lugar, debido a su consistencia y facilidad para hablar, sería para José Antonio Meade.

En tercer lugar, Andrés Manuel López Obrador que en ocasiones se pasa de bromista, además divaga tanto que se pierde entre sus ideas, el problema aquí seria que cayera en provocaciones y diera alguna declaración peligrosa.

 

En cuarto lugar, y sólo porque seguramente dará el show y divertirá a la escasa audiencia, será para “El Bronco”.

En quinto lugar, Margarita Zavala, quien seguramente ni pintara, ya que carece de carisma, pues es plana y cuadrada, y genera pocas simpatías.

De cualquier forma, será muy difícil que el resultado de este debate afecte las preferencias electorales.

EN  TIEMPO REAL

1.- En respuesta a la cancelación por parte del Consejo Coordinador Empresarial de las mesas para analizar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Chapingo, se llevó a cabo el primer diálogo nacional sobre el tema, en donde investigadores y organizaciones sociales exigieron su cancelación.

Durante la conversación los especialistas exigieron la cancelación inmediata del proyecto aeroportuario y demandaron la implementación de un proyecto de corrección de todos los daños ocasionados hasta la fecha por la construcción del NAICM.

2.- En nada se compara el costo de la renta de la avioneta que usó Andrés Manuel López Obrador hace algunos días, a lo que se gastó el panista Ricardo Anaya Cortés en sus viajes a Atlanta durante casi 2 años, es lo mismo con el uso de aviones oficiales por parte de José Antonio Meade acompañador del empresario Carlos Sin, o los viajes en avión de lujo de Enrique Ochoa a Morelia para jugar golf.

En el último caso, fue el ex presidente municipal de Tepalcatepec, Guillermo Valencia, quien exhibió los lujosos viajes que realiza Enrique Ochoa Reza, dirigente del PRI a Morelia con la finalidad de jugar golf en “el exclusivo club Altozano”, pasatiempo que llegó a realizar cada ocho días.

3.- Con el pretexto de las campañas presidenciales, se pretende alinear a la UNAM con el proyecto político de Andrés Manuel López Obrador y Claudia Sheinbaum, sin embargo, el apoyo es simbólico, porqué la institución es plural por naturaleza y nadie, ni el rector Enrique Graue, puede orientar a la comunidad hacia ningún candidato de manera mayoritaria y mucho menos unánime.

Lo que el grupo de Juan Ramón de la Fuente busca es purgar a la institución de cualquier grupo que pueda amenazar su supremacía de casi 20 años al frente de la institución. Ocurrió con Sergio Alcocer, ingeniero y destacado universitario a quien desprestigiaron y descarrilaron acusándolo de ser el candidato del gobierno peñista.