lunes 23 de abril de 2018 | 10:17
Columnas

Parálisis Política. Margarita beneficiaría a 45 millones, MORENA afectaría a 53 millones

@ismjcpa lun 16 abr 2018 18:46
Margarita Zavala pretende beneficiar aproximadamente a 45 millones de personas al no cobrarle el ISR.
Margarita Zavala pretende beneficiar aproximadamente a 45 millones de personas al no cobrarle el ISR.
Foto propiedad de: Internet

 

De acuerdo a cifras del INEGI hay 52 millones de personas empleadas en el país, de esos aproximadamente son 45 millones de personas las que ganan menos de 15 mil pesos al mes, punto de partida de la propuesta económica de Margarita Zavala.

Por otro lado de acuerdo a registros del seguro popular, son 53 millones de personas las que se ven beneficiadas por este seguro, 4 millones más que al inicio de la administración del presidente Peña Nieto, esto de acuerdo al Coneval, el acceso y uso efectivo a la salud se refiere a la posibilidad de obtener atención en médica cuando se requiere y que ésta sea independiente de características como el ingreso, el lugar de residencia, la condición laboral o la pertenencia a un grupo étnico o minoría.

Por un lado, Margarita Zavala pretende beneficiar aproximadamente a 45 millones de personas al no cobrarle el ISR. De acuerdo a cifras del INEGI el mexicano en promedio gana 8 mil seiscientos pesos mensuales, esto representaría en impuestos aproximadamente $1000.00 pesos mensuales, que en promedio a 45 millones de trabajadores les dejarían de cobrar, visto de otra forma esto representa el incremento en salario de 33 pesos diarios en promedio, bastante representativo cuando el incremento al salario mínimo regularmente no va más de 5 pesos diarios.

Se va a terminar esa demagogia del seguro popular, que ni es seguro ni es popular, así se expresó el pastor en un mitin anunciando la cancelación del seguro popular. 53 millones de personas se verían afectadas por esta decisión en caso de que MORENA gane la presidencia de la república, este comentario lo hizo basado en las irregularidades como las que se han dado por actos de corrupción, como los de Javier Duarte en Veracruz, por la falta de medicamentos, situaciones que han hecho de manifiesto la deficiencia operacional del seguro popular.

Pero no solo en el seguro popular hay deficiencias, también las hay en el IMSS o en el ISSSTE, en los propios sistemas de salud del DF cuando el pastor fue gobernador estaban las deficiencias. Antes que cancelar hay que arreglar, hay millones de personas que, con todas esas carencias, es la única oportunidad que tienen de atención médica y lo utilizan, millones de personas que no tienen accesos al IMSS o al ISSSTE.

La atención en salud que se brinda con la póliza del “seguro popular” es proporcionada por los Centros de Salud y Hospitales de los Servicios Estatales de Salud y, de ser el caso por la red de hospitales federales.

Se asigna un centro de salud en donde reciben las consultas médicas y, de ser el caso, ser referido a un hospital.

El Seguro Popular cubre intervenciones, medicamentos, estudios o análisis de laboratorio y de gabinete, incluidos en el Catálogo Universal de Servicios de Salud (CAUSES), así como lo considerado en el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos (FPGC) y en el Seguro Médico Siglo XXI (SMSXXI).

El pastor critica el seguro popular y así mismo exige a los funcionarios del gobierno para que se atiendan en las clínicas de salud públicas, sin embargo, cuando él tuvo la mala fortuna de requerir servicios de salud, fue al hospital Médica Sur, donde se le atendió de un infarto, claro que la cuota de casi dos millones de pesos por cinco días de estancia, fue pagada por el pueblo.

Habrá muchos que dirán pagaríamos eso y más, sin embargo, no es el caso, el asunto es que el pastor por necesidad tuvo que utilizar los servicios de un hospital elite, donde solo son atendidas personas de muy altos recursos y, 53 millones de personas tienen la necesidad del seguro popular y el pastor les quiere cancelar ese seguro. No sería raro que su ocurrencia esté relacionada con alguna de sus propuestas de fantasía, por ejemplo, donde prometa que 53 millones de personas del seguro popular tendrán derecho a utilizar hospitales como  Médica Sur, ok no está mal, pero entonces ¿privatizaría los servicios de salud?

Mientras que Margarita Zavala está proponiendo beneficiar aproximadamente a 40 millones de trabajadores a través de la exención del ISR, dinero con el cual los trabajadores podrían incluso adquirir un seguro médico elite, por otro lado, Manuel Andrés López Obrador pretende cancelarles su seguro médico a 53 millones de personas, además de que les cobrará vía impuestos los más de 648 mil millones de pesos para regalarlos en su programa ninis, durante su sexenio.

 

Don Julio, hablemos de política