domingo 21 de octubre de 2018 | 11:40
Columnas

Leo, oraculus y el montón

@ruizjosejaime lun 16 abr 2018 18:39
Leo Zuckermann
Leo Zuckermann
Foto propiedad de: Internet

Las elecciones no sólo disminuyen a los candidatos, los desnudan; también disminuyen a comentaristas, analistas y demás seres que habitamos en el cuadrante de noventa días intensos. En este 2018 no entiendo a ese gran intelectual menor llamado Leo Zuckermann: “Haciendo un análisis frío de los números, creo que la única manera de ganarle a López Obrador es si sus adversarios se ponen de acuerdo y suman esfuerzos para bajarlo del Olimpo en el que actualmente se encuentra”.

El modelo poll of polls de oraculus.mx es una de las grandes mentiras de estas elecciones. Se sustenta en la numerología del cuchareo y, a estas alturas, es irrelevante. ¿Para qué saber quién es el segundo, el tercero, el cuarto, cuando ya se asume como inevitable, irreversible, inminente, la victoria de Andrés Manuel López Obrador? A menos de que exista una ganancia económica para Leo y sus socios. Sus negocios son sus negocios.

Hay que divertirse con la imaginación política de los comentaristas y su propensión a convertir la aritmética en ecuación imposible. El oráculo es destino, no accidente, y se vierten conclusiones de risa. Repito:

“Haciendo un análisis frío de los números, creo que la única manera de ganarle a López Obrador es si sus adversarios se ponen de acuerdo y suman esfuerzos para bajarlo del Olimpo en el que actualmente se encuentra. Aunque suene tautológico, AMLO va ganando por la división de los otros tres candidatos (no incluyo a El Bronco porque no tenemos números de dónde se encuentra ahora que volvieron a encartarlo en la boleta).”

¿Y cuál es la solución? Misterio. Leo no lo dice, sólo dice que le echen montón a Andrés Manuel.

 

La boleta existe, los candidatos existen. El Bronco es un porro. Margarita Zavala se deshoja. José Antonio Meade es sincero, pero un cero. ¿Todos Unidos Contra AMLO? Sí, pero, ¿por quién declinarán?

“López Obrador tiene el 43% de las intenciones de voto. La suma de Anaya, Meade y Margarita es de 57%. Si se unieran los tres candidatos, le ganarían a AMLO. Mientras sigan peleándose entre ellos, no hay manera de hacerlo. Lo que aquí se requiere es un TUCAMLO —‘Todos Unidos Contra AMLO’— para hacerle mella a la gran ventaja que trae el tabasqueño.”

Diversión total. ¿Cómo sumar a Margarita con Anaya o al revés? ¿Cómo adicionar a Anaya con Meade o viceversa? Sus diferencias abismales los detienen. Anaya no entra en ninguna ecuación. Margarita y Meade sí lo pueden hacer, los números, sin embargo, los derrotan.

 

Terminemos con la diversión aritmética de Leo y sus predicciones fútiles. Lo importante es la presencia invasiva de Carlos Slim en la campaña. Por lo demás, Zuckermann debiera leer más a Plauto que a Sófocles. Regularmente en la vida los números engañan.