martes 18 de septiembre de 2018 | 01:27
Columnas

Código Alfa: La delgada línea roja en Siria y la probabilidad de un conflicto mundial

@edwardsol lun 16 abr 2018 14:15
 Siria queda en medio de lo que podría ser un conflicto bélico de proporciones globales
Siria queda en medio de lo que podría ser un conflicto bélico de proporciones globales
Foto propiedad de: Internet

El ser humano se rige por códigos, ética, moral y normas para tomar decisiones, pero principalmente por lo que su egoísmo le dicta, de esta manera un tipo con poder y estoy hablando de políticos de alto nivel o empresarios millonarios, pueden desatar un conflicto por el simple hecho de demostrar que están en lo correcto sin medir las consecuencias o sin importarles las bajas humanas porque para ellos son más importantes sus ideales que los seres humanos. Digamos que el párrafo anterior describe a muchos mandatarios que han tomado decisiones que desatan conflictos bélicos sin importarles los daños colaterales como Felipe Calderón en México con su famosa “guerra contra el narco”, donde las cifras por asesinatos dolosos entre cárteles de la droga y población civil que se encuentran a su paso ha llegado a cientos de miles de muertes.

Siria y el concepto de democracia y libertad

Para los norteamericanos el concepto de libertad y democracia, es totalmente diferente para la mayoría de los países de América Latina, Asia y África donde hemos tenido gobiernos e instituciones que han controlado el poder vendiéndole o engañando a la población con la idea de que vivimos en una “democracia” cuando en realidad el sistema de partidos y los poderes están al servicio de la clase política y no del pueblo, ya que sirven para que la cleptocracia se apodere del dinero sin buscar beneficios reales para la población de manera macro y micro económicas.

Para los gringos la democracia es diferente, su libertad reside en sentir que controlan al planeta y por lo tanto sus dirigentes que son elegidos por “el pueblo” no pueden generar conflictos internos ni apoderarse del dinero de los contribuyentes,  pero sí pueden imponer su forma de vida o “american way of life” imponiendo su sistema en países que no lo tienen y quizá ni lo quieren.

Para los rusos la democracia es diferente, ya que durante cientos de años han vivido bajo el concepto de los grandes zares que todo lo controlan y Vladimir Putin representa al zar moderno con las adecuaciones y estándares demócratas actuales.

Para Siria el concepto de democracia simplemente no existe ya que cognitivamente el pueblo está acostumbrado a ser dirigido por un dictador que impone su voluntad como es el caso de Corea del Norte y Venezuela.

Conflicto mundial

Rusia ha tenido durante la historia una relación mucho más estrecha con los sirios que los Estados Unidos, ya que su cercanía por obvias razones los ha llevado a intercambios comerciales desde hace mucho cientos de años mientras que el expansionismo gringo en aquella zona del planeta tiene menos de cien años.

Los rusos entienden la manera de pensar del pueblo Sirio, son más afines a líderes absolutos y perpetuos, han sido aliados durante mucho tiempo y es por eso que hoy existe una delgada línea roja por el conflicto político, para los Estados Unidos “imponer” la democracia es prioridad mientras que para los rusos que tiene un concepto diferente no es tan importante.

Siria queda en medio de lo que podría ser un conflicto bélico de proporciones globales donde el ejército más poderoso del mundo, que es el norteamericano junto a sus aliados, están teniendo roces con el segundo más poderoso que es el ruso.

Los rusos no se han pronunciado a favor de Bashar al-Asad a quien desde la Casa Blanca consideran un tirano, pero tiene una fuerte posición de defensa con misiles anti aéreos en posiciones estratégicas de Siria apoyando a los “civiles”.

La delgada línea roja

Si los norteamericanos y sus aliados por alguna razón atacan los puestos rusos que se encuentran distribuidos por el país, el conflicto mundial será una total realidad.

Y todo porque conciben la democracia y el poder de manera diferente.