lunes 23 de abril de 2018 | 10:28
Columnas

Claroscuro. La histórica popularidad

@deandaalejandro dom 15 abr 2018 18:26
López Mateos , el presidente viajero
López Mateos , el presidente viajero
Foto propiedad de: Internet

                                            

LO CLAROSCURO. ‘¿Viajes o viejas?’, decían los cercanos al presidente, consultaban con aquél el itinerario de la semana, según el estado de ánimo del mandatario.

Así transcurría tras bambalinas la majestuosa vida del presidente mexicano más conocido en el mundo. Adolfo López Mateos.

Ubican algunos historiadores a Lázaro Cárdenas como el mayormente conocido.

Respaldado en su trabajo postrevolucionario en el que tuvo a bien encabezar el conflicto contra las empresas petroleras extranjeras a las que literalmente corría del país y que el grueso de la población apoyaba tal enmienda, acarreando chivos, gallinas, cerdos para solidarizarse con su gobierno en el pago a la indemnización de dichas empresas.

Sin embargo, la política internacional de López Mateos impulsó a México hacia otros estadios.

Además de conseguir un crecimiento económico del 78.7% anual (¡!); conseguir para la base trabajadora el beneficio del aguinaldo como prestación obligatoria; obtener la realización de los Juegos Olímpicos de 1968 en suelo mexicano, también era conocido como el presidente viajero.

En una virtual comparativa con las herramientas de comunicación que hoy cuentan, López Mateos recorrió como presidente prácticamente el mundo entero. De ahí y derivado de su gallardía, picarescamente sus allegados preguntaban ¿viajes o viejas? ¿Qué toca presidente?

A poco tiempo de concluir su mandato, se divorcia de Eva Sámano y contrae nupcias con Angelina Gutiérrez Sadurni, pero un ataque de aneurisma que pone fin a su vida posteriormente, le hace convalecer hasta su fallecimiento junto a su primera esposa. El mandatario mexicano más popular.

¿El contraste? No es otro López.

Es el presidente más popular que han tenido hasta hoy los vecinos de la Unión Americana. Por encima de JFK y la guerra fría y quizá más conocido que el mismísimo George Washington.

Pero popular no necesariamente significa ‘bien visto’. Ese argot referido, le reclama como el mandatario que más conoce el mundo en términos aversivos y apenas lleva un año en la silla.

‘Países de mierda’ (“shithole countries”) les llama Donald Trump a El Salvador, Haití y otros países africanos.

Siria, Irak, Irán, Afganistán, Yemen Libia, Somalia y Sudán son otros de los países en la larga lista de animadversores del magnate mandatario.

Venezuela, Cuba, Guatemala y por supuesto México, se encuentran en esa lista de indeseables para el defensor del ‘orgullo americano’.

La nueva estrategia militar que Trump encabeza con su ataque balístico a Siria, la comparte con sus gobernados con un mensaje al que llama él mismo ‘misión cumplida’. (Sic) “Gracias a Francia y a Reino Unido por su sabiduría y el poderío de sus excelentes militares”.

Un mensaje bastante fuera de lugar, clarificando que Rusia –Putin- califica de “acto de agresión” el ataque a Siria.

El resultado de esas declaraciones puede aumentar el clima de tensión de manera alarmante, al considerar la intromisión del gobierno estadunidense, que no conforme con el lanzamiento de 103 misiles hacia territorio sirio –derribaron 71 con defensa antiaérea-; Trump reprocha a Putin el apoyo al régimen de Bashar Al Assad y señala “Rusia debe decidir si continuará en este camino oscuro o se unirá a las naciones civilizadas como una fuerza de estabilidad y paz”. Vaya loco y ‘popular’…

COLOFÓN: El punto de concordancia con nuestro recordado y popular presidente López Mateos, es que el norteamericano se reconoce como altamente proclive a la belleza femenina. Donde pululan también los viajes... Con esos López… ya fue suficiente.

 

[email protected]

@deandaalejandro