domingo 22 de julio de 2018 | 03:55
Columnas

El PRI y el PAN trabajan a favor de AMLO

@jlca007 jue 15 mar 2018 23:09
Quien en cambio sí sube, aunque sea poco o muy poco, es el tabasqueño.
Quien en cambio sí sube, aunque sea poco o muy poco, es el tabasqueño.
Foto propiedad de: Internet

 

Con los acontecimientos de los últimos días, pareciera que el PRI y el PAN trabajan a favor del candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, sus confrontaciones los hacen lucir desesperados, y en lugar de sentarse a reformular qué es lo que no está funcionando, ajustar las tuercas, quizás cambiar la estrategia y seguir.

Si lo que busca el PRI es debilitar al aspirante del Frente, Ricardo Anaya Cortés, lo está consiguiendo, pero de acuerdo con las encuestas más recientes, esos puntos que pierde el panista, no los está sumando su candidato, José Antonio Meade Kuribreña.

 

Quien en cambio sí sube, aunque sea poco o muy poco, es el tabasqueño.

El show mediático que montó Anaya Cortés a su llegada a la Ciudad de México después de haber estado con la ahora -por cuarta vez- Canciller alemana, Ángela Merkel, fue de pena ajena. Es decir, resulta increíble creer que el PRI contrate a un “grupo de choque” para irlo a esperar al aeropuerto.

Como dice Javier Lozano, ni que fuera el chicharito o alguna de las bandas que tocará el próximo fin de semana en el Festival Vive Latino.

La victimización del queretano está llegando a limites ridículamente dramáticos, y la realidad es que simplemente no le queda.

Es decir, después de todas las operaciones sospechosas que se le han descubierto y que han revelado su onerosa y lujosísima vida en Atlanta, una que sencillamente no podría solventar con sus ingresos como legislador, resulta entonces poco creíble para algunos sectores de la sociedad, el papel de víctima que se empeña en interpretar.

En lugar de montar espectáculos, le sería más útil para su objetivo transparentar dichas operaciones, si es que en realidad no tiene nada que esconder. Por lo pronto, el amparo que protegía a Manuel Barreiro de una orden judicial o la judicialización del caso que se le sigue por la compra de una propiedad de Anaya Cortés, ha sido revocado, así que no les extrañe, si en los próximos días la PGR presenta finalmente una denuncia formal.

Mientras, Anaya y el gobernador de Chihuahua, Javier Corral aprovechan la falta de claridad de los comunicados de la PGR en torno al caso del exmandatario de la entidad, César Duarte Jáquez

Después de que la PGR diera a conocer la exoneración a César Duarte en UNA de las investigaciones que se le siguen, los panistas aprovecharon para asegurar que Duarte había sido exonerado de todos los delitos por los cuales es investigado.  Lo cual es totalmente falso.

Las autoridades procuradoras de justicia, siguen investigando a Duarte Jáquez por once casos, y la ficha roja de la Interpol continúa vigente, así como las ocho ordenes de extradición.

Punto negativo para el PRI y sobre todo para José Antonio Meade, porque les dan armas a sus adversarios para atacarlos, así como a todos aquellos antipriistas, pero también para los incautos que solamente leen los encabezados, ya que la información era poco clara y daba a entender que se había orquestado un caso más de impunidad.

Si continúan así el PRI y el PAN, estarían esforzándose en vano y trabajando para AMLO, quien siempre que puede demuestra lo despreocupado que se encuentra, habla ante los medios con esa desfachatez que sólo se puede obtener gracias al enorme margen de ventaja en las preferencias electorales rumbo al 2018.