jueves 19 de abril de 2018 | 10:54
Columnas

El odio de Vicente Fox hacia AMLO

@erosuamero jue 15 mar 2018 10:44
Es evidente que el exmandatario panista siente un profundo desprecio hacia AMLO
Es evidente que el exmandatario panista siente un profundo desprecio hacia AMLO
Foto propiedad de: Internet

 

 

Hace apenas unos días, el expresidente panista, Vicente Fox, fue nuevamente puesto en el centro de la opinión pública por una publicación que hizo en Twitter, refiriéndose de nueva cuenta al candidato presidencial por MORENA, Andrés Manuel López Obrador. Ya en ocasiones anteriores el exmandatario se había referido al tabasqueño con ataques e insultos relacionados con su gestión como Jefe de Gobierno y con su tercera candidatura a la Presidencia de la República, la diferencia es que esta vez, con un lenguaje bastante vulgar, hizo referencia al mismo personaje que en una ocasión lo acusó públicamente en la Cámara de Diputados de querer despojarlo de sus derechos políticos con un intento frustrado de desafuero

Como se muestra a continuación, con una popular expresión mexicana bastante conocida por todos, el alguna vez distribuidor local de Coca-Cola despotricó contra el candidato sin tapujos:

 

 Uleroooo!! Uleroooo!!! Ulerooooooo!!! https://t.co/DxsK3lYwO0

— Vicente Fox Quesada (@VicenteFoxQue) 12 de marzo de 2018

 

Con la publicación, es innegable que lo que implícitamente quiso decir el señor en sus tres repeticiones del calificativo fue “Culero”. Ante esto, distintos usuarios de dicha red social no tardaron en exponer su inconformidad por la forma de dirigirse del expresidente hacia su eterno enemigo. Y es que no estamos hablando de cualquier ciudadano, hablamos de una figura política que en su momento ostentó el título de héroe nacional por haberle arrebatado el poder al PRI después de más de 70 años, aunque varios años después, resultara ser una tremenda decepción. Afortunadamente, las muestras de desaprobación no se hicieron esperar:

Increíble, pero este señor fue Presidente de México. Que penoso.

— Caroline (@oikosx) 13 de marzo de 2018

Qué corriente eres Vicente, una vergüenza para el país.

— Barbie S (@MDBarbie1) 12 de marzo de 2018

Señor, deje de hacer el ridículo en redes sociales.

Increíble que haya sido Presidente.

— Raúl Alcántara | (@Raul_Alcantara1) 13 de marzo de 2018 (Regeneración, 12/lll/18).

Es importante recordar que no es la primera vez que Vicente Fox habla pestes del candidato presidencial, de hecho, los ataques hacia este datan desde mucho antes de que Peña Nieto tomara las riendas de la Presidencia. Respecto a los mismos, en el año de 2015, por ejemplo, el ex panista aseguró en un entrevista que AMLO había sido el único culpable de que las reformas (como la energética y la laboral) no se hayan implementado a tiempo: “Ese cuate me descompuso todo mi sexenio, descompuso todas las reformas energéticas y más. Ojala alguien le cobre el precio del tiempo que le ha hecho perder al país y de los recursos que nos ha hecho perder a todos los mexicanos en 18 años” (Milenio, 02/VIII/15). Como si la palabra de Andrés Manuel fuera la única autorizada para decidir qué reforma o ley se implementa o no. ¿Qué acaso el Presidente de la República tiene la facultad de aplicar reformas sin previa consulta y legislación de la Cámara de Diputados? Obviamente no, pero o el ex presidente no conoce la llamada “División de poderes”, o si es que la conoce, no se encuentra familiarizado con la diferencia entre las funciones específicas que los legisladores y mandatarios llevan a cabo.

 

Otro ejemplo actual del resentimiento de Fox hacia AMLO se remonta desde el año 2006, cuando el tabasqueño fungía como Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal. De acuerdo a recientes declaraciones del propio Andrés Manuel y del exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, hace poco más de 12 años, el entonces Presidente panista ejerció presión al Secretario de Finanzas del Distrito Federal, Gustavo Ponce Meléndez, para que declarara en contra del también escritor. Esto con la intención de agilizar su desafuero, ya que sin derechos políticos, automáticamente iba a quedar fuera de la carrera presidencial. Como es sabido, López Obrador representaba una verdadera oposición para el candidato del PAN, Felipe Calderón Hinojosa, debido a su buen desempeño como funcionario público en el cargo que se encontraba desempeñando.   

Y así, al ocurrente de Vicente Fox se le han ocurrido otras barbaridades de la misma índole, llegando inclusive a llamarle “Lopitoz” a López Obrador, al momento de asegurar que tanto el Congreso, como el Poder Judicial, la Suprema Corte de Justicia y las instituciones “le valen madre”. Bueno, con decirle a usted, estimado lector, que hasta en una entrevista con la periodista Denise Maerker, Diego Fernández de Cevallos aseguró que el intento de desafuero sí fue impulsado por el propio Fox, y que ante el golpe político que pretendían propinarle, él abogó a su favor para que fuera evitado (según). ¿No que supuestamente estos dos personajes eran amigos? ¿No varias veces el propio Cevallos ha sostenido que si un autoritario como López Obrador llega a la Presidencia sería un retroceso para México? Creo que les hace falta ponerse de acuerdo en sus declaraciones, porque ese cuento del abogado caritativo ya ni el propio Diego se lo cree, a menos que, como es su costumbre, tenga un as bajo la manga para salirse con la suya. Lo importante aquí es que hasta Cevallos no negó que en efecto, la estrategia del desafuero embarra a Fox hasta las narices.

Hasta este punto ya no se puede defender lo indefendible. Es una realidad que para nuestra desgracia, este señor no tenga ningún motivo para mantener su boca cerrada, ya que de ser así, sería lógico que pensaría dos veces antes de pronunciar la cantidad de incoherencias que sostiene orgullosamente. Esto no únicamente refleja el nivel de mediocridad que enarbolan personajes políticos del pasado, sino también la desfachatez de un expresidente que, en pleno periodo de campañas políticas, es capaz de injuriar públicamente a un adversario. ¿Pero por qué se utiliza el calificativo de adversario si ni siquiera se encuentra compitiendo dentro de la contienda electoral? Por la sencilla razón de que, desde hace ya dos sexenios, Vicente Fox resultó ser un títere más del sistema; aquel sistema que en algún momento prometió combatir si llegaba a ser presidente, pero que al final terminó defendiendo hasta el cansancio, arrastrándose moralmente con declaraciones que dan pena ajena. ¡Vaya léxico que te cargas, Vicente, nuestro expresidente del cambio!